Así es el mundo de las redes sociales en China

Así es el mundo de las redes sociales en China

No hay Facebook ni Twitter, pero tienen todo un ecosistema que los reemplaza.

Redes sociales en China

Un joven desbloquea su bicicleta con Wechat.

Foto:

Rafael Quintero / EL TIEMPO

17 de octubre 2017 , 01:24 a.m.

Si eres de occidente, el choque será muy fuerte. Una vez aterrizas lo notas. Claro. Hay wifi gratis en cada esquina. Pero no. No podrás postear en Facebook la foto de tu llegada. Tampoco presumirla por WhatsApp. ¿Trinarla? Ni lo pienses (por ahora). Bienvenido a China. La intranet más grande de todo el planeta.

Acá, para quien llega por primera vez, todo es un cambio, un descubrimiento diario que requiere apertura de mente. Horarios, idioma, cultura, comida. Y la vida social digital no es ajena a eso. Acá no son populares, ni de lejos, WhatsApp, Facebook, Twitter, ni ninguna de las redes sociales que conocemos comúnmente. Más complejo aún, Google tampoco opera en este país.

Hay en ello razones de estado: el internet en China está controlado por el Gobierno, en cabeza del Partido Comunista Chino, que argumenta razones de seguridad estatal para evitar, a través de diferentes leyes, la entrada de contenidos que puedan ser 'hostiles' o peligrosos para la estabilidad política de sistema.

Por eso se ha implementado lo que medios de occidente han llamado 'el Gran Cortafuegos Chino' (en alusión a La Gran Muralla) y que oficialmente es llamado 'Proyecto escudo durado'. Un sistema que bloquea páginas, contenidos y hasta palabras de búsqueda que puedan ser consideradas peligrosas, como 'pornografía', por ejemplo. O 'musulmán', 'rebelión' o 'primavera árabe', entre muchísimas otras.

Este tipo de control llevó a que Google, por ejemplo, decidiera salir de China argumentando que se viola la libertad de expresión y a que Facebook y Twitter sean meras sombras para los habitantes del país.

De hecho, parecen no necesitarlas. Su 'ecosistema digital', hablando de redes sociales, es amplio y suple las necesidades de la población, que son exactamente las mismas de cualquier usuario de redes. Comunicarse, postear fotos, comentarlas, buscar información, etcétera.

Es, por decirlo de alguna forma y simplificando el tema al máximo, una intranet gigantesca con 'versiones chinas' de los servicios que todos conocemos. "Muchos no conocen Facebook. No les interesa. De hecho, tienen cuentas en esa red, pero no las usan. Sencillamente no les interesa", señaló una periodista latinoamericana que está viviendo en Beijing, la capital china, desde hace cinco meses.

¿Tienen cuentas en Facebook? ¿Pero en qué quedamos? ¿pueden acceder o no? ¿No estaban censuradas estas páginas en el país?

La respuesta es 'sí, pero no'. Como siempre sucede en el mundo digital, hay atajos y trucos simples para abrir una pequeña brecha en el Gran Cortafuegos Chino. El más común es instalar un VPN (Red Privada Virtual, por sus siglas en inglés). Hay cientos de aplicaciones, muchas con versión gratuita, que se instalan en cualquier dispositivo y dan acceso inmediato a todos los contenidos 'vedados' en el país.

De esta forma se puede navegar por Google, chatear por WhatsApp o tuitear. Eso si, se debe tener paciencia, porque muchas son inestables y pueden dejar de funcionar. 

Wechat, el gigante que hace de todo

'Socialismo con características chinas'. Así definen las autoridades del país el sistema político que los rige y sobre el que se basan para la apertura económica que están viviendo y que ha permitido convertir, en 30 años y amén de las polémicas que suscita el régimen, pequeños pueblos de pescadores en megápolis del primer mundo.

En digital sucede algo parecido. Cada aplicación occidental, tiene su par en China. Y hasta la mejora con creces.

El rey indiscutido es Wechat. Una aplicación que mezcla lo mejor de dos mundos: las charlas, los grupos y las videollamadas de WhatsApp con la capacidad de compartir imágenes, comentarlas y conocer nuevos amigos de Facebook.

Wechat

Wechat mezcla las charlas, los grupos y las videollamadas con la capacidad de compartir imágenes, comentarlas y conocer nuevos amigos de Facebook.

Foto:

Captura de pantalla

Disponible en más de 20 idiomas y con 900 millones de usuarios en todo el mundo, esta 'app' hace todo lo que nosotros haríamos comúnmente con tres o más. No solo permite conversar e interactuar.

