El explosivo testimonio de Zuccardi contra el 'cartel de la toga'

El explosivo testimonio de Zuccardi contra el 'cartel de la toga'

La exsenadora dice que, en un velero, Francisco Ricaurte le dijo que contratara a Gustavo Moreno.

Piedad Zuccardi

La exsenadora Piedad Zuccardi fue enfática en que no le pagó un solo peso a Gustavo Moreno y en que es inocente.

Foto:

Cortesía Colprensa

09 de noviembre 2017 , 06:31 a.m.

De manera discreta, la excongresista de ‘la U’ Piedad Zuccardi llegó este martes a la Corte Suprema a rendir declaración dentro de la investigación por el llamado ‘cartel de la toga’. 

Durante cerca de dos horas, la exparlamentaria, procesada por ‘parapolítica’, le aseguró al magistrado investigador Luis Hernández que recibió presiones para que contratara a Luis Gustavo Moreno como defensor y pagara 4.000 millones de pesos a cambio de su absolución.

La plata era, según le dijeron, para el ‘equipo de oro’: Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte y la magistrada auxiliar Mabel Parra, gran amiga de la esposa de Bustos.

Bajo juramento, Zuccardi manifestó que el primero en abordarla fue el entonces magistrado de la sala laboral Francisco Ricaurte, además, que Moreno llegó tres veces a su lugar de reclusión y que la magistrada Parra actuaba de manera hostil con su abogado, quien terminó renunciando al caso.

Según Zuccardi, quien no obtendrá ningún beneficio por este testimonio, su pesadilla se inició a finales de octubre de 2012. Para esa época, se organizó un homenaje en Cartagena para Humberto Sierra Porto, quien finalizaba su periodo en la Corte Constitucional.

“El agasajo lo organizó el doctor Reinaldo Burgos a bordo del velero ‘Gaira’. Coincidí con el exmagistrado Francisco Ricaurte, de la Sala Laboral de la Corte, quien después de los saludos protocolarios me preguntó en qué estaba mi proceso y quién era mi abogado”, le narró Zuccardi al magistrado investigador.

Según ella, luego de que le explicó que estaba en etapa preliminar, que la Procuraduría había solicitado un inhibitorio y que su abogado era Alberto Morales Támara, Ricaurte le dijo que debía pensar en cambiar de abogado porque las cosas se podrían complicar.

“Me indicó que había un abogado joven muy bueno, de apellido Moreno, quien podía asumir mi defensa y me dijo que no era bueno confrontar a la Corte”, dice Zuccardi.

Y aunque explica que tomó de manera desprevenida las palabras de Ricaurte, a los cuatro meses se le dictó orden de captura y Moreno se le presentó a su lugar de reclusión. Para ese momento, el abogado de Zuccardi ya había renunciado al caso alegando ausencia absoluta de garantías.

“Las presiones contra la defensa se hicieron evidentes (…) hubo varios incidentes que enfrentaron a la magistrada auxiliar Luz Mabel Parra con mi defensor”, explicó.

Y describió comportamientos hostiles de Parra, entre ellos uno en un ascensor, cuando se dirigían a escuchar por videoconferencia el testimonio del paramilitar extraditado Salvatore Mancuso: “Delante de mí y sin ninguna consideración lo increpó y le dijo que desde cuándo defendía paramilitares y a cuántos estaba defendiendo”.

Las tres visitas

Zuccardi dice que también hubo otro incidente cuando se le preguntó a Parra por la aparición en el expediente de dos testimonios por escrito de paramilitares que eran confesos analfabetas: Eugenio Reyes y Aleyder García.

Zuccardi asegura que, después del 5 de marzo de 2013, cuando fue privada de la libertad, apareció Moreno en escena. A los pocos días, el abogado llegó al Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo), donde la excongresista se encontraba detenida.

“Me entregó una tarjeta de presentación, me dijo que venía por recomendación del magistrado Francisco Ricaurte y que la única vía para que yo saliera bien librada era que cambiara de defensor y él asumiera el proceso. Me planteó sus fortalezas, entre las que estaba su cercanía con los magistrados Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos. Sobre Bustos, dijo que lo visitaba en su despacho y departían en su casa de verano los fines de semana (…). Al final dijo que eso costaba 3.000 millones de pesos que comprendían sus honorarios y gestiones con el ‘equipo de oro’: Ricaurte, Bustos y Parra”.

En septiembre de 2013, cuando la defensa de Zuccardi solicitó la preclusión de la investigación alegando plena inocencia y falta de pruebas, Moreno se volvió a presentar y la tarifa subió.

Ella asegura que le pidió 4.000 millones, le advirtió que su defensa estaba mal llevada y que a los magistrados les incomodaba que los confrontara. Pocos días después, se le dictó resolución de acusación y se incluyeron entre las pruebas interceptaciones editadas de llamadas con su defensa.

En ese momento, el magistrado investigador interrumpió su declaración y le preguntó por qué había permitido una segunda visita de Moreno y no había denunciado.

Zuccardi le aseguró que si bien le causaban miedo e incertidumbre las visitas y propuestas de Moreno, no denunció porque “el rechazo de sus solicitudes podía agravar mi situación, más de lo que ya estaba. Tenía la impresión de que con cada una de sus visitas se daban actuaciones que yo percibía como violaciones al debido proceso (...). El poder tanto de Bustos como de Ricaurte en la Corte era evidente e intimidante”.

La exparlamentaria, cuyo caso está pendiente por resolver, asegura que la tercera visita de Moreno se produjo en diciembre de 2013, cuando llegó en compañía del también abogado Dagoberto Charry.

Zuccardi dice que Moreno le pidió hablar a solas y le manifestó que ante su negativa de cambiar de abogado le proponía darle poder como suplente a un abogado Pinilla. También le dijo que Charry, su profesor, podía colaborar con los interrogatorios, para aplicar la estrategia de falsos testigos.

Charry le confirmó a EL TIEMPO que coincidió con Moreno en Cespo y que ambos estaban interesados en el caso Zuccardi, pero no en sociedad. Además, que nunca supo de la propuesta que Moreno le hizo a la exsenadora y que nunca lo volvió a ver, aunque habían compartido oficina durante una época.

Zuccardi asegura que una vez salió Bustos de la Corte, las cosas cambiaron dentro de su proceso: se le concedió libertad provisional por vencimiento de términos; se excluyeron del expediente las interceptaciones con sus abogados, por ilegítimas; y se ordenó la práctica de varias pruebas que habían sido inicialmente negadas.

El testimonio de Zuccardi, quien asegura ser plenamente inocente y no haberle pagado un solo peso al ‘cartel de la toga’, es evaluado por la Corte. Esta decidirá si lo remite a la Fiscalía, que investiga a Ricaurte, y a la Comisión de Acusaciones, a cargo del expediente contra Bustos, quien el miércoles tuvo su primer cara a cara con Moreno.

La Procuraduría investiga a Mabel Parra, pareja del abogado Gerardo Torres, ‘Yayo’, socio de Moreno en procesos bajo la lupa.

Moreno llegó blindado a Comisión de Acusación

El hermetismo y las extremas medidas de seguridad reinaron el miércoles en la Comisión de Acusación de la Cámara, a donde acudió el exfiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno para rendir testimonio contra los exmagistrados Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte y el magistrado Gustavo Malo, por el llamado ‘cartel de la toga’. Hacia las 9 de la mañana, protegido con casco y chaleco antibalas y custodiado por agentes del CTI, arribó Moreno a la Comisión de Acusación, que se encontraba acordonada y bajo vigilancia de la Policía. Además, las puertas del recinto estaban tapadas con papel periódico para evitar que se filtraran imágenes de la diligencia.

Gustavo Moreno

El exfiscal Gustavo Moreno enfrentó por primera vez al magistrado Bustos.

Foto:

Cortesía Semana

Durante la mañana, Moreno rindió testimonio sobre la implicación del magistrado Gustavo Malo en el llamado ‘cartel de la toga’. Para ello presentó una serie de fotografías de eventos sociales en los que se habrían tomado decisiones para llevar a cabo el entramado de corrupción. En la tarde la declaración del exfiscal se centró en Ricaurte y Bustos. Este último acudió al recinto y calificó lo dicho por Moreno como “mentiras fabricadas de manera sistemática”.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA