El Campín, la última parada de la Selección Colombia antes de Rusia

El Campín, la última parada de la Selección Colombia antes de Rusia

Este viernes, el equipo nacional se despedirá del país, tras varios eventos realizados en Bogotá.

Entrenamiento Selección Colombia en El CampínLa selección Colombia piso la grama de el estadio El Campín este jueves, alentado por decenas de aficionados que le mostraron todo su apoyo de cara al mundial de fútbol Rusia 2018. El entrenamiento sirvió para que el D.T. Nestor Pekerman aliste la nómina oficial que viajará a la cita mundialista. ¡Vamos Colombia!
Selección Colombia

Archivo particular

25 de mayo 2018 , 05:08 p.m.

La Selección Colombia de fútbol vive horas frenéticas en Bogotá, poco antes de comenzar su ruta hacia Rusia, con una escala inicial en Milán. Después de trabajar en privado, el equipo comenzó una serie de actos públicos que continuarán este viernes, con la despedida oficial del equipo en El Campín, que seguramente estará lleno. El viaje hacia Europa será el sábado a las 6 de la tarde, exactamente, 24 horas después del arranque del acto en el estadio.

El equipo, que este jueves ya contaba con 25 jugadores tras la llegada de William Tesillo, que se despidió de Santa Fe con gol en la Copa Libertadores, volvió al estadio El Campín, donde ya había entrenado el miércoles, pero esta vez lo hizo frente a la prensa, con cerca de 150 personas observando la práctica. En cambio, no había muchos hinchas cerca del estadio: apenas unos 50 se dieron cuenta de que la Selección andaba por ahí y se quedaron en los alrededores. No estaba el equipo completo: Yerry Mina, Abel Aguilar y Cristian Zapata hicieron un trabajo diferenciado.

“Hay jugadores que están llegando un poco tocados, haciendo un esfuerzo por estar recuperados a tiempo para ayudar a la Selección”, explicó Dávinson Sánchez, uno de los jugadores designados para tener contacto con la prensa. De lo que se vio en público, el énfasis fue en lo físico. Las dos figuras del equipo, James Rodríguez y Radamel Falcao García, estaban aparte. Eso sí, Pékerman, muy hábil, notó que era a quienes seguían las cámaras y decidió pararse a conversar con ellos.

Falcao, James y el DT

Falcao garcía, james Rodríguez y el DT, José Pékerman, en la práctica de Colombia.

Foto:

Carlos Ortega /Archivo

Con la bandera

El siguiente acto fue por la tarde, cuando la Selección llegó a la Casa de Nariño. Allí, el presidente Juan Manuel Santos tenía planeado entregarle la bandera al grupo de jugadores, ahora sí, casi completo. Aún faltaba Tesillo.

Si por El Campín no se asomó mucha gente (ayer, porque hoy será bien diferente), en los alrededores de Palacio parecía que hubiera un partido de la Selección, pero a escala. Algunas banderas colgaban de los ventanales de los edificios cercanos. Al frente de donde los iba a recibir Santos, había una pequeña tribuna, en la que cerca de 300 invitados esperaban ver a los jugadores, sin importarles la lluvia, no tan fuerte, pero lo suficiente para incomodar. A tal punto que los jugadores se quedaron un rato esperando en el bus: el vehículo llegó a las 2:45 de la tarde y el plantel bajó cerca de las 3.

El juego a escala también incluía una entrada como si fuera protocolo Fifa. Cada uno de los integrantes del equipo llevaba a un niño de la mano, con camiseta amarilla, pero no la del Fair Play, sino la de la Selección. Delante de ellos, el batallón Guardia Presidencial.

Tras el acto oficial, en el que no solo la Selección se llevó la bandera, sino que José Pékerman tiene ahora la Cruz de Boyacá (véase nota alterna), vinieron decenas de manifestaciones de cariño hacia los jugadores. Algunos, como Falcao García, Carlos Sánchez, David Ospina y Cristian Zapata, tuvieron una charla adicional con el presidente. También estaba allí la directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán.

El resto del equipo, salvo James, quien rápidamente se subió al bus, hizo un ensayo de lo de mañana con la tribuna: lanzaron balones al público (incluso uno a la tarima donde estaban los camarógrafos y algunos escoltas), firmaron autógrafos, se tomaron decenas de fotos y se llenaron de paciencia y de cariño. Entre los más abiertos y los más solicitados estaban Zapata, Ospina, Carlos Sánchez, Luis Fernando Muriel y José Heriberto Izquierdo, quien, a propósito, dio a entender que su cupo entre los 23 está casi cocinado: “Me lo he ganado a pulso”, declaró.

La Selección sigue despertando entusiasmo. Las boletas para el juego (que será entre titulares y suplentes y comenzará a las 6 de la tarde) y el espectáculo posterior, en el que cantará Maluma, son oro puro. Solo se entregaron por la vía de los patrocinadores de la Federación y en algunos colegios. Serán cerca de 30.000 los afortunados que le darán un alegre hasta luego al equipo. El sábado, a las 6 de la tarde, comenzará el operativo Rusia. Un vuelo fletado llevará el equipo hacia Milán. Allá se sabrá quiénes son los 23 jugadores que buscarán otro Mundialazo.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.