La explosiva confesión del oficial al que la DEA se llevará por narco

La explosiva confesión del oficial al que la DEA se llevará por narco

Fabián Leyton dice que pagó $ 1.800 millones a policías por cada viaje de coca que sacaba.

Fabián Andrés Leyton Vargas

El exoficial Fabián Andrés Leyton Vargas, de 40 años, es pedido en extradición por una corte federal de Virginia.

Foto:

Archivo particular

15 de mayo 2018 , 06:59 a.m.

A mí me pagaban muy poquito: entre 40 y 50 millones de pesos por cada contenedor de coca que salía a Europa. Yo me encargaba de pagar una nómina más o menos de 1.800 millones de pesos por viaje. La plata era para patrulleros y un oficial ubicados en los puertos de Barranquilla y Santa Marta que dejaban pasar los cargamentos”.

Esta es parte de la explosiva información que le acaba de entregar a las autoridades Fabián Andrés Leyton Vargas, hasta hace 17 días asesor del viceministerio de Defensa y mayor de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC).

El exoficial, de 40 años, aguarda en una celda a que se autorice su extradición a Estados Unidos, donde lo señalan de ser el eslabón de una red que alcanzó a enviar al menos 26 toneladas de cocaína pura a puertos de Bélgica, Holanda, España y Alemania, mimetizada en cajas de banano tipo exportación.

EL TIEMPO tuvo acceso exclusivo a su confesión y estableció que Leyton, destituido de manera fulminante de la FAC antes de ser capturado, llevaba un año al servicio de la mafia.

Según dice, fue contactado en enero de 2017 por José Mauricio Castañeda Garzón, alias el Primo o el Cabezón, exempleado de una aerolínea que cayó preso en 2011 por reemplazar el equipaje de pasajeros por narcomaletas.

Mauricio me contactó a través de un amigo civil. Sabían que era oficial activo y me dijeron que si podía contactar a gente de la Policía en el puerto

“Mauricio me contactó a través de un amigo civil. Sabían que era oficial activo y me dijeron que si podía contactar a gente de la Policía en el puerto. Yo viajaba mucho en comisión y aprovechaba los fines de semana para desplazarme a la Costa a hacer los contactos con un oficial de allá”, confesó Leyton, quien teme por su seguridad y por eso está dispuesto a colaborar con la DEA.

También dijo que la red le alcanzó a plantear que empezaran a sacar ‘narcojets’ por la Costa, pero él se negó.

Yo les dije que con la Fuerza no me iba a meter, y no me metí con nadie de la FAC. No hay ningún oficial activo involucrado”, les aseguró a agentes de la DEA.

Según el expediente, Leyton no es ni piloto ni manejó información privilegiada de la FAC. Había sido enviado de comisión al Ministerio de Defensa desde 2011 por su destreza como administrador de empresas.

Las actividades de este exmiembro de la institución no estaban relacionas con las capacidades operacionales de la FAC; sencillamente, era un agente corruptor de las autoridades que tenían el control en los puertos de la salida de la droga”, le explicó a EL TIEMPO el general Carlos Eduardo Bueno, comandante de la FAC. Y agregó que en esta investigación participaron la DEA, la Fiscalía, la Policía, el Ministerio de Defensa y la FAC.

De hecho, además de los permanentes controles de credibilidad y confiabilidad a personal clave de su fuerza, sus hombres adelantan una indagación interna y apoyan la que se realiza desde hace meses contra la red de Leyton, oriundo de Guamal (Meta).

¿Cómplice o infiltrado?

El jefe de la banda era Antonio Aldemar Ávila Acevedo, conocido como el Enano o Tony quien, al momento de su captura, portaba un brazalete electrónico por otro proceso vinculado a la mafia. Sin embargo, la droga era de un grupo al que llamaban ‘los inversionistas’.

La DEA ya sabe que uno de ellos es un capo y viejo testaferro de Daniel el ‘Loco’ Barrera que ya estuvo preso y al que llaman ‘el amo de Acacías’.

“Para mover cada cargamento hasta Barranquilla giraban 4.000 millones de pesos, incluida la nómina de los puertos. La droga se acopiaba en Bogotá y Medellín, y luego era movida por tierra hasta la Costa”, dice la confesión del exoficial.

Y agrega que para planear los envíos se reunían en Bogotá, en una panadería cerca de la Fiscalía, en el centro comercial Ciprés y en dos locales de arepas en estaciones de gasolina de la avenida La Esperanza y cerca del aeropuerto El Dorado.

En algunas ocasiones, los contenedores, que iban sellados, eran parados en retenes de la policía, pero se llamaba a un oficial del puerto y este pedía que los dejaran seguir, que él se encargaba de requisarlos a la llegada”, narra Leyton.

Y agrega que al policía de mayor rango le daban un 70 por ciento del pago cuando salía el cargamento de Colombia y el 30 por ciento restante cuando llegaba a Europa.

Los patrulleros recibían 500 millones de pesos por viaje.

Leyton explica que estos eran reunidos en una zona denominada ‘el patio’, donde se les entregaban mapas de los contenedores para que supieran en qué parte estaba la droga y omitieran la requisa en ese sector.

Al parecer, uno de los policías involucrados con la red estaba infiltrado y habría recopilado y entregado la evidencia a la DEA y a su propia institución.

El exoficial entregó detalles de cómo se desató una disputa dentro de la banda porque Castañeda descubrió que alias el Enano les pagaba por una cantidad menor de coca a la que realmente enviaba a Europa.

En una ocasión dijo que había mandado 700 kilos, pero lo que cayó en Europa fueron 5 toneladas, y por eso nos dimos cuenta”, dijo Leyton. La pelea fue grabada por agentes de la DEA apostados en Bogotá.

“Varios envíos los incautaron en Europa. Por eso querían abrir una nueva ruta por Buenaventura, e incluso ya habían contactado a un general mexicano para empezar a enviar droga por el puerto de Veracruz”, explicó Leyton, quien desde el 2015 se había convertido en una especie de mano derecha del viceministro de Defensa José Javier Pérez, encargado del grupo social y empresarial de esta cartera, quien lamentó los hechos.

La información suministrada por Leyton será agregada al ‘indictment’ que cursa en una corte federal de Virginia, y oficiales de inteligencia de la propia Policía también la conocen.

Por eso es inminente que vengan nuevas capturas con fines de extradición.

La coca es del ‘amo de Acacías’, ficha del ‘Loco’ Barrera
Cargamento de cocaína

Este fue uno de los embarques de coca de la red de Fabián Leyton, quien cayó en el puerto de Santa Marta.

Foto:

Cortesía Policía Antinarcóticos

En Acacías, Meta, alias Nando es un conocido y poderoso hacendado con influencia en círculos políticos de la región.

Pero para agentes de la DEA, él es la cabeza del llamado grupo de ‘inversionistas’ que está enviando cocaína pura a Europa en contenedores con banano tipo exportación.

De hecho, el llamado ‘amo de Acacías’ estuvo preso hace ocho años, sindicado de ser uno de los grandes testaferros de la organización del extraditado capo Daniel el ‘Loco’ Barrera. Pero, por medio de maniobras judiciales, sus abogados lograron que un juez lo dejara en libertad.

“Tiene familiares en la política local y en importantes puestos. Pero uno de sus allegados cayó con coca en España hace unos años”, le señaló a EL TIEMPO uno de los investigadores.

Además, un pariente uno de los tres capturados por esta operación es oriundo de Acacías, al igual que ‘Nando’.

Ahora se rastrea el paradero del señalado capo, y no se descarta que haya regresado a Venezuela, donde estuvo refugiado poco antes de su captura.

Sin embargo, informantes aseguran que lo han visto en Villavicencio, donde administra unas ganaderías y en donde uno de sus familiares apoya a una campaña.

Según fuentes de la Fiscalía, muchos de sus bienes siguen inmersos en un proceso de extinción de dominio, el cual tuvo que ser notificado por edicto, en noviembre de 2017, porque no se le pudo ubicar.

De hecho, tanto él como uno de sus socios, figuran en la llamada Lista Clinton del Departamento del Tesoro.

Y, aunque la confesión de Fabián Leyton, exmiembro de la FAC, señala que la coca que enviaba esta organización a Europa se acopiaba en bodegas de Bogotá y Medellín, es claro que la enviaban desde los Llanos.

Oficiales de inteligencia de la Policía están tras ‘Nando’ y también indagan los nombres de los uniformados que, según Leyton, recibieron jugosos sobornos para dejar pasar los embarques de cocaína a Bélgica, Holanda, Alemania y España.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @Uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.