Mundial 2014: Mundial Brasil 2014 >Copa Mundial Brasil 2014

Un especial de EL TIEMPO y Futbolred

Tanga: la diminuta prenda, el aporte gigante de Brasil a la moda

Archivo ETCE

Brasil no es solo Río de Janeiro. Es un gigante de mil facetas. Sin embargo, la cara más conocida, la que el mundo tiene es esta, la de la 'Ciudad Maravillosa´ con su Cristo Redentor de brazos abiertos desde lo alto del Corcovado, su cerro del Pan de Azúcar pegado al Atlántico de azul profundo, su Maracaná como catedral mundial del fútbol, su festival de Rock en Río y sus playas repletas de mujeres en tanga, en esa diminuta prenda que revolucionó la moda femenina y escandalizó -y escandaliza- mojigatos, y que nació en las playas de Ipanema hace 40 años para agigantar la leyenda de esta ciudad que a veces parece congelada en el tiempo.

El tanga (sí, es 'el' y no 'la', porque según la Academia de la Lengua el género de la palabra no es femenino, que ironía) es tan natural como la playa. El trajecito de baño lo usan altas y bajitas, jóvenes y viejas, gordas y flacas, negras, mulatas o rubias, ricas o pobres, todas... Incluso, lo usan muchos hombres también sin importad edad, raza o condición.

En Ipanema, una 'garotada' (un grupo de muchachas de no más de 20 años) está tirada en la arena. Charlan. Catarina, Alexandrina, Priscila, Gilda… Ellas podrían ser las nietas de Inés Mynseenn, quien, según una leyenda, sería la 'madre' de la famosísima prenda. Se dice que en 1971 o 1972, ella cortó casi toda la tela de la parte de atrás de su bikini durante una fiesta al lado del mar para mostrar las nalgas. "La 'cortininha' (como algunas le dicen al tanga) es lo mejor para dorarse (broncearse) y lucir bien", dice Gilda. "No es incómoda, es perfecta", agrega Catarina.

No hay una versión 'oficial' sobre la creación de esta mínima prenda. Se dice que pudo ser un diseñador italiano (Carlo Ficcardi) o el brasileño Ricardo Amato su inventor. La más extendida de las creencias que se enseñan en los salones de las escuelas de diseño de modas aseguran que el tanga nació, oficialmente, en 1974 (hace 40 años), cuando Amato fotografió a la bella modelo Rose di Primo, en la arena de Ipanema. Fue cuando apareció, como se dice popularmente, 'la tanga brasilera'.

Al ser publicadas, la 'moral' curial y mojigata de la cruel dictadura militar brasileña del general Ernesto Geisel, la prohibieron, pero ni las multas ni los arrestos detuvieron su uso, que, como afirman algunos textos, consistía también en un acto de rebeldía política. Kelly Killoren, citada maestra de modas y diseñadora en la web, asegura que "el bikini es un símbolo emblemático de libertad femenina en los 60, pero la tanga de los 70 se trata de un diseño creado para la diversión y celebrar la figura femenina".

La prohibición se levantó en 1976. Al año siguiente, el tanga recibió su presentación mundial cuando una modelo salió usándola en la portada de la revista Vouge y algunos sitios del ciberespacio aseguran que se popularizó cuando la muy joven Demi Moore la usó brevemente en una de sus primeras apariciones en el cine en una comedia llamada 'Locura en Río', en la que además, aparecía en toples (sin la parte de arriba del traje).

El tanga nunca se ha ido de Ipanema, ni de Copacabana. Margaida tendrá, tal vez 45 años, y toma el sol bocabajo. "Es una prenda cómoda, que es atractiva y que es propicia para evitar las grandes marcas del bronceado. Es lo mejor para venir a la playa", dice.

Tan simple como lo dijo, en una nota publicada en el diario’ O'Globo’ hace unos años, Martha Feghali, citada como profesora de la Universidad Facultades Candido Mendes, de Río de Janeiro.

"La mujer brasileña va a la playa para broncearse, mientras menos marcas deje el bikini, mejor. Ese fue el gran aporte de la tanga, que luego evolucionó en otras modalidades como el hilo y pasó a ser parte de los catálogos de diseños de ropa íntima femenina, especialmente, aunque también se extiende su uso entre los hombres”.

En la playa, Berenize, una rubia de 28 años, dice mientras extiende un trapito en la arena: "Todas las mujeres somos coquetas, vanidosas y bellas ya seamos flacas o más gorditas. Así nos sentimos más bellas: nos vemos lindas y 'gustosas' (sexis) en tanga".

El tanga: un motivo más del por qué Río es la 'Ciudad Maravillosa'…

GABRIEL MELUK
Enviado especial de EL TIEMPO
Río de Janeiro

Más noticias sobre Curiosidades

Publicidad

Publicidad

Publicidad