Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

'Una de la claves de la Selección fue la madurez': Mondragón

EFE

Plantó su bandera en Cuiabá, pasó a la historia como el jugador con más edad en jugar en un mundial. Líder moral de la tricolor nacional y espejo para los que vienen atrás. Al parecer, el fútbol no le quedó debiendo nada a Faryd Mondragón. Se va entre la melancolía y el orgullo de ser uno de los embajadores que hizo despertar el orgullo de pertenencia hacia Colombia. Se va por la puerta más ancha, enaltecido.

¿No le genera guayabo irse en estos momentos de la Selección?

Obvio que sí, pero creo que es el momento ideal. Esto es una bendición. Ni soñándolo hubiera pensado que, en el momento de mi retiro, las cosas iban a salir tan bien. Sigo considerando que uno debe irse cuando todavía lo necesitan, y este es el mejor momento.

¿Podría continuar vinculado a la Selección de alguna manera?

No lo sé, es un poco prematuro; aún no sabemos si el profe Pékerman va a seguir, pero el presidente Luis Bedoya sabe que puede contar conmigo para lo que necesite.

Pareciera que el fútbol no le quedó debiendo nada…

Soy un agradecido. Me han pasado cosas muy lindas en mi carrera. Fue un final soñado, y estoy agradecido con Dios y con la vida por tantos momentos tan lindos.

El camino es la formación en el exterior, para la madurez de nuestros jugadores…

Es muy importante. Una de las claves de esta Selección es la madurez de jugadores tan jóvenes que llevan muchos años en Europa.

¿Con qué semblante vio a Pékerman tras la eliminación y cuál es su pálpito?

No sé. Creo que José ha dado todo y un poco más. Debe tomarse un tiempo para descansar y pensar bien las cosas. El deseo que tenemos todos es que continúe, pero hay que darle un tiempo para que tome la decisión que considere conveniente.

¿Se vino con un sinsabor tras el juego contra Brasil?

Todos queríamos estar entre los cuatro mejores, pero queda la tranquilidad de que el equipo lo entregó todo. Para mí, junto con Alemania y Holanda, Colombia fue la Selección que mejor jugó al fútbol en el Mundial.

¿Cómo vivió el estropicio de Brasil frente a Alemania?

Nunca me alegro del mal ajeno. Alemania es un rival que si debe hacer siete goles, los hace, sin ponerse a hacer figuritas. Son serios, profesionales. Por eso han sido tan grandes durante su historia.

¿Ve a Alemania con ventaja en el pulso final contra Argentina?

Una final es mano a mano y la gana el que menor cantidad de errores cometa.

¿Esperaba ver ese orgullo de pertenencia que ha aflorado entre los colombianos?

Es impresionante. Una cosa era saber que el país estaba contento y otra es vivir en carne propia ese sentimiento, ese sentido de pertenencia. Estamos muy orgullosos de hacerlo sentir y de recibirlo. Después del 5-0 se vivió y tras la clasificación al Mundial del 90, pero no es nada comparado con esto.

HÉCTOR FABIO GRUESSO
Redactor Diario Mío
Cali

Más noticias sobre Selección Colombia

Publicidad

Publicidad

Publicidad