Tres razones por las que Mancuso pasó a cárcel de mediana seguridad

Tres razones por las que Mancuso pasó a cárcel de mediana seguridad

El exjefe ‘para’ saltó de una celda de castigo a Atlanta, EE. UU., y pasaría a la JEP.

Salvatore Mancuso

Mancuso había sido acusado de concierto para delinquir, concurso de homicidios de 11 personas, incendio y hurto agravado.

Foto:

Luis Benavides / EFE

15 de enero 2018 , 10:56 p.m.

La última semana del 2017, el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso fue trasladado a USP Atlanta, una cárcel de mediana seguridad ubicada en el estado de Georgia, donde terminará de pagar los 31 meses que le quedan de su condena a 15 años por narcotráfico.

El traslado se produjo luego de que sus abogados hicieran llegar una queja formal a la Corte Suprema de Justicia colombiana y a los fiscales de su caso en Washington sobre su situación carcelaria.

En una carta, el expara se quejaba de estar incomunicado en una celda de 2x3 metros sin ventanas, donde habría perdido 30 libras. La situación, según escribió, afectó su habilidad “de procesar coherentemente información”.

Colaboración pendiente

Aunque fuentes en Estados Unidos atribuyen su traslado porque las condiciones de reclusión eran precarias y por su mal estado de salud, su caso también entró a estudio debido a que Mancuso es calificado como un colaborador eficaz de la justicia de Estados Unidos a la que le entregó información sobre 81 jefes paramilitares, 65 miembros del Ejército, la Policía y la Fiscalía, de siete políticos y de varios excongresistas.

Al parecer, en el traslado también pesó la voluntad de Mancuso de cooperar con la justicia en Colombia. En un comunicado de octubre pasado, sus abogados anunciaron que aún le faltaba entregar información, en particular sobre alianzas entre paramilitares y empresarios.

Según escribieron los abogados, le iban a notificar al Gobierno colombiano un posible traslado del exparamilitar para “facilitar sus encuentros con los fiscales colombianos y los servidores judiciales”. Y añadieron que Mancuso consideraba la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), como una “opción real”.

Esa declaración, sin embargo, sorprendió a varios de sus allegados, pues una de las opciones que barajaba Mancuso después de cumplir su pena era irse a Italia, país del que tiene nacionalidad. Pero ese traslado sería poco probable ya que en Colombia tiene que responder por más de 60.000 delitos que cometieron sus hombres.

Mancuso, que se entregó en el 2005 en Colombia, sería liberado el 8 de julio del 2020.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.