Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

La Corte Suprema ordena sacar a Dios de los fallos

Por: |

Ver más informaciónVer más información
Juzgados

En una sentencia, le llamó la atención a procuradores, jueces y fiscales por anteponer creencias.

La Corte Suprema de Justicia les acaba de hacer un fuerte regaño a procuradores, jueces y fiscales por anteponer creencias religiosas a las razones jurídicas, al ratificar la absolución de dos supuestos miembros de sectas satánicas por la muerte de un niño de 15 años ocurrida en una playa de Santa Marta, en el 2005.

La Sala Penal determinó que el crimen no ocurrió en un sacrificio -como lo sostenían Fiscalía y Procuraduría- sino que fue cometido por un hermano de la víctima, aparentemente por rivalidades familiares.

En la sentencia, la Corte les advierte a los funcionarios judiciales que "en sus intervenciones, conceptos, actos, resoluciones y providencias se deben guiar únicamente por la razón, como criterio rector del sistema jurídico".

"El Estado no debe intervenir en asuntos religiosos, y, a su vez, posturas de esta índole no pueden ser parte de la cuestión pública, ni mucho menos justificar los actos políticos, los conceptos jurídicos o las decisiones judiciales", dice la sentencia, que cuestiona a la fiscal del caso porque pretendió mostrar como indicio contra los dos acusados sus convicciones contrarias a la existencia de Dios.

El homicidio conmovió a la Costa Atlántica en el 2005, pues el hermano de la víctima, Rafael Enríquez Cabana, aceptó que participó en el crimen y que él mismo lo entregó como supuesta cuota de sangre para la secta.

Con base en su testimonio, que varió tres veces durante el proceso, la Fiscalía capturó y logró que un juez de primera instancia condenara a estas dos personas.

El Tribunal Superior de Santa Marta tumbó la condena porque no encontró pruebas reales de que la muerte hubiera ocurrido en un rito.

Entre los elementos que según Fiscalía y Procuraduría involucraban a los acusados estaban libros como Los versos satánicos, de Salman Rushdie; La semilla del diablo, de Ira Levin y
La lucha contra el demonio, de Stefan Zweig. También, que lucían orificios en sus orejas "que no eran naturales".

La fiscal también aseguró que la necropsia estableció que las siete heridas cortopunzantes que causaron la muerte del menor tenían como propósito hacer que la sangre saliera con rapidez del cuerpo, para beberla ritualmente.

La Corte calificó estas versiones de "absurdas e imposibles y llenas de incoherencias y fantasía".

Aunque los magistrados afirman que los homicidios en rituales "son eventos posibles", también dicen que su ocurrencia "es improbable". En ese sentido, critican a la fiscal y al procurador por dar crédito a versiones que no fueron probadas en la investigación y, a pesar de ello, insistir en la condena con argumentos como este: "Si en Bogotá una secta satánica mató a un gato con el fin de beberle la sangre -cuestiona el fallo-, entonces no es menos cierto que en Santa Marta apuñalaron a un niño para hacerle otro tanto".

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.