El expediente de sobornos que enreda a Alan Jara

El expediente de sobornos que enreda a Alan Jara

El alcalde de Villavicencio, también bajo la lupa por licitación que habría implicado coimas.

Alan Jara

El exgobernador Alan Jara es investigado por irregularidades en la construcción de Llanopetrol.

Foto:

Hernando Herrera / Archivo EL TIEMPO

09 de marzo 2018 , 09:52 p.m.

Arrumados en bodegas o abandonados en pasillos sin instalar. Así fueron encontrados muchos de los equipos médicos comprados en 2015 por la Empresa de Salud del Meta Solución Total por más de 37.000 millones de pesos, un polémico negocio por el que se habrían pagado sobornos al exgobernador del Meta Alan Jara Urzola y el actual alcalde de Villavicencio, Wílmar Barbosa Rozo, entre otros.

La Fiscalía hizo un rastreo de los equipos médicos comprados cuando Jara se desempeñaba como presidente de la junta directiva de la empresa departamental y concluyó que esos elementos no se requerían en los centros asistenciales y que el fin para adelantar ese proceso correspondía “solamente al deseo de contratar por parte de la entidad pública”.

Por ejemplo, en el municipio de El Castillo se encontró una lámpara para procedimientos quirúrgicos que costó 35 millones de pesos en uno de los pasillos porque ese centro médico ya tenía uno de esos equipos, que era suficiente para atender a los pacientes. En La Macarena se hallaron colchones, camas, carros para medicamentos y glucómetros que ni siquiera se habían sacado de sus empaques y estaban, según la Fiscalía, “llenos de polvo”. A Lejanías se enviaron dos aires acondicionados de gran capacidad para instalar en una zona que estaba descubierta, por lo que no eran necesarios.

A la inspección de Puerto Alvira, en Mapiripán, se envió todo tipo de dotación para un centro de salud que llevaba siete meses sin funcionar y en el que no había ni médico ni enfermera. Para hacer la inspección, los investigadores del CTI tuvieron que ingresar por una ventana rota al centro de salud, pues no había llaves, y allí encontraron todos los elementos en sus cajas.

Esa solo es una parte de la radiografía que hizo la Fiscalía durante la ampliación de imputación de cargos contra seis personas vinculadas a las irregularidades con la plata de la salud del Meta. “Hay evidencias de que esta contratación es antieconómica, no necesaria, violatoria de principios de contratación como la economía, planeación, transparencia y selección objetiva”, señaló la Fiscalía.

La tesis de los investigadores es que desde el comienzo el contrato se estructuró para tener en cuenta sobrecostos con los que se pagarían coimas por más de 13.000 millones de pesos. A Jara, según los documentos encontrados, le correspondió el diez por ciento del valor proyectado del contrato (3.743 millones de pesos) y al entonces candidato y hoy alcalde de Villavicencio, Wílmar Orlando Barbosa, el dos por ciento, es decir, 742 millones de pesos. En la investigación, el ente acusador señala que Jara y Barbosa hacen parte del grupo de personas “a las que se les pagó por la adjudicación de este contrato”.

Este viernes, EL TIEMPO buscó al alcalde, pero no hubo pronunciamiento oficial a pesar de que había anunciado un comunicado.

En el expediente judicial también aparece Jacobo Matus, quien habría recibido 742 millones de pesos entre octubre y diciembre del 2015. Matus, tras la elección de Barbosa como alcalde de la capital del Meta, fue nombrado secretario Privado de esa administración e incluso se ha desempeñado como alcalde encargado.

Fuentes de la Fiscalía señalaron que en la Dirección delegada ante la Corte Suprema hay varias investigaciones avanzadas en las que aparece Jara, entre ellas las irregularidades en la construcción de la refinería Llanopetrol, que habrían llevado a la desviación de recursos cercanos a los 18.265 millones de pesos, durante el periodo en el que él fue gobernador del Meta.

Durante la imputación de tres de los enredados en ese caso de corrupción, también cercanos a Jara Urzola, la Fiscalía señaló que “de manera caprichosa, direccionada e intencionada, (los implicados) se apropiaron de estos recursos públicos a favor de terceros, presuntamente bajo las instrucciones de personas de alta jerarquía en el departamento del Meta”. En medio de esos graves señalamientos, el exfuncionario tuvo que abandonar su cargo como director de la Unidad de Víctimas, en agosto del año pasado, tras una polémica gestión en la entidad.

En los procesos que tiene Jara en la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema ya hay decisiones en camino.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.