En ella se pueden hacer domicilios y pagar compras, gracias a que cada usuario tiene un código QR que lo identifica. Con ese código y vinculando Wechat a una cuenta bancaria, no se requiere tener efectivo o usar tarjeta de crédito.

De hecho, en China existen programas de bicicletas gratuitas para la gente. Están por todas partes. Es fácil verlas acumuladas cerca a puentes o en andenes, particularmente de lugares con hoteles cerca. Y para acceder a ellas también se usa Wechat. Basta abrir a aplicación y leer el código QR que tiene la 'bici'. El sistema descuenta un Yuan (0,15 dólares) por hora o fracción y desbloquea el vehículo para su uso.

También es todo un ecosistema de servicios. A través de los 'miniprogramas' se pueden buscar desde tiendas cercanas hasta lecciones a domicilio de chino. Son extensiones que se instalan en la 'app' para acceder a muchísimas funciones.

Y para descubirir nuevas personas está la función 'shake'. Una particular forma de encontrar usuarios. Lo que se hace es sacudir el teléfono (al hacerlo suena como una caja de chicles) y de inmediato aparece alguien que también haya sacudido el dispositivo, al mismo tiempo, en cualquier parte del mundo.

En Colombia se puede descargar y usar. Basta buscarla en la appstore. Pero claro, algunas funcionalidades, como los miniprogramas, funcionan exclusivamente en China.

El resto del ecosistema

El equivalente para Google en China es Baidoo. Un motor de búsqueda que además tiene una particularidad interesante: permite la descarga de archivos de audio (mp3, wma, etc.), algo que en nuestros países es considerado piratería.

De hecho, no han sido pocas las disputas legales entre el motor de búsqueda y empresas como EMI, Universal y Warner. Hasta ahora, todas ganadas por la firma tecnológica.

Youku

Youku, un reproductor de videos en China.

Foto:

Captura de pantalla

¿YouTube? No. Para eso está Youku. Que es prácticamente igual, pero en chino. De hecho se pueden buscar contenidos en inglés. En mi caso, encontré algunos videos de la banda sueca de rock 'Diablo Swing Orchestra'. Prácticamente los mismos de YouTube. Obviamente, los contenidos están enfocados al público del gigante asiático.

Es tan completo el ecosistema que hasta un buscador de citas hay. Y es prácticamente idéntico a Tinder. Se llama 'Tantan' y te muestra a las personas con las que puedes hacer 'match' de acuerdo con tus intereses y a la cercanía geográfica. Algo interesante: por defecto, el primer criterio que aparece en tu perfil y en el de tu 'posible pareja', es el signo del zodiaco.

De hecho, cuando hay coincidencia, te recuerda que, siendo tauro, hay buenas posibilidades porque tu 'match' es una sagitario. Vaya uno a saber.

Tantan

Tantan, el buscador de citas en China.

Foto:

Captura de pantalla

¿Qué instalar si viaja?

Si usted viaja a China por primera vez, quizá le sean útiles estas sencillas recomendaciones para vivir entre los dos mundos de las redes sociales.

- Instale Wechat y procure que sus contactos más importantes lo hagan. Si la tienen, tendrá comunicación sin traumatismos en todo momento. A través de Wechat conversará, hará videollamadas y compartirá archivos. Haga la instalación antes de viajar, en especial si tiene un dispositivo con sistema operativo Android. Recuerde que en China no le funcionará la tienda Google Play.

- Instale una app de VPN. Hay gratuitas y de pago. ¿Cuál es la diferencia? Su fiabilidad y seguridad frente a la transmisión de datos. Una búsqueda en su tienda de aplicaciones con la palabra VPN bastará. Instale 2 o 3, y al llegar, tendrá que ensayarlas hasta saber cuál funciona mejor. No hay certeza al respecto.

- Wi fi gratis. En parques, restaurantes y hoteles hay redes de wifi libre. Como forma de autenticación la mayoría pide que el usuario tenga cuenta de Wechat.

- La nube. La aplicación One Drive, de Microsoft, al igual que los correos de Hotmail y Outlook funcionan bien sin necesidad de VPN si se trata de compartir archivos y escribir correos.

- Ármese de paciencia. Muchas veces el VPN no va a funcionar. Y no podrá hacer nada. En ocasiones el wifi estará congestionado y será imposible conectarse. Relájese. No es una tragedia estar sin redes sociales en China. Y con el paso de las horas lo entenderá y hasta lo agradecerá. Piense que será una buena oportunidad para sacar su nariz de la pantalla y disfrutar, como debe ser, de un país fascinante. A veces es bueno hacer turismo 'a la antigua' y vivir el momento sin pensar en crear, de inmediato, el recuerdo.

RAFAEL QUINTERO CERÓN
ELTIEMPO.COM
Enviado especial
China

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA