Ghisays, primer condenado de caso Odebrecht, estaría libre en el 2021

Ghisays, primer condenado de caso Odebrecht, estaría libre en el 2021

Por colaborar, un juez rebajó la pena de 14 a 7 años. Quedaría libre antes por gabelas judiciales.

Enrique José Ghisays

Enrique José Ghisays Manzur en audiencia en los Juzgados de Paloquemao.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

31 de julio 2017 , 09:49 p.m.

El empresario cartagenero Enrique José Ghisays Manzur, quien lavó plata de los sobornos de Odebrecht y decidió colaborar con la justicia una vez fue capturado, se convirtió este lunes en el primer condenado en el país por el escándalo de los sobornos de la multinacional brasileña.

El Juzgado Séptimo Penal Especializado de Bogotá lo condenó a siete años de prisión (la pena era de 14 años, pero recibió la mitad de rebaja por aceptación de cargos) y a una multa cercana a los 10.000 millones de pesos por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares.

Enrique Ghisays y su hermano, Eduardo Assad Guisays Manzur (también procesado), fueron las fichas usadas por Gabriel García Morales, exviceministro de Transporte del gobierno Uribe y director encargado del Inco, para mover los 6,5 millones de dólares que pagó entre el 2009 y el 2010 Odebrecht para quedarse con el contrato de la Ruta del Sol II.

Con la pena final establecida en siete años, el empresario cartagenero podría pensar, con beneficios por trabajo y estudio y teniendo buena conducta, en regresar a las calles dentro de poco menos de 4 años.

Ghisays, detenido desde marzo pasado, confesó los atajos legales usados para darle apariencia de legalidad a la plata del exviceministro y, además, entregó la ruta para que la Fiscalía ubicara en un banco del paraíso fiscal de Islas Vírgenes 4 millones de dólares del soborno que, en teoría, según anunció el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, pasarán a manos del Estado colombiano en máximo un año.

Plata vía Miami

La investigación de la Fiscalía estableció que en el segundo semestre del 2009, el exviceministro García Morales, quien se había convertido en la mano derecha del fallecido ministro de Transporte Andrés Uriel Gallego, acordó directamente con las cabezas de Odebrecht Colombia que acomodaría la licitación para la Ruta del Sol II.

Luiz Antonio Bueno jr., uno de los ejecutivos de la multinacional y quien se convirtió en testigo de la Fiscalía, sostuvo que García “orientó a Odebrecht para que produjera una propuesta formalmente perfecta”, a la vez que se comprometía a “influir para que fueran descalificadas todas” las otras ofertas por esa megalicitación.

El negocio de la Ruta del Sol II terminó en manos del consorcio liderado por Odebrecht y entonces empezó, según la Fiscalía, “una operación de delicada filigrana financiera” para entregarle el soborno al exviceministro.

García Morales contactó a los Ghisays, y, siguiendo instrucciones del famoso Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht (la división que pagó sobornos en al menos 13 países del mundo), Enrique Ghisays viajó a Miami. Allí se encontró con Luiz Eduardo da Rocha Suárez, conocido como Tushio, la cabeza del departamento.

Esa cita ocurrió en Miami, en el piso 27 de un lujoso edificio, y a ella asistió también un representante de la Banca Privada de Andorra, institución financiera a través de la cual Odebrecht hizo muchos de sus pagos ilegales.

De esa cita nació Lurion Trading Inc., la empresa usada como fachada para el movimiento de los dineros. En el primer semestre del 2010, a la cuenta de esa nueva firma llegaron 6’520.000 dólares, que poco después fueron consignados en un banco de Miami y luego pasados a otra entidad que ofrecía mayores rendimientos financieros.

Por medio de las operaciones de Lurion Trading se movieron 4 millones hacia Islas Vírgenes. La Fiscalía dice que de los 6,5 millones de dólares hay 2,3 perdidos, así: supuestamente, los Ghisays perdieron un millón de dólares en operaciones de bolsa que no salieron bien. Y dicen que 1,3 millones de dólares fueron usados en ‘gastos’ que no han sido aclarados. Lo que se sabe es que su comisión por mover la plata de García a través de su entorno fue de 750.00 dólares.

La Fiscalía adelanta operación de extinción de dominio sobre el apartamento en el cual vivía el exministro García Morales en Cartagena, ubicado en el exclusivo edificio Claro de Luna, comprado con 145.000 dólares que, según la declaración de Ghisays Manzur, salieron del paquete del soborno con destino a una cuenta de la constructora en Panamá.

Fiscalía pide cárcel para comisionista

La Fiscalía pidió el lunes a un juez de Bogotá que envíe a la cárcel a Gustavo Adolfo Torres, exrepresentante de Profesionales de Bolsa, la cual habría sido usada para mover plata de sobornos. La Fiscalía le imputó a Torres lavado de activos y enriquecimiento ilícito por un contrato de asesoría Financiera relacionada con la adición Ocaña-Gamarra, por $ 9.716 millones, que habría servido para mover plata de Odebrecht hacia Federico Gaviria y funcionarios públicos.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA