Las fortalezas de Inglaterra y Croacia, el duelo semifinal

Las fortalezas de Inglaterra y Croacia, el duelo semifinal

Los ingleses son temibles en la pelota quieta; los croatas confían en Modric y Rakitic.

Inglaterra vs. Croacia

Inglaterra vs. Croacia, semifinal 2 del Mundial de Rusia 2018.

Foto:

AFP

07 de julio 2018 , 05:15 p.m.

Croacia, de vuelta

Ya habían sido semifinalistas en su primer Mundial
La meta es superar el tercer lugar de Francia 1998

1) Aunque ayer fue la primera vez que recibió dos goles en el Mundial (con la salvedad de que uno de ellos fue en el alargue), Croacia ha sido un equipo seguro defensivamente. El arquero Daniel Subasic, compañero de Radamel Falcao García en el Mónaco, es, según las estadísticas publicadas por la página de la Fifa, el segundo portero titular con mejor porcentaje de atajadas: 87,5 por ciento, solo superado por Kasper Schmeichel, el arquero de Dinamarca (91,3 por ciento).

2) Croacia utiliza el esquema táctico más común en este Mundial, el 4-2-3-1, y es en el medio campo donde nace el potencial de su juego. Los dos volantes centrales, Ivan Rakitic y Luka Modric, tienen quite y gran salida al ataque. Con los dos externos, Ivan Perisic y Ante Rebic, aprovecha el juego por las bandas para hacer daño. Andrej Kramaric, aunque actúa con el número 9, es un delantero retrasado que se junta con los mediocampistas. Y, en la punta, Mario Mandzukic ha respondido con sacrificio.

3) Los croatas no tienen a un gran artillero (o por lo menos no han trabajado para Mandzukic, que tiene antecedentes de goleador), pero en este Mundial, ocho jugadores diferentes han marcado gol. Modric hizo dos, uno de ellos de penalti, en su primera presentación, frente a Nigeria, y con eso aún aparece como el máximo artillero de su equipo en el torneo. Frente a Rusia, en el duelo de cuartos de final, mostró además que también puede ser fuerte en el juego aéreo. Es el tercer equipo con más remates (78).

4) A Croacia le puede pesar el esfuerzo para llegar hasta esta instancia. Ha tenido que recurrir mucho a las faltas y, de hecho, es el segundo equipo con más infracciones en este Mundial (78, solo superado por las 95 de Rusia). Además, ha llegado dos veces a la instancia de alargue y desempate desde el punto penalti, primero contra Dinamarca y luego contra los locales. Este sábado perdió a su lateral derecho, Sime Vrsaljo, por un problema muscular, y muy seguramente, no le alcanzará para jugar el miércoles.

Inglaterra sueña, 52 años después

La pelota detenida y el juego aéreo han sido claves
Los ingleses no llegaban a una semifinal desde 1990


1. Inglaterra parece haber encontrado, por fin, un buen arquero, uno de sus dolores de cabeza en los mundiales posteriores a 1990. Jordan Pickford, del Everton, ha sido el guardián del arco británico, con solo cuatro goles recibidos en cinco partidos, incluido uno que se fue a alargue, frente a Colombia. No había sido titular en la eliminatoria y apenas vino a debutar con la Selección el 10 de noviembre de 2017, en un amistoso frente a Alemania. El DT Gareth Southgate, que lo había tenido en la Sub-21, le dio continuidad.

2. Gareth Southgate suele defender con una línea de tres zagueros (Kyle Walker, John Stones y Harry Maguire), que, en realidad, se vuelve de cinco cuando lo atacan, con el regreso de Kieran Trippier y Ashley Young. Los cinco volantes (los dos externos ya mencionados, más Dele Alli, Jordan Herderson y Jesse Lingard, le dan buen manejo de pelota y mantienen el juego hacia los atacantes, Harry Kane y Raheem Sterling, aunque este último juega por detrás del ‘9’ para ser el enlace entre volantes y delanteros.

3. Una de las grandes fortalezas de los ingleses son las jugadas preparadas. Cinco de los 11 goles anotados por el equipo en lo que va del Mundial fueron de cabeza. No es gratuito. Soutghate tiene a un entrenador para jugadas de ese tipo: se llama Allan Russell, quien, incluso, adaptó ideas de otros deportes, como el fútbol americano y el baloncesto. Lleva dos años en esa labor. Otros tres tantos llegaron por la vía del penalti, todos convertidos por Kane, el goleador de Rusia 2018, con seis tantos.

4. Inglaterra basa también su juego en lo físico. A pesar de haber jugado un alargue en octavos de final frente a Colombia, el equipo se ve entero. El hecho de haber clasificado con anticipación en la fase de grupos le permitió a Southgate darles descanso a casi todos los titulares, salvo Pickford y Stones, en el último partido de esa fase, frente a Bélgica, aunque al zaguero solo lo dejó 45 minutos en la cancha. Croacia, su rival en la semifinal llega con dos prórrogas en las piernas (Dinamarca y Rusia) y eso puede pesar.



JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes
En Twitter: @josasc

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.