Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Cinco razones por las que Argentina es finalista del Mundial

EFE

Con uno de los equipos más discretos de su historia, la Selección de Argentina clasificó este miércoles a la final del Mundial de Fútbol de Brasil-2014, tras 24 años de no llegar al partido decisivo por la Copa, luego de no disputar ninguna desde 1990, cuando la perdió con Alemania 1-0 con Alemania, justamente el rival del próximo domingo en Maracaná. ¿Por qué Argentina es finalista? Estas son cinco razones.

1. Camino fácil. Superó la primera fase como primera de grupo. Enfrentó a equipos de poca monta. Derrotó caminado a una pobre debutante Bosnia Herzegovina, venció en la última jugada del partido a una Irán cerrada y peso pluma y le ganó, en su mejor presentación ofensiva, pero la peor defensiva, a Nigeria 3-2. En octavos, superó a Suiza en la última jugada del extratiempo sin que le sobrara nada (1-0), y luego venció a Bélgica, también con lo justo (1-0). Su primer gran rival fue Holanda, ayer, y solo lo sobrepasó en desempate por penaltis (0-0).

2. Crecimiento. Como lo confesó alguna vez Jorge Valdano, ex campeón mundial argentino como jugador, en el equipo que integró con Maradona en México 1986, esa selección el equipo se fue encontrando a medida de los partidos y alimentando así seguridad en lo que estaban haciendo. Con los resultados a favor, se pudo corregir más fácil y apretar las tuercas donde el equipo estaba flojo o desbarajustado. Aquí, de la mitad para atrás.

3. Messi, en el camerino. La increíble influencia de Messi en el momento justo dentro del vestuario para, incluso, entrar en contravía de las decisiones del DT Sabella desde el descanso del primer juego, el de Bosnia y Herzegovina. Lo confrontó, le dijo que había fallado en la alineación y en su plan, y reorganizó el equipo para ser el de 'Messi y sus amigos'. Así los jugadores en la cancha se comprometieron más.

4. Messi en la cancha o el poder individual. Sin brillar en exceso, cuando el conjunto no funcionaba, la aparición de los cracs, en chispazos, en jugadas incluso aisladas, resultó fundamental. Messi, el mejor futbolista del planeta, apareció con su poder de gol, para destrabar la fase de grupo. Él asistió a Di María, fundamental, para el sufridísimo triunfo sobre Suiza en la última del alargue. Higuaín anotó su único gol en lo que va de la copa a Bélgica y ayer, en la semifinal, fuera del gigantesco partido defensivo de Macherano (un cierre sensacional en la última jugada del tiempo reglamentario) y el arquero Romero, determinante en dos penaltis en el desempate.

5. La fortaleza defensiva. en contravía a lo que se predijo desde siempre, la aparente contundencia ofensiva y su poder letal de efectividad en el área rival no ha explotado aún en este Mundial, pero lo que era su 'Talón de Aquiles', la defensa, lleva tres partidos seguidos sin permitir que le hagan gol. Lo que valida un viejo principio rector del juego: una buena defensa es una buena defensa. Lo de anoche de Mascherano (cabeza de área inmenso), Demichelis, Garay (los centrales) y Rojo fue casi perfecto. ​

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Río de Janeiro

Más noticias sobre Equipos en el Mundial

Publicidad

Publicidad

Publicidad