Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Brasil y Colombia juegan en la cancha mental

EFE

El fútbol no se juega con los pies. Parece absurdo decirlo, sin embargo es verdad. El fútbol se juega con la cabeza. Y entre más ajustada esté la cabeza sobre los hombros, mejor se pondrán los pies sobre la tierra.

Ya se supo que Luiz Felipe Scolari, el técnico de Brasil que este viernes se enfrentará a Colombia en los cuartos de final de la Copa del Mundo, intenta a toda costa apretar algunas 'tuercas cerebrales' en sus jugadores, especialmente las del control emocional.

Por eso llamó de urgencia a seis 'plomeros mentales' para reparar el tubo roto del llanto. Dicen que los hombres no deben llorar, pero Neymar y compañía lloran cuando cantan el himno nacional, lloran cuando hacen un gol, lloran cuando reciben uno, lloran si anotan un penalti, lloran si lo fallan, lloran si lo tapan… ¡Thiago Silva (¡el capitán!) no fue capaz de patear el suyo, contra Chile, por estar llorando!

Por el contrario, a la sorprendente y alabada Selección Colombia la toman de modelo en el entrenamiento mental, ese que bajo la dirección de Marcelo Roffé, el psicólogo deportivo que hace parte del cuerpo técnico, le ha generado elogios al técnico José Pékerman. "Logró cambiar la mentalidad del futbolista colombiano", dicen del entrenador cuando se habla de su éxito.

Una anécdota. Antes de llegar a Brasil, EL TIEMPO logró que Roffé contestara una llamada. "Yo soy como un fantasma: estoy, pero no estoy; existo y no existo. Después del Mundial hablamos, chicos", dijo con evidente buen sentido del humor.

Roffé es un referente de la psicología deportiva en Latinoamérica por su trabajo con Pékerman -desde las épocas de finales de los 90 con los títulos mundiales de las selecciones argentinas juveniles-, sus investigaciones, sus publicaciones y sus conferencias.

El método Roffé

Por las declaraciones de los jugadores de Colombia en este Mundial (Yepes, Quintero, Jackson, Valdés, Ramos y Vargas, entre otros) esa preparación mental apunta a darle prioridad al grupo, al colectivo sobre la individualidad. Ese es el corazón del modelo de trabajo expuesto por Roffé en su libro 'Psicología del jugador de Fútbol': la cohesión grupal (véase el esquema adjunto), para lo que así como el manejo de las presiones y los miedos, para fortalecer la autoconfianza y Ia motivación.

Así se han asumido y sobrepasado con éxito los retos puntuales, partido a partido: son estaciones en la ruta hacia el destino final de la final, valga la redundancia.

Este viernes, contra Brasil en Fortaleza, será la estación más difícil para Colombia en el recorrido que lleva en el Mundial, pues enfrenta a un rival poderoso (la superpotencia de los Mundiales, el más campeón), que jugará de local y alentado por su fervoroso pueblo en las tribunas del estadio.

Por primera vez, el carnaval colombiano de 40 mil fanáticos no estará en las graderías. Por primera vez, Colombia jugará de visitante.

"Como bien sabemos –dice Roffé en uno de sus textos-, las presiones y los miedos son unos de los mayores desafíos que se ha planteado la psicología aplicada al deporte para ayudar a controlarlas, además de colaborar en potenciar la motivación, la concentración, la autoconfianza y la cohesión grupal ".

Jugar en la selección y un Mundial

Roffé ha diseñado sus propias pruebas psicosométricas para poder medir y evaluar a cada uno de los jugadores y trabajar con ellos de manera individual y así fortalecer al grupo. Además, identificó su propia lista de miedos y presiones para "controlarlos o neutralizarlos", no necesariamente abolirlos, pues, en el caso del miedo esta es una característica natural del ser humano. Además redefinió y enfatizo dos conceptos: el de la presión de integrar una Selección Nacional y la presión de jugar con ella un Mundial.

"La presión por vestir la camiseta de la Selección del país de uno y representar al país de uno es un orgullo, pero también es una obligación para la cual no cualquiera está preparado. No todos pueden soltarse y dar el máximo potencial por el cual fueron convocados. Muchas veces son figuras en su club y en la Selección son uno más y algunos no lo pueden soportar. El grado de exigencia es mayor", escribió.

Y agregó: "La presión como carga o freno de representar al país jugando un Mundial puede ser muy grande. Para jugar un Mundial, controlar esa presión y los ojos del mundo también hay quje estar preparado".

Y en eso parece que Colombia le va ganado el partido de cal cabeza a Brasil, en la víspera del juego con los pies en la tierra en la cancha de Fortaleza, mañana, en los cuartos de final del Mundial.

Lista de 30 miedos

1. A perder
2. A fracasar
3. A ganar
4. A tener éxito
5. A equivocarse
6. A arriesgar
7. A ser rechazado (grupo y/o DFT)
8. A lesionarse ('trabar' a un rival)
9. A hacer el ridículo
10. A la competencia
11. Al rival
12. A lo desconocido (nuevo, insólito, súbito)
13. A estar nervioso en el juego
14. A no poder resolver
15. A no poder dormir la noche anterior al partido
16. A hablar con el DT
17. A no ser titular
18. A no poder dar lo que se espera de él
19. A no imponer respeto
20. A arrancar mal el partido y luego jugar mal
21. A no poder dar vuelta a un resultado
22. A errar un penalti
23. A hablar con los compañeros en el partido
24. A ser rechazado (familiares, amigos, novia, empresario, etc…)
25. A no poder recuperar la titularidad
26. A enfermarse
27. A un arbitraje y al castigo
28. A una expulsión
29. Al futuro
30. A perder lo que ya se ha logrado

Lista de 20 presiones

1. Padres/Familia amigos
2. Novia
3. Representante o intermediario
4. Patrocinador (es)
5. Cuerpo técnico y médico
6. Dirigentes
7. Hinchas espectadores
8. Prensa
9. Árbitro
10. Rivales
11. Vecinos (más en pueblos chicos)
12. Resultados
13. Situación u oportunidad económica
14. Social
15. Autoexigencias
16. Dar explicaciones (compañeros campo o DT)
17. Vestir la camiseta de la Selección Nacional
18. Situación de mi club
19. Jugar un Mundial representando al país
20. Competencia por ser titular

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Fortaleza

Más noticias sobre Selección Colombia

Publicidad

Publicidad

Publicidad