Tres goles, tres puntos y cinco claves del triunfo de Colombia

Tres goles, tres puntos y cinco claves del triunfo de Colombia

La Selección se despertó. Se recuperó de su amargo estreno en el Mundial.

Meluk le cuenta: Al Tigre Falcao ya no le falta el gol mundialistaRadamel Falcao García, agiganta su ya enorme leyenda. Le faltaba un gol en un Mundial y ya no le falta.
Selección Colombia

Mauricio Moreno / CEET

25 de junio 2018 , 08:30 a.m.

1. Pékerman acertó. Al césar lo que es del césar, y a Pékerman lo que es de Pékerman. El DT movió su tablero para despertar el juego de Colombia y acertó con 4 cambios: no sacó a Dávinson, el villano del primer juego, pero lo cambió de perfil y le puso al lado a Mina, y la zaga estuvo sólida. Eligió un volante de experiencia, a Aguilar, y a otro con vehemencia, a Barrios. Y cuando se fue Aguilar, el DT acertó con la dinámica de Mateus Uribe, que si era el jugador ‘12’ –como dijo el DT–, merece el ascenso. También juntó a una dupla estelar en el medio, a James y a Quintero, y con ellos Colombia tuvo talento, claridad y profundidad. A Pékerman la partida le salió impecable.

2. Quintero hizo la diferencia. Cuando Quintero tiene la pelota es como si de sus guayos emanara un polvo mágico que se riega por la cancha, que envuelve la pelota, porque él es capaz de esconderla y hacerla aparecer donde el rival menos la espera, donde sus compañeros aciertan. El pequeño Quintero tuvo la cabeza gigante. Su claridad hizo posible el tránsito hacia cada jugada de ataque, hacia cada gol. Gestó el primero, tocando con James en una combinación de genios, y anticipó el rugido al ‘Tigre’ Falcao, en el segundo. Con Quintero hay profundidad, ideas, magia y elegancia. Aplausos.

3. Tres formas del gol. Hay partidos en los que Colombia se estrella contra muros rivales o contra sus propias debilidades. Sin ingenio, sin posibilidades. Pero ayer despejó el camino. Pesó el juego aéreo ofensivo, en el gol de Mina, que se elevó como un obelisco y desde allá arriba cabeceó. Pesó el juego por el centro con el pase filtrado que del botín de Quintero va como teledirigido al de Falcao. Pesó jugar por los bandas, cuando James lanzó desde la izquierda un pase al medio que hizo ver a los polacos como peones en el piso. Colombia encontró las fórmulas para crear sus goles.

4. La derecha, una zona explosiva. Colombia inclinó la cancha del centro hacia la derecha. Por esa zona se recostaron tres jugadores que son livianos, pero que pesaron quilates: Arias, Cuadrado y Quintero. Ellos se juntaron y crearon. Fue una sociedad triple, aunque cada uno tuviera sus responsabilidades. Arias yendo y viniendo, con esa doble tarea. Cuadrado fue el mejor Cuadrado: a su habitual gambeta le puso proyección, sin amagues innecesarios. Fue la punta del iceberg para ir abriendo el camino. Y Quintero se juntó con ellos, con todos. Del centro a la derecha, el juego de Colombia pesó.

5. El nivel individual y colectivo. Cada futbolista jugó como si de cada trote, de cada contacto y de cada pase dependiera su futuro en el Mundial. Ninguno regaló una pelota o economizó sudor. Ninguno bajó los brazos ni para respirar. Y además de eso, tuvieron talento, concentración y solidaridad entre ellos. Esta vez no hubo errores defensivos, no hubo un expulsado que destruyera la idea, no hubo desatenciones. A Lewandowski lo persiguieron en manada y lo anularon. Y cuando no, ahí estuvo Ospina, en lo suyo. Ah, y siempre con 11, y con 11, esta es la verdadera Selección Colombia.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.