El banquete de Pollock

El banquete de Pollock

Su primer libro se publicó cuando cuando tenía 55 años y su primera novela, tres años después.

El banquete de Pollock

El escritor Donald Ray Pollock

Foto:

AFP

17 de octubre 2017 , 05:08 p.m.

Al igual que otros casos ilustres en el mundo de la literatura (Raymond Chandler, José Saramago, Imre Kertész, Toni Morrison), Donald Ray Pollock (Ohio, 1954) comenzó su carrera como escritor a una edad tardía. Su primer libro de cuentos se publicó cuando rozaba los cincuenta y cinco años (Knockemstiff, 2008), y su primera novela, El diablo a todas horas, tres años después (The Devil All the Time, 2011). Dada la calidad de ambos trabajos, y el compendio de críticas favorables que se registró casi enseguida, resulta inexplicable, por decir lo menos, que Pollock hubiera tardado tanto tiempo en publicar. Pero la suya es una historia linda. 

Lejos de la historia convencional de los portazos editoriales, las cartas de rechazo o los manuscritos incendiados en la chimenea al calor de la ira o la vergüenza, Pollock decidió seguir el camino de las letras después de trabajar como peón (y chofer) durante treinta y dos años en una fábrica de papel de Ohio. Su segunda novela, El banquete celestial, acaba de salir al mercado en español y las primeras líneas suenan así:

“En 1917, mientras otro agosto infernal empezaba a tocar a su fin en la frontera que separa Georgia y Alabama, Pearl Jewett despertó una mañana antes del amanecer a sus hijos con un ladrido gutural que sonó más animal que humano. Los tres jóvenes se levantaron en silencio de sus rincones respectivos de la cabaña de una sola habitación y se pusieron la ropa mugrienta y todavía húmeda del sudor de la jornada anterior”.

El escenario aquí ha cambiado. Si en los cuentos de su primer libro, Knockemstiff, Pollock nos situaba en la geografía de su pueblo natal, Knockemstiff, Ohio, para hablarnos del white trash americano, en El banquete celestial nos invita a pasear por los pueblos sureños de Georgia y Alabama de principios del siglo XX para hablarnos de las mismas bajas pasiones que caracterizan su obra, pero con cierto olor a western americano. En términos generales, la historia aborda la vida de tres hermanos infelices y desarrapados (los Jewett), que tras la muerte de su padre (Pearl) deciden repetir las hazañas criminales de un tal Bill Bucket para básicamente no volver a ver un plato vacío o sentir hambre en lo que les resta de vida.

Pollock plantea una novela casi de aventuras en la que exhibe cuánto ha depurado su prosa en todos estos años de trabajo constante sentado frente a una mesita en el jardín de su casa. Si en Knockemstiff y El diablo a todas horas parecía llevarnos a las sombras para que admiráramos el carácter casi incendiario de su prosa, en El banquete celestial está claro que, más que los incendios, lo que ahora le importa son las chispas de donde provienen. Como en la antesala al momento en que los Jewett están a punto de cambiar el destino de sus vidas:

“Ya era pasada la medianoche cuando los tres hermanos salieron de la cabaña y echaron a andar por entre los pinares hacia el caserón de Tardweller. Habían decidido dejar atrás la mayoría de sus pertenencias; así que, aparte de los dos libros y de sus mantas, solamente llevaban la vieja escopeta de Pearl, su navaja y los dos machetes. Una luna de un color amarillento enfermizo iluminaba el camino”.

Lo que habrá de pasar luego, claro, está en las manos de Pollock y seguramente no va a ser nada bueno. Lo que en términos literarios –mucho más si se trata de un homenaje a los westerns americanos– siempre será extremadamente bueno.

EL BANQUETE CELESTIAL
Donald Ray Pollock
Random House
416 páginas
El banquete de Pollock

. Su segunda novela, El banquete celestial, acaba de salir al mercado en español y las primeras líneas suenan así:

Foto:

Lecturas

MAURICIO BECERRA
LECTURAS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA