Niños rescatados de cueva en Tailandia están en cuarentena

Niños rescatados de cueva en Tailandia están en cuarentena

Tras 17 días atrapados, los 12 menores y su entrenador de fútbol fueron evacuados en su totalidad.

Tailandia

Funcionarios del Ministerio de Salud Pública de Tailandia y el director del hospital a donde llevaron a los niños rescatados de la cueva, hablan sobre los cuidados que les brindan.

Foto:

Efe

10 de julio 2018 , 08:47 p.m.

Los 12 niños, de entre 11 y 16 años, atrapados por más de dos semanas en lo profundo de un complejo de cuevas inundado en Tailandia, y que fueron rescatados este lunes en su totalidad, están en “buen estado de salud”, pero permanecerán en cuarentena para evitar infecciones, según funcionarios médicos.

Los menores, que lograron ser evacuados de la cavidad junto con su entrenador, de 25 años, estarán internados una semana para someterse a exámenes médicos.

Los jugadores del equipo de fútbol Jabalíes Salvajes y su entrenador quedaron atrapados el 23 de junio, cuando exploraban el vasto complejo de cuevas Tham Luang en la provincia de Chiang Rai, en el norte de Tailandia. Una tormenta en medio de la temporada de monzones inundó repentinamente sus túneles.

“No estamos seguros de si esto es un milagro, ciencia o qué. Los trece ‘jabalíes salvajes’ están ahora fuera de la cueva”, manifestó la unidad Seal de la Marina tailandesa, que lideró el operativo de rescate, y agregó en su página oficial de Facebook que todos estaban a salvo.

Buzos británicos hallaron el lunes de la semana pasada a los 13, hambrientos y acurrucados en la oscuridad de una cámara parcialmente inundada y llena de barro, cuatro kilómetros al interior del complejo.

Tailandia

Uno de los últimos niños que permanecían atrapados en la cueva Tham Luang es evacuado en ambulancia tras su rescate, en el norte de Tailandia.

Foto:

Efe

Tras el descubrimiento, los socorristas revisaron desesperadamente todas las opciones posibles, desde cavar túneles desde la montaña hasta hacerles esperar bajo tierra durante semanas el fin de la época del monzón, pero frente a la amenaza de nuevas lluvias y de una bajada de los niveles de oxígeno en la cámara en la que estaba refugiado el grupo, las autoridades decidieron el domingo jugarse el todo por el todo e iniciar la evacuación.

Así arrancó el operativo de rescate y ese mismo día cuatro de los niños fueron sacados de las cuevas. Otros cuatro fueron rescatados el lunes y los últimos cuatro junto con su entrenador salieron el martes a la superficie.

No estamos seguros de si esto es un milagro, ciencia o qué. Los trece ‘jabalíes salvajes’ están ahora fuera de la cueva.

El grupo tuvo que aprender a bucear en cuestión de días, una tarea difícil si se tiene en cuenta que muchos no sabían nadar.

Dos buzos, uno delante y otro detrás, acompañaron a cada uno de ellos por un laberinto de galerías parcialmente inundadas, con desniveles y visibilidad nula.

Además, cada rescatado usó una máscara que le cubría la cara para poder respirar fácilmente y le permitía hablar con los buzos, quienes indicaron qué hacer.

El grupo siguió una cuerda guía y una parte del trayecto fue bajo el agua.

Después, los niños fueron sacados del complejo en camillas y llevados en ambulancia y helicóptero, en medio de aplausos espontáneos, hacia el hospital.

Los ocho rescatados el domingo y el lunes gozaban de buena salud en general y algunos pidieron pan de chocolate para desayunar.

Dos de ellos, que mostraban síntomas de neumonía, recibieron antibióticos y están en “estado normal”.

Las celebraciones por el éxito del rescate estaban teñidas de tristeza por la pérdida de un exbuzo de la Armada tailandesa que murió el viernes durante una misión de reabastecimiento dentro de la cueva.

“Quiero agradecerle mucho al entrenador por ayudar a los niños a sobrevivir todo este tiempo”, dijo una mujer de Chiang Rai con los ojos llenos de lágrimas.

El jefe del operativo de rescate, Narongsak Osottanakorn, habló con periodistas al final de la misión de 17 días, en una conferencia de prensa que se inició con aplausos a su llegada.

Confirmó además que un médico y todos los buzos de Seal que participaron del rescate también salieron a salvo de la cueva. “Nadie pensaba que podíamos hacerlo. Fue una primicia mundial”, dijo Osottanakorn. “Fue una ‘Misión Posible’ para el equipo de Tailandia”, agregó.

“Los héroes esta vez son personas de todo el mundo”, señaló Osottanakorn, refiriéndose al equipo internacional que ayudó en el operativo. “Esta misión fue exitosa porque teníamos poder. El poder del amor. Todos se lo enviaron a los 13”, añadió.

Tailandia

Rescatistas trabajan en las labores para sacar a los niños que faltan y su entrenador de la cueva donde estaban atrapados.

Foto:

Reuters

Voluntarios desde Australia hasta EE. UU. ayudaron en los esfuerzos para salvar a los niños, así como también personal militar estadounidense.

Las autoridades informaron que los detalles del operativo de rescate serían revelados este miércoles y no confirmaron la identidad de los niños mientras los iban rescatando por respeto a las familias cuyos hijos aún estaban atrapados.

Pero a los padres de los primeros cuatro chicos liberados se les permitió verlos a través de una ventana del hospital.

CHIANG RAI / REUTERS, AFP Y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.