Al menos 36 muertos en asalto a casino en Manila, según Policía

Al menos 36 muertos en asalto a casino en Manila, según Policía

54 personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad, durante la estampida tras el ataque.

Ataque en Manila, Filipinas

Miembros de la policía y fuerzas de seguridad aseguran las entradas al complejo Resorts World Manila Hotel and Casino tras el ataque.

Foto:

Rolex de la Pena / EFE

02 de junio 2017 , 02:17 a.m.

Alrededor de 36 personas han perdido la vida asfixiadas durante el asalto a un casino en el sur de Manila perpetrado por un hombre armado, informó la Policía, que calificó previamente el incidente como un robo.

El oficial Tomas Apolinario señaló a los medios que los fallecidos se encontraban entre la segunda y la octava planta del complejo de ocio Resort World Manila, que alberga un hotel, un cine, un casino y una galería comercial, recoge el diario "Inquirer".

El ataque se produjo a medianoche del miércoles cuando un hombre con una carabina M4 entró en la segunda planta del complejo y comenzó a quemar mesas de juego con gasolina, intentar robar fichas del casino y disparar. Al menos 54 personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad, durante la estampida general al escucharse los primeros disparos y por intoxicación de humo, mientras que la Policía confirmó que ninguno fue alcanzado por las balas.

El director General de la Policía, Ronald Dela Rosa, descartó el incidente como acto terrorista y lo calificó de robo, a pesar de que el Estado Islámico (EI) ha reivindicado el asalto.

"Él no disparó a nadie (...) Si fuese un terrorista, sembraría el terror", declaró a los medios Dela Rosa. El cadáver calcinado del sospechoso fue hallado en la quinta planta del hotel.

La Policía asegura que el presunto responsable se atrincheró en la habitación 501, se envolvió en sábanas rociadas de gasolina y se prendido fuego a sí mismo, en lo que ha sido catalogado como suicidio. Conforme a la versión oficial, el móvil del asalto era hacerse con un botín de 130 millones de pesos filipinos (unos 2,6 millones de dólares o 2,3 millones de euros) en fichas del casino.

Las autoridades han reforzado la seguridad del aeropuerto internacional Ninoy Aquino, cercano al casino asaltado, el palacio de Malacañang, embajadas y ministerios, entre otros emplazamientos de la capital filipina.

El presidente estadounidense Donald Trump manifestó en Washington su tristeza y sus condolencias por las víctimas de lo que calificó de ataque "terrorista".

"Es verdaderamente muy triste lo que está pasando en todo el mundo con el terrorismo. Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados", lamentó Trump en la Casa Blanca, antes de anunciar la salida de Estados Unidos del acuerdo de París sobre el clima.

Aterrorizados

Los testimonios incluso hacían referencia al grupo yihadista.

"Estaba por regresar al segundo piso cuando vi gente corriendo. Algunos huéspedes del hotel dijeron que alguien había gritado 'ISIS' (Estado Islámico)", dijo a la radio DZMM Maricel Navarro, una empleada del complejo.

"Los huéspedes gritaban. Nos fuimos al sótano y nos escondimos. La gente gritaba, los clientes y los empleados estaban aterrorizados", dijo Navarro.

"Cuando sentimos humo decidimos ir hacia la salida, en el estacionamiento. Desde ahí pudimos salir. Pero antes de salir escuchamos dos disparos y había mucho humo en la planta baja", agregó.

Sin embargo, el jefe de la policía, Oscar Albayalde, insistió en que se trata de un caso de delincuencia. Además, dijo que el agresor probablemente era un extranjero..

"Es simplemente un robo y lo más probable es que lo haya perpetrado un demente", dijo a la prensa apostada fuera del casino.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, decretó la semana pasada la ley marcial para la región meridional de Mindanao para enfrentar a los combatientes que declararon afinidad a la organización yihadista Estado Islámico y se enfrentan a las fuerzas de seguridad en Marawi.

En esta región, que se extiende sobre un tercio del territorio filipino, vive el 20 % de los más de cien millones de habitantes del archipiélago.

Las fuerzas de seguridad continúan combatiendo en Marawi. Los enfrentamientos dejaron al menos 171 muertos.

Duterte advirtió la semana pasada que podría decretar la ley marcial en todo el territorio filipino si la amenaza yihadista se ampliaba.

EFE y AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA