Testigo dice que Santiago Uribe no tuvo relación con homicidio

Testigo dice que Santiago Uribe no tuvo relación con homicidio

Policía condenado señaló que el ganadero no es responsable del asesinato de Camillo Barrientos.

Santiago Uribe

El ganadero Santiago Uribe se encuentra preso desde febrero del 2016 y es investigado por los delitos de concierto para delinquir, conformación de grupos paramilitares y homicidio agravado.

Foto:

Jaiver Nieto / Archivo EL TIEMPO

04 de diciembre 2017 , 04:58 p.m.

En una carta enviada al Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, Alexánder de Jesús Amaya Vargas asegura que Santiago Uribe no tuvo ninguna relación con el homicidio de Camilo Barrientos, asesinato por el que el ganadero se encuentra preso y por su supuesta relación con el grupo paramilitar de 'Los 12 Apóstoles'. 

Amaya Vargas, quien se encuentra recluido en la cárcel La Pícota, está condenado por los crímenes cometidos por ese grupo ilegal, entre ellos el de Camilo Barrientos por el que paga una pena de  más de 16 años de cárcel. 

Barrientos fue asesinado el 25 de febrero de 1994 en la vía Yarumal-Campamento y su caso sustenta el cargo de homicidio agravado contra Santiago Uribe. 

En la carta, Amaya asegura que fue agente de la Policía desde el 30 de enero de 1984 hasta el año 1995. Afirma que en el 93 llegó a Yarumal (Antioquia) como parte de la comisión de un grupo contraguerrilla de la Policía Nacional. 

Dice que el 5 de diciembre de 1993, cuando tenía el turno de centinela, escuchó que estaban quemando pólvora en la heladería Claro de Luna. Dice que cuando ingresó para controlar el accionar de los fuegos pirotécnicos "se me abalanza el señor Camilo Barrientos Durán, lanzándome palabras soeces y amenazándome". 

Afirma que Barrientos estaba en estado de embriaguez y que tomó su fusil por la parte de la trompetilla, "con el fin de quitarme el arma de fuego de dotación. El señor Camilo Barrientos tenía a la altura del abdomen la  trompetilla del fusil, en el forcejeo me fui encima, y se golpeó en el estómago con la trompetilla fue cuando el soltó el arma. Inmediatamente procedimos a cerrar el negocio, y en esos momentos se marcharon todas las personas que allí se encontraban entre ellos iba también el señor Camilo Barrientos", asegura. 

Dice que en 1994 se fue para Yarumal (Antioquia) y que el entonces teniente Juan Carlos Meneses Quintero, lo nombró como su escolta personal. Asegura que le contó a Meneses el episodio que había tenido tiempo atrás con Barrientos, después de verlo en la Terminal de Transportes. 

Según Amaya, Meneses le dijo "tranquilo que yo se lo regalo" y que en el transcurso de la semana de haberle dicho eso Meneses "trajo dos muchachos de Medellín, a uno le decían alias 'el Flaco'". 

El policía dijo que el 25 de febrero de 1994 Meneses le manifestó que "ya habían llegado los muchachos de Medellín" y que le ordenó que se quedara de servicio en el sector bancario de Yarumal, "que él organizaba todo". 

Dijo que cuando terminó el servicio en los bancos, fue a la estación de Policía y que allí se encontró a quienes ayudaban a Barrientos con el bus escalera que manejaba, quienes estaban declarando ante la Sijín los hechos en los que había muerto Barrientos. 

"Ese mismo día mi teniente Juan Carlos Meneses me lleva a la oficina de él, y me muestra las fotos del señor Camilo Barrientos sin vida y me dice "aquí está su regalo". 

Según Amaya en el 2014, estando en el Patio ERE 2 de la Picota, Meneses llegó trasladado desde el Patio ERE 1 de ese mismo centro penitenciario y le indicó supuestamente que debían incriminar a Santiago Uribe en el homicidio de Barrientos. 

"Me llamó por la reja y me manifestó que él me había traído para la cárcel y así mismo me sacaría, que no me preocupara, que él me ayudaría económicamente, pero teníamos que echar para adelante y joder al hijue... de Santiago Uribe, achacándole la muerte de Camilo Barrientos Durán, entonces yo le manifesté 'cuadre lo suyo que yo arreglo lo mío'", dijo. 

En la carta, Amaya termina señalando: "Soy enfático en manifestar como lo he reiterado ante la Fiscalía 16 especializada de la ciudad de Bogotá, que el señor Santiago Uribe Velez no tiene absolutamente nada que ver en  el homicidio del señor Camilo Barrientos Durán, y que los directos responsables son el señor Juan Carlos Meneses Quintero y el suscrito (Amaya), de acuerdo a lo narrado en esta declaración y lo dicho ante la Fiscalía 16 antes mencionada". 

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA