Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Las cinco lecciones del proceso de la Selección Colombia

AFP

En el 2012 José Pékerman, y su cuerpo técnico, se hizo cargo de la Selección Colombia. Y de ese tiempo para acá, el grupo ha trabajado con la convicción de, primero, lograr la clasificación al Mundial de Brasil y, luego, de hacer una buena participación. Algo que superaron tras la llegada hasta cuartos de final.

Esa figuración en la Copa del Mundial 2014 nos hace reflexionar, analizar y de todo eso hemos sacado cinco claves que ha tenido todo este proceso exitoso del combinado nacional.

Continuidad, modelo de juego, cotización de la plantilla, conquista y gloria y la renovación son los puntos en los que se basó el seleccionado colombiano durante este tiempo y que han quedado de enseñanza. Sería importante fortalecerlos para que el proceso no se rompa.

Continuidad del comando técnico. Será la primera jugada clave en esta continuación del proyecto Selección Colombia. Llegaron en un momento decisivo, hubo una progresiva adaptación de parte y parte, ideas y actuaciones acertadas a través del convencimiento, algo muy importante: resignación de egos por parte de los jugadores, que le han dado a este grupo una inquebrantable cohesión de equipo.

El modelo de juego. El estilo, el juego de combinaciones precisas, de tenencia de pelota para dar una gestión inteligente a los aconteceres del partido, ese ataque demoledor por bandas imponiendo superioridades para llegar al fondo o entrar en diagonal de cara al gol, y traer de vuelta un juego más constante a través de los 90 minutos, que propuso en el último año de eliminatorias, será uno de los objetivos básicos que emprendan el comando técnico, el grupo de jugadores que se elijan. Ese trabajo ya lo hicieron, lo tienen, simplemente hacerlo de nuevo.

Los entrenadores y jugadores. colombianos a partir de este momento aumentará su registro de cotización en el mercado internacional. Aunque los jugadores de la selección ninguno jugaba en nuestro país, son nacidos aquí, acá aprendieron bases para llegar a triunfar en el extranjero con mejores posibilidades. A más reconocimiento más obligaciones, más responsabilidades, mejores actuaciones.

Es más importante la conquista de la gloria que la gloria de la conquista. Dijo alguien hace muchos años, porque allí en la conquista está el verdadero aprendizaje, lo que te hace más grande, es ese camino que te va convirtiendo en el ser de excelencia que se necesita para obtener después la gloria. Colombia ha hecho algo importante para su historia pero más valioso ha sido la experiencia que vivió ante grandes rivales partido tras partido, soportando presiones e ilusiones de un país que quería el triunfo total. Hoy Colombia ganó lo más importante, lo que vivió lo llevará más adelante a superar este episodio grandioso. Y llegar a la gloria, los éxitos, los logros, los elogios, la euforia.

Algunos jugadores. Por su edad, su desgaste que eso con lleva, que han sido indispensables en este proceso ya no estarán de nuevo en la cancha, y en ese aspecto Colombia deberá comenzar a trabajar en la elección, consolidación de esos líderes que refuerzan ideas del entrenador en el vestuario, generan interacciones sinceras, respetuosas, comprometidas, lealtades que no se transan por nada del mundo y sostienen la estructura grupal, y le dan seguridad al equipo, y que además son su mano derecha.

La mano del Diego

DIEGO UMAÑA
Para EL TIEMPO​

 

Más noticias sobre Selección Colombia

Publicidad

Publicidad

Publicidad