Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Argentina despejó las dudas... (Opinión)

Archivo Particular

Después de haber dejado atrás rivales calificados como Suiza, en octavos; Bélgica, en cuartos; y en semifinales a Holanda, la albiceleste jugará de nuevo el partido más importante y emotivo de una copa del mundo: la gran final.

Las dudas con las que comenzó Argentina en los partidos de la fase de grupos, a nivel individual y de funcionamiento colectivo, las fue despejando a partir de una mayor solidez defensiva, consiguiendo un mejor balance en todas sus líneas, y así, paso a paso, fue ganándoles a sus rivales, sin sobrarle nada, pero con ganas de quedar en la historia de esta Copa Mundo Brasil-2014.

Sabella encontró equilibrio en su equipo en el partido contra Bélgica con el ingreso de Demichelis y Biglia, quienes junto con Garay y Mascherano han sido pilares centrales de la defensa ‘gaucha’, que pasó de ser uno de los puntos débiles del equipo a ser una de sus mayores fortalezas, a través de una mayor seguridad y un mejor posicionamiento en el terreno de juego, lo que los ha llevado a cerrarles los espacios a los rivales de turno de una forma homogénea y ordenada.

Esta selección juega a ir en busca del gol desde el primer momento teniendo en cuenta el talento y la capacidad goleadora de sus delanteros, sin descuidar las virtudes de sus adversarios, buscando ser un equipo corto entre sus filas y salir en contra y rematar para lograr tener la ventaja y, una vez conseguida, asegurarla.

Como no hablar de una de las figuras frente a Holanda, Mascherano, un jugador clave en el orden y desempeño futbolístico, y líder natural dentro de este plantel. Con un despliegue incansable en cada cierre, cobertura y también en esos primeros pases del equipo que dan claridad al juego. Además de darle a Romero toda la motivación con la frase: ‘Vos te convertís en héroe’. Y así fue. Un arquero que no ofrecía demasiadas garantías, dada su inactividad en AS Mónaco, pero que este miércoles fue determinante al tapar dos penaltis. Poco a poco se ha ido ganando el respeto de todos.

Un reconocimiento a parte se merece Messi, por lo que significa para el mundo del fútbol. Tiene una cita con la historia y seguramente cumplirá su sueño.

La unión de grupo, la humildad y el trabajo, como ellos mismos dicen, los ha llevado a ser un conjunto equilibrado y enfocado en cada objetivo.

Argentina se enfrentará a Alemania, una selección con velocidad, de transiciones completas, un equipo en el que defienden 11 y atacan 11, con movimiento y buen aprovechamiento de espacios, que después de su victoria frente a Brasil pareciera no tener puntos débiles. Seguramente el técnico argentino ya habrá analizado a los ‘teutones’ para neutralizarlos y saber como jugarles. El domingo lo sabremos.

Y por último, que el fútbol sea un canal de unión entre todos, somos capaces de disfrutarlo en paz.

SERGIO GALVÁN REY
Para EL TIEMPO

 

Más noticias sobre Opinión

Publicidad

Publicidad

Publicidad