Proceso por corrupción electoral toca a megacontratista de la Costa

Proceso por corrupción electoral toca a megacontratista de la Costa

Julio Gerlein, hermano del veterano senador Roberto Gerlein, deberá responder por cheques.

Compra de votos

En la foto, el empresario Julio Gerlein, Margarita Restrepo, representante a la Cámara por el Centro Democrático y Fabián Castillo, representante a la Cámara por Cambio Radical y electo senador.

Foto:

EL TIEMPO

21 de junio 2018 , 11:15 p.m.

El empresario Julio Gerlein Echavarría, hermano del veterano senador Roberto Gerlein y uno de los mayores contratistas públicos de la costa Atlántica, tendrá que dar explicaciones sobre la red de corrupción electoral que hoy tiene tras las rejas a la electa senadora Aída Merlano.

El exitoso contratista, cabeza de la empresa Valores y Contratos S. A. (Valorcón), completa casi cinco décadas en el mercado de megaproyectos de infraestructura, ingeniería civil y vivienda. Su firma ha estado en la construcción del estadio Metropolitano Roberto Meléndez, el aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla, Transmetro, la construcción de TransMilenio por la calle 26 de Bogotá y en el fallido proyecto Navelena, en el que fue socio de Odebrecht y terminó también bajo investigación de las autoridades.

Julio, de 82 años, y Mauricio, otro de los hermanos Gerlein, aparecen en la investigación de la Fiscalía por uno de los casos más escandalosos de corrupción electoral descubiertos por la justicia, que tiene con medida de aseguramiento a ocho personas, entre ellas a Aída Merlano.

Este jueves, el fiscal Néstor Humberto Martínez anunció que por el mismo capítulo le imputarán cargos a Lilibeth Llinás, fórmula de Merlano y quien se quemó en su aspiración a la Cámara, y a los diputados del Atlántico Jorge Rangel y Margarita Ballén, así como a los concejales de Barranquilla Aissar Castro Bravo y Juan Carlos Zamora, y a los exconcejales Aissar Castro Reyes y Vicente Támara.

En el expediente hay millonarios cheques firmados por los Gerlein y que habrían sido cambiados por personas cercanas a Merlano. Con esa plata se pagaron, por cada voto a favor, 50.000 pesos para las aspiraciones de Merlano (Partido Conservador) y Llinás, de Cambio Radical. La Fiscalía encontró que la misma red de corrupción habría funcionado para las elecciones a Congreso del 2014, las regionales de 2015 y las parlamentarias de 2018. La tesis es que buena parte de ese dinero salió de las arcas públicas, a través de contratistas que financiaban a los candidatos, lo que el ente acusador califica de “organización criminal”.

Edwin Rafael Martínez Salas, uno de las fichas de Merlano, aparece cambiando en febrero, días antes de las eleciones, cheques por más de mil millones de pesos.
El fiscal Martínez aseguró que los empresarios “habrían obrado como giradores de títulos valores, muchos cheques que están en poder de la Fiscalía y fueron entregados para financiar esta empresa”, que en Barranquilla era conocida como la ‘casa blanca’ por el color de la sede principal de la campaña de Merlano”.

La Fiscalía oirá a los Gerlein en interrogatorio y decidirá si les imputa cargos. El megaproceso habla de una red de ‘operadores’ –líderes en barriadas– de corrupción electoral que superaría las 2.300 personas.

Los empresarios habrían obrado como giradores de títulos valores, muchos cheques que están en poder de la Fiscalía y fueron entregados para financiar esta empresa

Compulsa a congresistas

La Fiscalía compulsó copias contra el electo senador del partido Cambio Radical Fabián Castillo por irregularidades en Ciénaga, Magdalena. El caso está relacionado con la captura de Sergio Andrés Lora Ávila cuando transportaba siete millones de pesos y un aparente listado de votantes y propaganda del entonces candidato. En su celular se encontraron conversaciones relacionadas con compra de votos. A la Policía se acercó, tras su captura, el alcalde de Ciénaga, Edgardo de Jesús Pérez Díaz, quien intentó que el capturado no fuera judicializado. También llegó al sitio el entonces candidato, quien aseguró haber firmado un contrato de transporte con el detenido, el cual carece de legalidad según la Fiscalía.

También se compulsaron copias contra la representante a la Cámara del Centro Democrático, Margarita Restrepo. 

Tabletas por votos

La congresista uribista Margarita Restrepo sería la beneficiaria de una red que compraba votos dando a menor costo viajes a San Andrés, televisores y tabletas. Ciudadanos a los que no les cumplieron, denunciaron la situación.

La Fiscalía capturó al subdirector del Sena en Caucasia, Antioquia, quien habría presionado a empleados para que votaran por el electo senador Julián Bedoya.

Igualmente se investigan las presiones que habría hecho un contratista para que profesoras de jardines de Kennedy votaran por el candidato a la Cámara Diego Caro y su fórmula, la electa senadora María Fernanda Cabal. La Fiscalía no ha encontrado por ahora evidencias que comprometan a esos congresistas, por lo que no les compulsó copias.

JUSTICIA 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.