Fiscalía le mete el acelerador a caso de Ricaurte por corrupción

Fiscalía le mete el acelerador a caso de Ricaurte por corrupción

Abogado del exmagistrado aseguró que no saldrá del país y que responderá ante la justicia.

Francisco Javier Ricaurte y Gustavo Malo Fernández

El exmagistrado Francisco Javier Ricaurte y el magistrado Gustavo Malo Fernández.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda - Cortesía Corte Suprema de Justicia

01 de septiembre 2017 , 08:25 a.m.

El jueves, mientras el abogado del exmagistrado Francisco Javier Ricaurte anunciaba que su cliente no se irá del país y que está dispuesto a atender cualquier llamado que le haga la Fiscalía, la Comisión de Acusación de la Cámara notificaba oficialmente que no tiene competencia sobre el caso y que la suerte del cuestionado expresidente de la Corte Suprema queda en manos de la justicia ordinaria. 

Los dos hechos son claves en el curso de la investigación por el escándalo de corrupción en la Corte Suprema, que aunque salpica, por ahora, a dos exmagistrados, avanzará a dos ritmos. El caso en manos de la Fiscalía se moverá mucho más rápido que el del exmagistrado Leonidas Bustos, que seguirá en la Comisión. De hecho, están en marcha nuevas capturas de personas involucradas y que no tienen fuero.

Tanto Ricaurte como Bustos aparecen en la investigación como señalados socios del exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno en la red que cobraba millonarias sumas a congresistas y excongresistas investigados por la Corte Suprema.

La diferencia en su situación radica en que en el 2014 y 2015, cuando según el senador Musa Besaile fue extorsionado por Moreno para evitar una orden de captura, Ricaurte ya llevaba dos años por fuera de ese tribunal y ya había sido anulada su elección como magistrado de la Judicatura. Así, el presunto delito de constreñimiento y un eventual concierto para delinquir los habría cometido como particular.

En cambio, Bustos tenía fuero constitucional: era presidente de la Corte Suprema y, además, magistrado de la Sala Penal, la misma que tiene aún abierto el proceso por el que Besaile admitió haber pagado 2.000 millones de pesos. Esa plata, según el expediente, habría ido a parar a manos del entonces abogado Moreno y sus padrinos, los dos expresidentes de la Corte.

Ante la Fiscalía, Ricaurte será representado por el abogado Álvaro Luna Conde. Como el expediente también menciona supuestas manipulaciones de los casos del senador Hernán Andrade y del exgobernador Luis Alfredo Ramos, pero no se ha determinado aún plenamente el momento en el que se habría dado esa situación, la Comisión mantiene competencia temporal sobre esos dos capítulos del expediente de Ricaurte.

Luis Gustavo Moreno

El exfiscal Luis Gustavo Moreno se presentó ayer ante la Corte Suprema de Justicia.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

Lupa a los casos de Malo

Los efectos del escándalo también golpean al actual magistrado de la Sala Penal Gustavo Malo Fernández. Él es una reconocida ficha del exmagistrado Ricaurte, quien fue clave para su llegada a la Corte, y además tiene en su despacho varios de los casos supuestamente manipulados: el de Musa Besaile por ‘parapolítica’ y el del exsenador conservador Julio Manzur, quien terminó detenido porque, según la versión que ratificará ante la Sala Penal, se negó a la extorsión.

La Corte está revisando los pormenores de esos casos, en particular el de Besaile, y se están analizando las pruebas ordenadas, si efectivamente se proyectó una captura entre el 2014 y 2015 y por qué no hay una decisión de fondo en un expediente que empezó en el 2007, y que el magistrado Malo asumió hace tres años. De hecho, el riesgo de prescripción es alto por la demora del despacho.

La Corte y la Fiscalía escucharán a los magistrados auxiliares que llevaron la investigación, entre ellos a José Reyes Rodríguez, quien llevaba varios casos de ‘parapolítica’ y tenía en sus manos la investigación de Besaile, como auxiliar de Malo. El exmagistrado está radicado en Guatemala desde el 2015.

También serán escuchados miembros del CTI que supuestamente trabajaban con la red, y no se descarta una reactivación súbita del expediente, como ocurrió en las últimas horas con el de Zulema Jattin, quien después de una década fue llamada a juicio por cargos de recibir apoyo de los paramilitares.

El magistrado Malo Fernández se ha negado a pronunciarse sobre los señalamientos.

Por ahora, la Corte en pleno estudia implementar mecanismos para evitar que algún caso pueda ser engavetado. La Corte trabaja en aplicaciones tecnológicas que permitan que cualquiera de los magistrados de la Sala Penal pueda revisar asuntos claves de los procesos, como fecha de apertura y últimas actuaciones. Hoy, esa información la conocen los que llevan directamente los casos. También habrá cambios en los reglamentos para hacer valer la prohibición de recibir visitas de abogados que llevan casos en la Corte, y que según los registros de entradas de Moreno al despacho del entonces magistrado Leonidas Bustos, no se estaba cumpliendo.

Rastreo de celulares de celda de Moreno

Desde el jueves, expertos del CTI rastrean las llamadas realizadas a través de dos teléfonos celulares que estaban en la celda en la que permanece Luis Gustavo Moreno y que fueron arrojados por una ventana cuando la Fiscalía allanó el sitio por orden de la Corte.

La Sala Penal, por información según la cual Moreno seguía llamando desde la cárcel, ordenó el allanamiento. Pero, el polémico exfiscal negó que los aparatos fueran suyos, porque en la celda hay otros detenidos, al igual que la cocaína y la marihuana halladas allí. Los investigadores sostienen que los registros de las llamadas y mensajes conducirán a otros salpicados por el escándalo de corrupción en la Corte Suprema.

Luis Gustavo Moreno

Luis Leonardo Pinilla, 'Porcino', asistió a la Corte Suprema. 

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

El jueves, al ser citado por la Corte Suprema de Justicia para que rindiera su declaración, Moreno estuvo brevemente en el alto tribunal y se excusó de declarar alegando que no tiene abogado. Sin embargo, Moreno, que se encontró en la diligencia con Besaile, no descartó hablar ante los magistrados una vez consiga defensor. También compareció su socio, el detenido abogado Luis Leonardo Pinilla, ‘Porcino’.

Como lo informó este diario, Pinilla está buscando beneficios por colaboración. Así, ya empezó a negociar un principio de oportunidad y ha realizado acercamientos con la DEA, la agencia que los grabó en plena extorsión al exgobernador Alejandro Lyons.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA