Mazazo para Colombia: perdió 2-1 con Japón en su debut en el Mundial

Mazazo para Colombia: perdió 2-1 con Japón en su debut en el Mundial

James no fue titular. Sánchez fue expulsado al minuto 3. Quintero empató; Osako les dio la victoria.

Mazazo para Colombia perdió 2 1 con Japón en su debut en el MundialJames no fue titular. Sánchez fue expulsado al minuto 3. Quintero empató; Osako les dio la victoria.
Selección Colombia

AFP

19 de junio 2018 , 11:11 a.m.

Reunidos en la mitad de la cancha del Mordovia Arena, los jugadores de la Selección Colombia intentaban buscar una explicación a lo sucedido en los 96 minutos anteriores, en los que lucharon contra la adversidad de entrada y se encontraron con una derrota que duele. El equipo de José Pékerman cayó 2-1 frente a Japón y ahora tendrá que remar desde atrás si quiere seguir en el Mundial de Rusia 2018.

De entrada, Pekerman sorprendió con varios nombres en la formación a una tribuna que, en un 70 por ciento de los 40.312 espectadores estaba poblada por camisetas amarillas: Óscar Murillo como central al lado de Dávinson Sánchez, Jefferson Lerma junto a Carlos Sánchez en la mitad y José Heriberto Izquierdo como extremo por la izquierda cuando muchos esperaban a Luis Fernando Muriel. Eso, sumado a las bajas obligadas: Johan Mojica en lugar de Fabra y Juan Fernando Quintero en lugar de James Rodríguez, a quien prefirió guardar.

Y también de entrada, a Colombia la sorprendieron mal parada y se la cobraron con saña: Carlos Sánchez le metió la mano a un balón en el área y el juez Damir Skomina le mostró la tarjeta roja. El portero David Ospina no pudo hacer nada para evitar el
0-1, anotado por Shinji Kagawa a los 4 minutos.

El doble golpe anímico del gol y la expulsión, sumado a una presión fuerte de Japón cada que Colombia tenía la pelota, hizo que el equipo de Pekerman viviera minutos muy complicados. El DT recompuso con lo que tenía en la cancha: retrocedió a Quintero al lado de Lerma y armó dos líneas de cuatro para tratar de aguantar y salir por los costados con Cuadrado e Izquierdo.

La fórmula no salía del todo bien. Cuadrado fallaba siempre a la hora de resolver, Quintero quedaba lejos del área rival y Falcao estaba aislado. Media hora después de la expulsión y 28 minutos después del gol, Pékerman replanteó: afuera Cuadrado, adentro Wílmar Barrios.

Los japoneses, que trataban de manejar en su área sin hacer mucho daño, quizás se hubieran ido al descanso con un gol más de ventaja si hubieran tenido un poco más de ambición. En cambio, desde la modificación que ordenó Pékerman, el panorama cambió un poco. Ya Quintero se veía más cerca de Falcao. Y en un mal rechazo de la defensa nipona, el 9 cayó en el borde del área. Tiro libre para Colombia.

El gol del empate

Y cuando compañeros y rivales de Quintero esperaban el cobro por encima de la barrera, el 20 de Colombia decidió sorprender a todo el mundo y patear por abajo. La bola se le coló al portero Kawashima. El festejo fue en dos tiempos, porque Skomina decidió esperar a la tecnología en la raya de gol para ratificar el 1-1.

Japón quiso probar algo más en el segundo tiempo. Ya había exigido dos veces a Ospina cuando Pékerman mandó al campo a James Rodríguez en lugar de Quintero.

Pero Japón era más. A Colombia se le notaba demasiado la falta de su principal filtro y su rival le sacaba provecho al hombre de más. Inmediatamente después de la entrada de James, casi la mete de cabeza Maya Yoshida. Luego tuvo un par de remates con buenas intenciones, pero mala dirección, y, finalmente, encontró la ventaja a los 29 minutos, cuando Yuya Osako le metió la cabeza a un cobro de tiro de esquina de Keisuke Honda, que acababa de entrar por Kagawa, en una jugada en la que quedan muy comprometidos tanto la defensa como el portero.

Casi simultáneamente con ese cambio, Pékerman había metido a Carlos Bacca por Izquierdo. Y así, con más corazón que fútbol, intentó salvar al menos un empate. Pero James no estaba bien. Y el equipo tampoco. No había peligro en los alrededores del área japonesa. Incluso, el DT Akira Nishino se dio el lujo de meter un delantero más, Shinji Okazaki (el mismo que le había marcado a Colombia en Cuiabá hace cuatro años) para aumentar la ventaja.

La derrota duele mucho. Hubo muchos factores en contra: los problemas de James y Zapata, la expulsión de Carlos Sánchez. Pero también hubo errores en el funcionamiento defensivo y ofensivo. Ahora le toca a Pékerman levantar a un equipo que aún tiene dos partidos por delante y que, pese a perder este martes, aún tiene opciones. En la eliminatoria ya tuvo que remar desde atrás. Ahora aún puede hacerlo, pero el camino es mucho más corto.



José Orlando Ascencio
Enviado especial de EL TIEMPO *
Saransk (Rusia)

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.