Desagravio a Warren Beatty

Desagravio a Warren Beatty

¿Qué clase de mundo es un mundo que reduce a Warren Beatty a meme? Ricardo Silva defiende al actor.

Warren Beatty

Tras el error en los Oscar 2017, donde se anunció como ganadora a mejor película a 'La La Land' en vez de 'Luz de luna', el actor Warren Beatty fue blanco de burlas y memes en las redes sociales.

Foto:

AFP

15 de marzo 2017 , 04:01 p.m.



Bloqueé en Twitter al célebre Alejandro Jodorowsky –gurú, psicomago, tarotista, cineasta, artista– porque hace un par de años le dio por reclamarme airadamente, como dicen, cada vez que yo publicaba algún link sobre los premios Óscar: mitad cazador de yanquis setentero, mitad trol moralista de nuestros tiempos, me acusaba una y otra vez de arrodillármele a Hollywood con una convicción de iluminado que hacía imposible cualquier diálogo. De nada habría servido contarle que había estado atento a los Óscar desde los siete años, pero como un juego, hombre, como un plan de amigos que uno empieza a lamentar hacia las once de la noche, como un pretexto para ver películas extraordinarias que de otro modo no habría visto jamás: desde 'Reds' hasta 'Manchester junto al mar'.

Habría podido responderle a Jodorowsky con una verdad tan simple como “favor no preocuparse por mí: ni me lo tomo a pecho, ni ganan nunca mis favoritas”, que habría sido una frase de apenas 90 de los 140 caracteres permitidos, pero díganme para qué si los troles son sordos.

Lo que pasa con los Óscar es que es tan tonto odiarlos como adorarlos, tan absurdo sobreinterpretarlos como desconocerlos. Y, sin embargo, ya que el mundo de hoy está invadido de verdugos que hilan delgado –y el muro de Facebook es en verdad un paredón y los pobres hechos son un pretexto para encajar alguna agenda a la brava–, al famoso premio de la Academia, como a la Navidad o al cumpleaños, suele pedírsele demasiado; suele acusársele de racista, de misógino, de homofóbico, de mercantilista, de gringo, de políticamente correcto, de vano, de prueba reina del fracaso del hombre según los resultados; suele servir, como este año, para leerlo con la lupa de los teóricos de la conspiración como una valiente paliza a Donald Trump o como una señal incontestable del declive del genio de Warren Beatty.

Qué clase de mundo es un mundo que reduce a Warren Beatty a Steve Harvey, a meme. Sí, en el filo de nuestra medianoche del domingo 26 de febrero Beatty dijo “y el premio de la Academia a la mejor película es para… 'La La Land'…” cuando en realidad era para la deliberada pero bella 'Luz de luna' –y ni siquiera fue él, sino su compañera en 'Bonnie and Clyde': la actriz Faye Dunaway–, pero de la lapidación no lo libraron ni su elegante discurso a favor de la tolerancia previo al caos; ni su sentido del humor para explicar el desliz ahí mismo sobre el escenario; ni la noticia de que el error había sido de los organizadores que le entregaron el sobre equivocado; ni mucho menos una carrera descomunal que es la suma de milagros como 'Esplendor en la hierba', 'Bonnie and Clyde', 'McCabe & Mrs. Miller,' 'El cielo puede esperar', 'Shampoo' y 'Bulworth'.

Qué clase de mundo es un mundo que reduce a Warren Beatty a Steve Harvey, a meme.


Desde ese clímax errático le han estado lanzando, en el mejor de los casos, un insulto que en realidad es un elogio: viejo.

Tres días después de la falsa debacle, matoneados también por los desocupados del mundo, renunciaron como un par de ministros corruptos los dos socios de la auditora PwC que entregaron mal el sobre y convirtieron la ceremonia en comedia de enredos: adiós, Brian Cullinan; adiós, Martha Ruiz, quién pensó verla en esas. Pero yo creo que al brillante Warren Beatty, que protagonizó la década del mejor cine que se ha hecho en Hollywood, y en 1982 se ganó un Óscar por dirigir 'Reds', al final le importa un carajo. Yo creo que Beatty –actor, escritor, productor, director– tiene claro que verle el complot a un error es el oficio de los perfiles de Facebook, que darse golpes de pecho por lo que sucedió el domingo es hacerse merecedor del matoneo de Jodorowsky y que sufrir por el Óscar es sufrir porque sí.

Hacía rato no me acordaba yo de esa máxima colombiana que puede salvar una vida: “coja oficio”.


LECTURAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA