Esposa de exfiscal Moreno cayó con coca saliendo a París

Esposa de exfiscal Moreno cayó con coca saliendo a París

Carolina Rico fue detenida en El Dorado en el 2011. Moreno pidió hasta polígrafo para su defensa.

Luis Gustavo Moreno (izquierda) llevaba ocho meses como director anticorrupción de la Fiscalía.

Luis Gustavo Moreno (izquierda) llevaba ocho meses como director Anticorrupción de la Fiscalía.

Foto:

Óscar Bernal / EL TIEMPO

05 de julio 2017 , 09:48 a.m.

Las pesquisas en torno al exfiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno, preso por pedirle un millonario soborno al procesado exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, siguen arrojando sorpresas.

La Fiscalía acaba de ordenar la revisión de un expediente que se le siguió en la Fiscalía 50 seccional a su esposa, Carolina Rico Rodríguez, de 31 años de edad, por narcotráfico.

La mujer, administradora de profesión, aparece mencionada en la acusación que la DEA le abrió a Moreno tras recibir 10.000 dólares del millón de dólares que le pidió a Lyons. Según agentes federales, ella consignó 1.000 dólares en su cuenta del banco Chase e introdujo varios billetes a Colombia. También se rastrea si con la coima compró costosas joyas en una tienda Bvlgari de Miami.

Rumbo a París

Además, la Fiscalía ordenó desempolvar el expediente por porte y tráfico de estupefacientes. Si bien la mujer fue absuelta de cualquier responsabilidad, hay varios hechos que llaman la atención.

Fue capturada en flagrancia con coca. No obstante, tan solo duró un mes en la cárcel de mujeres de El Buen Pastor, luego de que Moreno se encargó de su defensa y de que la Fiscalía, después de acusarla, solicitó su absolución.

“El juez que llevó el caso es el mismo que se ocupó del expediente contra el exalcalde Samuel Moreno”, informó una fuente de la Fiscalía.

EL TIEMPO estableció que Rico iba a tomar un vuelo a París, el jueves 18 de agosto de 2011, cuando fue detenida y llevada a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Engativá.

Allí se ordenó su reclusión por el delito de porte de estupefacientes. Pero, un mes después, el Juzgado 46 Penal Municipal de Garantías ordenó su libertad al considerar que no existía “inferencia razonable” para que continuara privada de la libertad.

A pesar de ello, la Fiscalía radicó escrito de acusación, el 25 de octubre de 2011. Según el expediente, Rico no aceptó cargos y, ya con Moreno como apoderado, pidió ser sometida a polígrafo para que se probara su inocencia.

Cabe recordar que Moreno fue sometido a polígrafo por la embajada de Estados Unidos antes de asumir la jefatura de la Unidad Anticorrupción, en octubre de 2016 y lo pasó sin problema.

Es una mujer muy discreta y tímida. Un exmagistrado amigo de Moreno decía que este solo le hacía caso a ella porque estaba muy enamorado


La solicitud del detector de mentiras fue denegada y pasó a revisión al Tribunal Superior de Bogotá, que también negó que ese recurso sirviera como prueba.

Finalmente, Moreno logró que su entonces novia fuera absuelta el 23 de abril de 2014, y por esa época se casó con ella.

De hecho, la recomendó como contratista en la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), donde él fue asesor antes de saltar a la Fiscalía.

Rico aparece suscribiendo un contrato con la CAR de prestación de servicios “para la formulación y evaluación de estrategias, programas y/o proyectos de sostenibilidad ambiental de la dirección de Evaluación Ambiental”.

Los 14 viajes

El contrato, por 36 millones de pesos, fue liquidado porque la administradora no presentó ningún trabajo.

Amigos de la pareja dicen que ella se dedicaba a viajar. De hecho, agentes antimafia documentaron al menos 14 desplazamientos al exterior.

Algunos de ellos los hizo incluso antes de ser absuelta a ciudades como Orlando, Miami, Houston, Nueva York y Washington. En total, viajó 10 veces a Estados Unidos. También registra visitas a Buenos Aires, Panamá y a Aruba, algunas de estas en compañía de Gustavo Moreno.

“Es una mujer muy discreta y tímida. Un exmagistrado amigo de Moreno decía que este solo le hacía caso a ella porque estaba muy enamorado”, dijo una allegada a la pareja.

En la carta en la que pide perdón por su reunión con Lyons, el exfiscal Moreno fue preciso en señalar que esposa era ajena a los hechos que se indagan.

Pero, para algunos investigadores, es claro que la mujer está en el radar de agentes federales. Por eso, dicen, el caso de su esposo fue liderado por la DEA y no por el FBI o por el ICE.

“La familia de Moreno está consternada. Su padre es un hombre respetable de Valledupar y ha sido de gran impacto toda la información que ha salido”, agregó la allegada.

La Fiscalía, por su parte, evalúa si llama o no a declarar a Carolina Rico, con quien Moreno tiene una pequeña niña. u.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA