La guitarra poderosa de Phil Manzanera

La guitarra poderosa de Phil Manzanera

Formó parte, Junto a Bryan Ferry y Brian Eno, de la agrupación Roxy Music.

fg

Manzanera junto al saxofonista Andy Mackay.

Foto:

AFP

25 de enero 2017 , 12:01 p.m.

En el verano de 1972 el rock británico vivió una etapa dorada, única y de un nivel creativo pocas veces visto gracias a artistas que engalanaron géneros como el hard rock, el rock sinfónico-progresivo y el pop. Sin The Beatles en la escena, los Stones y Led Zeppelin se tomaron buena parte de la torta musical junto a Wings y una interesante camada de artistas norteamericanos como Paul Simon y Bob Dylan.

La otra porción del público estaba repartida entre cantautores como Cat Stevens, Van Morrison y Donovan, y la legión de “bichos raros” que componían grandes suites de quince o veinte minutos, entre ellos Genesis, King Crimson y Pink Floyd.

Pero fue un outsider el que alteró todo y permitió que otras manifestaciones tuvieran cabida: David Bowie. En el verano del 72, el Duque Blanco lanzó una obra fundamental en su carrera y en la historia de la música rock británica, The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars.

Ese álbum rompió radicalmente con estilos y tendencias vistos hasta ese momento. Les dio alas a estudiantes de arte que encontraron en la apuesta estética de Bowie el camino a seguir en el mundo de la música. De ese gran abanico de posibilidades surgieron grupos y artistas descritos por los medios como representantes del art rock, categorización compleja si se entienden por separado ambos conceptos.

Queen, The Sweet y Roxy Music fueron parte de esas bandas experimentales. En ese proceso estuvo desde el inicio Phil Manzanera. Junto a Roxy Music, se consagró como uno de los grandes guitarristas de los setenta en el Reino Unido. De padre inglés y madre colombiana, Manzanera fue privilegiado por ser parte de una agrupación que cambió el rumbo del rock gracias al cantante Bryan Ferry y el teclista Brian Eno (como productor en la década de los ochenta, fue el artífice de los mejores discos de U2).

Roxy Music fue uno de los proyectos más avanzados de la escena musical inglesa, determinante en la consolidación del sonido glam gracias al álbum debut de 1972, que estuvo seguido por For Your Pleasure (1973) y Stranded (1973). La banda se formó en el invierno del 71 por el impulso de Ferry, que venía de estudiar bellas artes y cerámica.

Manzanera llegó a Roxy Music tras unas complejas y largas audiciones para seleccionar al guitarrista líder del grupo. Se enteró de la vacante por un aviso, pero perdió el puesto con el talentoso David O’List, que tocaba en The Nice. A pesar de la mala noticia, los representantes del grupo decidieron que Manzanera podía trabajar como roadie.

Tenía talento y no querían desaprovecharlo ni que terminara en otra banda. No muy convencido del cargo, pero con la convicción de que una vez dentro sería complicado que lo sacaran, Phil aceptó cargar los instrumentos, así como lo hizo Ian Stewart en los Stones a principios de los sesenta. A los pocos meses, O’List tuvo un altercado con uno de los miembros del grupo y abandonó la banda. Manzanera, que había impresionado a los directivos de la disquera EG Records, fue llamado en su remplazo.

Lo que vino a continuación fue un huracán creativo pocas veces visto en el rock inglés. Con un estilo difícil de catalogar y por momentos marcados por las brechas creativas de sus dos cerebros, Eno y Ferry, Roxy Music creó un rock de avanzada apegado a la moda, el cine, la literatura, el arte, el soul, la música concreta y electrónica, con muchos componentes del estilo musical de Velvet Underground, la banda que lideró Lou Reed entre 1966 y 1970.

Los aportes de Manzanera se limitaban a lo que Eno o Ferry dictaban. Esto generó algunas tensiones dentro del grupo y en 1973, tras la publicación del álbum For Your Pleasure, Eno abandonó la banda. Nunca se sintió a gusto con el estilo que pretendía imponer Ferry y el rock tampoco estaba dentro de sus prioridades como artista. La ausencia del genio creativo de Eno le abrió una nueva posibilidad a Manzanera para plasmar sus ideas y conocimientos. Desde joven creció oyendo a las grandes leyendas del rock británico y guitarristas como Eric Clapton, Jimmy Page, Robert Fripp y Jeff Beck fueron determinantes en su idea del rol del guitarrista.

A partir de los siguientes trabajos editados, especialmente en Stranded (1973), Country Life (1974) y Siren (1975), Manzanera cumplió un papel fundamental y logró establecer un trío creativo importante con Bryan Ferry y el saxofonista Andy Mackay.

Ferry no podía estar más a gusto: finalmente se salió con la suya y consiguió imponer un estilo más cercano al soul, lleno de elegancia vocal, sensualidad y melodías muy Beatle, de fácil recordación, como las maravillosas Amazona, Out of the Blue y Love is the Drug. Crearon discos sostenibles en el tiempo y no fueron avasallados por el Disco o el Punk. Aunque los resultados para Roxy Music eran alentadores, Manzanera emprendió en 1976 el primero de varios proyectos en solitario: 801, un ensamble de rock progresivo que contó con la presencia de Brian Eno, con quien el guitarrista siempre tuvo una gran relación.

En este proyecto mostró su lado más experimental y logró el reconocimiento de músicos como David Gilmour y Robert Fripp. A pesar de que la banda apenas dio tres conciertos, el álbum se convirtió en una joya para los coleccionistas del rock progresivo. La presencia de Eno tuvo un aire de retorno momentáneo al rock.

A finales de 1978, Roxy Music se juntó de nuevo para el álbum Manifesto, que marcó un derrotero importante frente a lo que serían los ochenta para la banda. Más cercano al pop y el soul, en Manifesto Manzanera hizo notables aportes en temas como Trash y Still Falls the Rain.

Su guitarra melódica y atmosférica le dio color a una música que tuvo en su identidad el componente diferenciador esencial para seguir cautivando a seguidores cada vez más alejados del rock experimental. En el verano del 80, y como trío, Roxy Music lanzó uno de sus discos más exitosos hasta ese momento, Flesh+Blood, que contó con una mayor presencia creativa de Manzanera en temas como Over You y No Strange Delight.

Los buenos resultados del álbum, gracias al éxito Oh Yeah, tuvieron eco en 1982 con Avalon, que mantuvo la línea creativa de su antecesor y con el cual alcanzaron su mayor éxito en ventas gracias a canciones como More Than This. Tras la gira del álbum, la banda se separó y Manzanera formó Explorers, un proyecto que duró solo un año. Así mismo, lo invitaron a trabajar con varios artistas, como John Wetton –ex King Crimson– en el álbum One World (1986) y con Pink Floyd para A Momentary Lapse of Reason (1987), en el que coprodujo y escribió el tema One Slip.

Este hecho fue fundamental en su carrera porque lo acercó mucho más a Gilmour, con quien construyó una sólida relación. Manzanera se convirtió en un aliado permanente del guitarrista de Pink Floyd: trabajó en el álbum On an Island (2006), en el que tocó los teclados en varios temas.

También fue el productor de Live in Gdansk (2008) y fue pieza clave para revivir joyas de Pink Floyd que vieron la luz bajo el nombre de The Endless River (2014) y del más reciente álbum de Gilmour, Rattle that Lock, que se lanzó en septiembre de 2015 y ha sido uno de los más aclamados en la carrera del guitarrista inglés.

Hoy Manzanera se desempeña como productor en los estudios Gallery en Londres, donde grabó los álbumes Corroncho (2008) y Corroncho Dos (2015), que lo acercaron a sus raíces colombianas y en los que experimentó con la cumbia, el corrido mexicano, el son y la música del Pacífico. Como productor de artistas, ha trabajado con John Cale, Fito Páez, Paralamas, Enrique Bunbury y Aterciopelados –con quienes produjo el álbum La pipa de la paz (1996), uno de los trabajos más sólidos del rock local. Como invitado a este Hay Festival en Cartagena, será la segunda vez que se presente de manera oficial en el país. La primera fue en 1992, en un concierto que pasó a la historia por su desorden pero que juntó en Cali a un Roxy Music, a un miembro de The Who y a otro de Pink Floyd, en nombre de la filantropía.

**Phil Manzanera conversará con Jacobo Celnik el domingo 29 de enero a las 10:30 a.m. Teatro Adolfo Mejía.

JACOBO CELNIK
LECTURAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA