Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Una titular a la altura de la Copa

EFE

El debut mundialista es una apuesta de altísimo riesgo para Colombia. Por una parte, se trata de Grecia, el rival frente al cual es perentorio sumar tres puntos, pues contra Costa de Marfil y Japón (los siguientes rivales) es casi suicida depender del resultado para avanzar a octavos. Además, el primer partido, el próximo sábado, hay que ganarlo pues se trata de una inyección de confianza y optimismo que todo equipo necesita. Ahí está el peligro: salir a ganar implica correr el riesgo de recibir un gol y eso, frente a una férrea defensa como la griega, puede ser letal.

Por eso, en la decisión del técnico José Pékerman, a juzgar por su método en la eliminatoria, se espera que apueste en la titular por los jugadores que tienen más memoria futbolística, y que alterne con aquellos que sepan generar juego ofensivo.

En ese sentido, la tan criticada zaga debería ser la que más ha utilizado, comenzando con Ospina en el arco, uno de los indiscutidos y cuyo rendimiento parejo fue clave en la clasificación, a pesar de que su equipo en Francia hace rato no es protagonista. Después, se mantendrían Zúñiga y Armero como laterales. Ambos llegaron con marcada falta de ritmo de sus clubes pero tienen memoria futbolística y a eso apunta el DT.

Armero ha sido siempre un apoyo en ataque y Zúñiga tiene como valor adicional un preciso remate de media distancia y capacidad de asociarse cuando el equipo va hacia adelante. La lesión de Zúñiga y la falta de competencia de Armero generan dudas en la afición, pero no en el cuerpo técnico, que apuesta casi siempre por ellos.

Los centrales serían el veterano Yepes junto a Valdés. Este último, de prometedor presente en San Lorenzo de Argentina, se ha ido ganando el puesto a partir de su compromiso y de su sacrificio para cubrir las ocasionales ausencias del capitán. Va bien arriba y es efectivo en los cierres.

En la primera línea de volantes es de esperar una posible sociedad entre Sánchez y Aguilar. Siempre que Colombia tuvo que salir con precauciones, Pékerman acudió a ambos: se conocen, cubren bien sus propias posiciones y la del compañero y son fuertes en el juego aéreo, una fortaleza griega.

La novedad sería el ataque. Sin duda, los hombres que mejor llegan a esta Copa del Mundo están en este sector: Cuadrado y James tienen gol, salida, conocimiento del puesto, despliegue físico, talento, media distancia. Todo se reúne en esos dos nombres. Con ellos alineados, es previsible que la pelota llegue limpia al área rival donde esperarían los más seguros delanteros, Teófilo y Bacca. Sí, los socios del Junior que recientemente, contra Senegal (partido amistoso) probaron que no han olvidado cómo jugar juntos; Teo un poco más retrasado y Carlos, en la punta.

Sin tiempo ni necesidad de inventar otro esquema, Colombia aprovechará mantendrá la vocación ofensiva que se ha vuelto sello. No fallar en el debut, la misión nacional.

JENNY GÁMEZ
Enviada especial ADN
Sao Paulo.

Más noticias sobre Selección Colombia

Publicidad

Publicidad

Publicidad