Fantasma de la corrupción vuelve a asustar en la Corte Constitucional

Fantasma de la corrupción vuelve a asustar en la Corte Constitucional

La Fiscalía capturó a un funcionario de la Secretaría General que exigía grandes sumas a abogados.

Jairo Yovanni Caicedo Rojas

Jairo Yovanni Caicedo Rojas, auxiliar de la Secretaría General de la Corte Constitucional.

Foto:

Fiscalía General

20 de mayo 2018 , 10:31 a.m.

Jairo Yovanny Caicedo Rojas, un funcionario que llevaba 23 años en la Corte Constitucional –casi la vida entera de ese tribunal– se convirtió esta semana en el protagonista de un nuevo escándalo que sacude a la justicia y las altas cortes del país.

Caicedo, quien no aceptó los cargos, fue enviado a prisión por un juez tras su captura como parte de una red que desde la Secretaría General supuestamente pedía millonarios sobornos por lograr que la Corte tumbara decisiones judiciales a través de la revisión de tutelas.

Esa función, la de ser la última instancia de cualquier tutela, es una de las más importantes del tribunal, pero también ha sido una de las más polémicas. De hecho, el mayor escándalo en la historia de la Corte, el que llevó a la salida y al juicio penal contra el exmagistrado Jorge Pretelt en el 2015, se basaba en la supuesta coima de 500 millones de pesos para que el alto tribunal dejara sin efectos un fallo de la Corte Suprema contra la firma Fidupetrol.

En el proceso no hay evidencia de que Caicedo Rojas tuviera efectivamente la capacidad de lograr la selección de las tutelas que les ofreció, según la Fiscalía, a los allegados al capo Miguel Ángel Mejía Múnera (uno de los ‘Mellizos’) y a Adriana Patricia Páez Ortega, exesposa del extraditado narco Carlos Lehder. Pero lo que sí muestra el caso es que a pesar de las medidas de transparencia que tomó la Corte tras el escándalo de Pretelt siguen colándose las manzanas podridas.

Aunque por el cargo que ocupaba Caicedo, quien fue suspendido por la Sala Plena de la Corte esta semana, no tenía el poder de tramitar, seleccionar ni mucho menos revisar las tutelas, la Fiscalía asegura que logró millonarias sumas.

En la imputación de cargos esta semana en Bogotá se revelaron interceptaciones que ponen a Caicedo coordinando el movimiento de expedientes con otras personas que aún no han sido identificadas y de las que se investiga si trabajan en la Secretaría General.

Aunque el sistema de selección de tutelas es complejo y aleatorio –y desde el escándalo de Pretelt las audiencias de selección se hacen de forma pública–, en el camino se podrían estar dando huecos que seguirían siendo aprovechados por los corruptos. Esto no solo ocurre en la Corte Constitucional sino en el sistema judicial en general: de hecho, esta semana la Fiscalía capturó a un ingeniero bajo cargos de manipular el sistema de reparto de casos en los juzgados de Paloquemao para que llegaran a juzgados específicos.

Cada día en la Corte Constitucional se radican unas 3.600 tutelas, pero solo 60 son escogidas al mes para su revisión. En todo ese trámite participan unos 80 funcionarios, lo que hace que muchos tengan información sobre los casos. De hecho cualquier ciudadano interesado puede consultar a través de la web en qué va un proceso.

Muchas de esas tutelas se entablan contra decisiones de otras cortes o de los jueces en general (las famosas tutelas contra sentencias). La Corte Constitucional puede por esa facultad tumbar fallos que considere contrarios a derecho o incluso reabrir procesos de cualquier naturaleza. De allí que las ofertas de quienes aseguran poder influir sobre la Corte sean tan llamativas para los que han perdido batallas judiciales.

Cuando llegan los expedientes, en el primer momento siete personas de la Secretaría General hacen la radicación, les ponen un número y dividen los procesos en nueve paquetes. Al día siguiente un representante de cada magistrado saca una balota con la que, al azar, se lleva uno de los paquetes, en los que hay unos 400 procesos. Esos casos pasan a los judicantes de cada despacho, que hacen una preselección con criterios que están previamente establecidos y de allí los casos pasan a una sala de selección de tutelas en la que participan dos magistrados que son elegidos cada mes por sorteo, y en la que los dos deben votar a favor para escoger una tutela.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.