Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

'El gobierno no quiere comandar el fútbol, no es estatal': Rousseff

Reuters

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, negó este sábado que pretenda estatizar el fútbol brasileño, pero insistió en su renovación tras la dramática derrota 1-7 frente a Alemania en el Mundial, una polémica que levanta ampollas en el país.

"El gobierno no quiere comandar el fútbol, pues este no puede ni debe ser estatal. Queremos ayudar a modernizarlo, cuenten con nosotros para eso", dijo Rousseff este sábado en su cuenta de Twitter.

Tras la derrota contra Alemania el pasado martes, la mandataria defendió una "renovación del fútbol brasileño" y de "sus instituciones", el viernes en un encuentro con un grupo de corresponsales extranjeros, incluída la AFP.

Entonces indicó que quién podría liderar esa reforma no sería el gobierno, sino entidades que ya defienden su modernización.

Rousseff puso el ejemplo del fútbol alemán, que se renovó tras las derrotas en el Mundial 1998 y la Eurocopa 2000, cuando apostó fuerte por el fútbol de base. La presidenta defendió oportunidades para mantener a los atletas en el país, pero también transparencia, gestión adecuada y una dirección clara de los recursos en el fútbol brasileño.

Rousseff, "una oportunista"

El principal rival de Rousseff en las presidenciales de octubre, el senador socialdemócrata Aecio Neves, acusó a la presidenta de oportunista: "El fútbol brasileño necesita, claro, de una profunda reformulación, pero no es hora de oportunismo, principalemente de aquellos que están en el gobierno hace 12 años y no hicieron nada para mejorarlo".

Neves también consideró que "nada puede ser peor que la intervención estatal" en el fútbol. Un editorial del diario 'O Estado de Sao Paulo' de este sábado también acusaba duramente a la presidenta de "oportunismo" por haber sacado ese tema precisamente cuando Brasil perdió 1-7 en la semifinal del Mundial.

"La estructura del fútbol brasileño es sabidamente arcaica, corrupta y fallida (...). Hace una eternidad que necesita ser renovada, pero no sometiéndola a tutela estatal", señaló el rotativo.

El Mundial termina este domingo con la final entre Alemania y Argentina.

AFP 

Más noticias sobre Equipos en el Mundial

Publicidad

Publicidad

Publicidad