Los testimonios de exparas contra el general Rito Alejo del Rio

Los testimonios de exparas contra el general Rito Alejo del Rio

Fiscalía le dictó medida de aseguramiento, pero no será detenido porque se someterá a la JEP.

General Rito Alejo del Río

General Rito Alejo del Río fue condenado a 25 años de prisión uno de los atroces asesinatos cometidos por los paramilitares en su sangrienta toma del Urabá chocoano, en 1997.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

13 de marzo 2018 , 11:13 a.m.

El cuestionado general (r.) Rito Alejo del Río, quien fue comandante militar del Urabá en la segunda mitad de los 90 y paga condena por un homicidio cometido por los paramilitares, responderá también por una de las masacres cometidas por las Auc al otro extremo del país: la de Mapiripán, que en julio de 1997 dejó varias decenas de muertos y marcó la avanzada 'para' contra zonas de retaguardia de la guerrilla.

Más de 20 años después de la masacre, la Fiscalía resolvió la situación jurídica del general anunciando la imposición de una medida de aseguramiento por los hechos en los que además, fueron desaparecidas varias personas. 

La Fiscalía tuvo en cuenta declaraciones de paramilitares para tomar su decisión:

- Exparamilitar Elkin Casarrubia Posada ‘Cura’: “Yunda coordinó con el general Rito Alejo, ese desplazamiento (a Mapiripán), y también lo coordinó ‘Cero cuatro’. Rito Alejo estaba en el batallón de Carepa (…) sólo sé que él, el general Rito Alejo coordinó el desplazamiento. Y nos dijeron eso porque como nosotros éramos los comandantes y como ya se habían coordinado otras operaciones en el Urabá con el general Rito alejo”.

- Heberto Veloza García ‘HH’: aseguró que el general era cercano al jefe de las Autodefensas de Carlos Castaño Gil y que “coordinaban y colaboró activamente con las Autodefensas de Urabá”. Con el oficial, dijo el exparamilitar se acordaban movimientos de tropa para facilitar las acciones del grupo ilegal.

- Raúl Emilio Hasbún Mendoza: afirmó que hubo un acuerdo con militares subalternos del general del Rio para permitir el desplazamiento de los paramilitares a Mapiripán y que el oficial estaba enterado de esa situación.

“Él era el comandante de la brigada y dentro de la jurisdicción de esa brigada se encuentra el aeropuerto de Los Cedros, cuando la salida de los aviones estaba coordinada para salir del aeropuerto de Necoclí, donde no estaba Ejército ni Policía”.

Pese a que podrá continuar libre por cuenta de su compromiso para someterse a la Justicia Especial de Paz (beneficio que obtuvo en septiembre del año pasado), en el expediente que pasará a la nueva jurisdicción consta ahora su vinculación formal al proceso por la presunta comisión de los delitos de homicidio agravado, secuestro agravado, concierto para delinquir y terrorismo.

De acuerdo con el ente investigador, pese a que el crimen se perpetró a más de 800 kilómetros del área de jurisdicción militar del general Del Río, los paramilitares que lo cometieron salieron de Urabá, de dos aeropuertos regionales controlados por la Fuerza Pública que estaba a su cargo.

Además, varios jefes de las Auc, como 'HH' y 'Pedro Bonito', señalan al oficial de ser no solo facilitador sino uno de los cerebros de la avanzada 'para' hacia el suroriente del país.

Elkin Casarrubia, uno de los hombres de confianza de Carlos Castaño, aseguró a la Fiscalía que el desplazamiento de los 'paras' hacia el Guaviare fue coordinado con el general.

Mapiripán busca una oportunidad en la paz

La masacre sucedió entre el 15 y el 20 de julio de 1997.

Foto:

Luis Carlos Gómez

En el documento de 41 páginas, el ente investigador habla de un presunto "acuerdo de voluntades ente Rito Alejo del Río y los comandantes paramilitares (...) en el operativo dirigido en contra de la indemne población de Mapiripán". Sobre el acuerdo, dice la Fiscalía, consistió en "permitir que desde la zona de dominio de la casa Castaño Gil, apostada en jurisdicción militar de la Brigada XVII del Ejército, partiesen sin inconveniente alguno las aeronaves en los respectivos aeropuertos de Necoclí y Los Cedros con hombres, armamento y material de intendencia hacia la región de Los Llanos Orientales".

De hecho, el jefe de inteligencia de la brigada comandada por del Río era el coronel Jorge Eliécer Plazas Acevedo, quien terminó convertido en jefe paramilitar.

El ente acusador señala, además que "importantes personalidades", a quienes no identifica, han buscado "favorecer al retirado general del Río, quien al parecer contaba y cuenta con su censurable respaldo".

En mayo del año pasado el general Jaime Uscátegui, condenado a 37 años por la masacre de Mapiripán, recuperó la libertad para someterse a la Justicia Especial de Paz. 

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.