Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Holanda, el orgullo de volver a casa invicta

EFE

Tras la contundente victoria del pasado sábado 0-3 frente a Brasil, en el estadio Mané Garrinche, la selección holandesa volverá a casa de un Mundial "imbatida" por primera vez en su historia. Y es que el seleccionador ‘Oranje’, Louis Van Gaal, no considera que caer en los penaltis, como le sucedió a su equipo en la semifinal contra Argentina, sea perder.

"Nosotros no perdimos, nosotros sólo no nos clasificamos por los penaltis", sostuvo el técnico hace un par de días en rueda de prensa. Por ese motivo, y toda vez que el sueño de alzarse con el trofeo ya resultaba inalcanzable, Van Gaal no dudó en fijarse un nuevo objetivo con el que motivar a sus pupilos.

"Nunca ha habido una selección holandesa que haya regresado a casa imbatida" de un Mundial, comentó Van Gaal. Y de esa manera, el partido por el tercer puesto, ese que el propio entrenador lleva quince años diciendo que nunca se debería jugar, se convirtió en una cuestión de estado para los holandeses.

Esa filosofía se hizo patente desde el momento de dar a conocer el once inicial que saltaría al terreno de juego para enfrentarse a la ‘Canarinha’. Van Gaal, a diferencia de su colega brasileño, Luiz Felipe Scolari, no hizo ninguna concesión al sentimentalismo dando minutos a jugadores poco utilizados a lo largo del torneo.

Bajo los palos, una vez más el arquero habitual, Jasper Cillessen; en vez de Tim Krul quien, tras vivir su momento de gloria en la tanda de penaltis de octavos de final frente a Costa Rica, podía haber aspirado a un cierto reconocimiento en el encuentro del pasado domingo.

En la delantera, un mermado Robin van Persie acompañaba a un Arjen Robben que dejó la piel en el campo en cada partido disputado por los holandeses a lo largo del Mundial. Con las cartas boca arriba, Van Gaal dejaba claro que el de ayer no era simplemente un partido intranscendente jugado sólo por capricho de la Fifa.

Para la ‘Oranje’ era un camino directo a la redención. Sólo en el último instante del encuentro, el técnico quiso tener un gesto, más allá de lo deportivo, con uno de sus pupilos al hacer entrar en el campo a Michel Vorm en lugar de Cillessen. Un cambio muy poco habitual que solamente obedecía al deseo del técnico de darle algunos minutos al tercer portero, el único jugador del equipo que aún no había debutado en el Mundial.

De esta manera, con su medalla de bronce al cuello, los 23 jugadores de la Oranje podrán volver a casa con el orgullo de haber cerrado de la mejor manera posible un Mundial en el realmente fueron de más a menos. En la fase de grupos contaron sus partidos por victorias. Y esa no era misión fácil teniendo en cuenta que tenían que pelear por una plaza en la siguiente ronda con selecciones de la talla de España (1-5) y Chile (2-0).

Curiosamente fue Australia (2-3) quien se lo puso más difícil a los holandeses, pero una meritoria remontada les ayudó a salir aún más fortalecidos del campo. En octavos les tocó una correosa selección de México que durante 88 minutos pareció destinada a apearles de su sueño mundialista. Pero, haciendo gala de su carácter, la ‘Oranje’ logró darle la vuelta al marcador en el cuarto minuto del tiempo añadido. Pero ya ni en los cuartos de final frente a Costa Rica, ni en las semifinales frente a Argentina, siendo incapaces de marcar un solo gol, los holandeses fueron esa selección temible.

De manera que su destino quedó en manos de sus porteros en sendas tandas de penaltis. Frente a los costarricenses Krul vivió su momento de gloria y selló la clasificación. Pero ante Argentina, Cillessen no fue capaz de atajar un solo disparó y se esfumó así el sueño holandés, merced a una derrota que, según Van Gaal, no fue tal. Por ese motivo, esa última clara victoria sobre Brasil, esa victoria que les permite volver a casa "imbatidos" y con su medalla de bronce al cuello fue celebrada por los holandeses con orgullo. Porque, además, haber quedado segundos en el Mundial de Sudáfrica de 2010 y terceros en este de Brasil, sin duda alimenta los sueños de todo un pequeño país.

EFE

Más noticias sobre Equipos en el Mundial

Publicidad

Publicidad

Publicidad