Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Muerte de animales no puede ser con sufrimiento: Consejo de Estado

Por: |

Un fallo del tribunal sería clave en el debate sobre las corridas de toros en Bogotá.

Una sentencia del Consejo de Estado que dirime la responsabilidad de la Nación en la muerte de un vaquero por la cornada de un toro, ocurrida hace 13 años en la corraleja del matadero municipal de Anserma (Caldas), acaba de sentar jurisprudencia sobre los derechos de los animales, especialmente a no recibir malos tratos.

La decisión de la Sección Tercera del Consejo de Estado señala que los animales, "como seres vivos, tienen dignidad en sí mismos", aunque no manifiesten su voluntad. También agrega que su existencia tiene "un propósito vital y una finalidad" y por ello deja sin efectos dos artículos del Código Civil que los equiparaban a cosas. Las disposiciones fijaban las responsabilidades que tenían los dueños de las mascotas, de los animales domesticados y de los fieros.

La sentencia acogió una ponencia presentada por el magistrado Enrique Gil Botero y establece que "la interpretación de los artículos 2353 y 2354 del Código Civil se debe ajustar a los postulados constitucionales y filosóficos que reconocen el valor como seres vivos de los animales y, por lo tanto, su capacidad para ser titulares de derechos".

Y agrega que "el principio de dignidad implícito en estos seres vivos hace que toda institución jurídica tenga en cuenta esta condición (...). Por lo tanto, (los animales) son susceptibles de ser titulares de derechos, como una muerte digna sin sufrimiento, o a no ser maltratados".

El pronunciamiento, señalaron juristas consultados, será clave en la polémica abierta por la decisión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, de prohibir las corridas de toros en Bogotá tras la negativa de los promotores de estas de evitar la muerte del toro.

El origen del fallo

Los hechos que motivaron la decisión ocurrieron el 3 de marzo de 1999. Un novillo embistió a Jesús Antonio Hincapié García y lo hizo caer. El golpe fue mortal.

El accidente se produjo mientras ingresaban al matadero las reses que iban a ser sacrificadas al día siguiente. La víctima trabajaba para ganaderos del municipio.

Esto llevó al alto tribunal a desligar de toda responsabilidad al municipio y al dueño del animal, pues Hincapié era consciente de los riesgos de su actividad.

Según el magistrado ponente, se abre el debate jurídico sobre la protección de los animales. "Nos beneficiamos de los animales, pero no es lícito que los torturemos o que su muerte se convierta en un espectáculo", dijo.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.