Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cicatrices: la vida marcada en la piel

Jueves 1 de septiembre de 2016

Infografia 1 - apertura

Infografía 2 - teniente

Cicatriz por quemadura en espalda

Es integrante del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá desde hace más de 30 años y ha participado en algunas de las operaciones de atención de emergencias más complejas en el país: desde la masacre de Pozzetto hasta la bomba en el Nogal. En su espalda lleva la cicatriz de las graves quemaduras que sufrió cuando atendía un incendio en el sector de Paloquemao, en la capital, en sus inicios en este oficio. Cerca del cuarenta por ciento de su cuerpo resultó afectado. Tras más de un año de recuperación regresó a su trabajo, convencido de vivir de este hasta llegar a la vejez.

Hace mucho tiempo que la ignoro, porque no la veo. Pasa desapercibida todo el tiempo. Pero es una marca que me queda para toda la vida como homenaje a mi labor".

Infografía 3 - Martha Cecilia

Cicatriz por mastectomía radical en seno izquierdo

Bacterióloga, tiene tatuado sobre su cicatriz una flor de loto, en símbolo de renacimiento y vida. Fue dibujado en donde le fue extirpado su seno izquierdo, tras serle detectado cáncer de mama. Hoy, Martha es sobreviviente y testimonio de cómo afrontar la enfermedad. “La vida no se acaba con un diagnóstico. Situaciones como estas te muestran que la enfermedad es un camino para valorar la vida con otros ojos. Hay que seguir. Hay que luchar”, dice. 

Video Martha Cecilia

Video Martha Cecilia

Salario mínimo quedó en 689.454 pesos; sindicatos estudian paro cívico

Quote Martha Cecilia

El hecho de no tener un seno no significa que las mujeres dejemos de ser mujeres. Me considero muy mujer, muy femenina. Y simplemente es algo más que sucede en tu vida, pero que sucede para enseñarte a conocer más tu interior".

Infografía 4 - Martin Prieto

Cicatriz de nacimiento

Nació en Bogotá el 6 de mayo de 2015. Fue a las 9:15 a. m. Pesó 3.420 gramos y midió cerca de 52 centímetros. Ese momento de vida, cuando fue cortado el cordón umbilical de la placenta de su madre, lo lleva siempre marcado en su abdomen. Esa cicatriz redonda que quedó en medio de su vientre, como la que todos los humanos tienen, la adquirió desde que dio su primer respiro y la tendrá hasta el último que pueda hacer en vida. Su historia en este mundo apenas se inicia.

Infografía 5 - Paola cruz

Cicatriz: estrías en vientre luego de dos embarazos

Tuvo su primer hijo a sus 17 años. Se armó de valor para hablar en su colegio y con su familia para no interrumpir sus estudios. Y lo logró. Terminó su bachillerato y comenzó sus estudios universitarios. A sus 28 llegó su segundo hijo. “Fue una experiencia muy diferente. Uno ya sabe cómo disfrutarlos más”, reconoce. De las dos experiencias le quedaron estrías en su vientre que le recuerdan, según dice orgullosa, “la fortuna de haber sido madre dos veces”.

Video Paola Cruz

Video Paola Cruz

Salario mínimo quedó en 689.454 pesos; sindicatos estudian paro cívico

Quote Paola Cruz

Cuando eres madre cambia todo. Cambia tu estilo de vida, tu pensamiento y tu cuerpo. Se piensa y se vive diferente. Por eso me siento muy orgullosa de tenerlas porque ser madre es lo mejor que me ha podido pasar". 

Infografía 6 - Oscar Barrera

Cicatrices: Pecho por corazón abierto y cuello por anticoagulación

De 31 años, se dedica en la actualidad a realizar efectos digitales en comerciales. Cuando recién ingresaba a la universidad sufrió una amigdalitis que le dejó una cicatriz en todo su cuello. Cuando fue al médico creyó que le recetarían un antibiótico, pero el médico le ordenó una cirugía de urgencia. “Nunca fui consciente de que me iban a dejar una ‘chaguala’ así de grande, pero me dijeron que era porque se iba a infectar el corazón”, cuenta. Dos años atrás le fue realizada una cirugía a corazón abierto por dificultades cardiacas que le fueron detectadas en su adolescencia. Más allá de las dos cicatrices que lleva y de los cuidados que debe seguir, dice que procura llevar una vida normal.

Al principio la gente era muy detallista con la cicatriz del cuello. Ya no me importa tanto como antes. Al principio fue extraño verme con una (cicatriz) en el cuello pero después me acostumbré".

Infografia 7 - Sergio Mogollón

Cicatriz en rostro, pecho y brazos por ataque con ácido

Fue atacado en su rostro con ácido en diciembre de 2012. El hecho se presentó cuando caminaba junto a su novia en inmediaciones del barrio Castilla, en el occidente de Bogotá. Tras varios meses de tratamientos y cirugías, Sergio recuperó la visión en uno de sus ojos. En la actualidad administra junto a su esposa una empresa publicitaria, con clientes que, según él, siempre fueron fieles en los momentos más difíciles. Su caso sigue en la impunidad.

Video Sergio Mogollon

Video Sergio Mogollon

Salario mínimo quedó en 689.454 pesos; sindicatos estudian paro cívico

Quote Sergio Mogollón

Un ataque con ácido no es fácil de llevar pero hay que seguir adelante y siempre lo he hecho de la mano de mi esposa, amigos y de la gente cercana que nos ha colaborado". 

Infografía 8 - Henry

Cicatrices por doble cirugía de corazón

Tiene dos hijas, que, según dice, sueña verlas crecer y disfrutarlas en su vejez. Procura seguir los consejos médicos que lo acompañan desde sus 13 años, cuando le diagnosticaron coartación de la aorta y fue operado del corazón. Aunque su padre murió de un infarto años más tarde, un hecho que lo devastó en su juventud, y los médicos le han entregado diagnósticos que podrían preocuparlo, Henry dice que piensa más en cómo disfrutar día a día de su familia y dejarse llevar por su gran pasión que es la fotografía y como instructor canino. “Cada vez que llevo a mis hijas en el carro siento mariposas de verlas”, cuenta.

Cuando la vi fue impactante. Piensas que te van a molestar cuando vas a la piscina o cuando te quitas la ropa. Pero lo he usado de burla; he dicho que me ha atacado un tiburón. He aprendido a convivir con ella".

Convocatoria

EL TIEMPO retratará a otros siete voluntarios que deseen compartir sus historias de vida. Para participar deberá escribir al correo electrónico lavidamarcada@eltiempo.com con una fotografía de su cicatriz y un relato breve en el que nos cuente su historia. Los seleccionados serán contactados posteriormente para programar una sesión fotográfica, como parte de este proyecto gráfico.

Infografía 9 - Créditos

Publicidad

Publicidad