Casa por cárcel para dos excabezas del desfalco a Reficar

Casa por cárcel para dos excabezas del desfalco a Reficar

Reyes Reynoso y Felipe Arturo Laverde  irán a juicio en unos tres meses.

Excabezas de Reficar

Imagen de la audiencia contra los siete exdirectivos de Reficar y la firma CB&I.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

16 de enero 2018 , 09:47 p.m.

Por considerar que no son un peligro para la sociedad, el juez 16 de control de garantías de Bogotá les concedió ayer el beneficio de prisión domiciliaria a Reyes Reynoso Yáñez, presidente de Reficar entre el 2012 y el 2016, y al vicepresidente jurídico de esa entidad, Felipe Arturo Laverde Concha, acusados por los sobrecostos en la modernización de la refinería.

Aunque la Fiscalía General había pedido la medida de aseguramiento carcelaria –afirmando que los exdirectivos pueden obstruir la justicia–, el juez consideró que como la investigación está avanzada, ya no hay manera de modificar pruebas.

Al sustentar la medida de aseguramiento, la Fiscalía dijo que Reynoso supuestamente habló con trabajadores de la refinería para que declararan a su favor. Para probar la supuesta manipulación de testigos, el ente acusador llevó interceptaciones telefónicas.

El juez desestimó esos argumentos, y también tuvo en cuenta un concepto médico presentado por la defensa de Laverde que indica que, supuestamente, padece un trastorno obsesivo-compulsivo y una patología renal y cardiaca.

La acusación contra los exdirectivos se dio en diciembre pasado, por lo que el juicio debe comenzar en menos de tres meses. En esa audiencia, la Fiscalía sostuvo que los sobrecostos de Reficar se dieron porque los directivos le pagaron al contratista CB&I facturas que no habían sido verificadas, y que terminaron cubriendo gastos suntuosos como licor, vehículos de gama alta y cuentas de spa, grúas descompuestas, entre otros.

La Fiscalía también encontró que se pagaron horas extras a trabajadores que no estaban justificadas. El desfalco también se dio porque aunque en el 2007 el contrato de modernización debía ser llave en mano, modalidad con la que el contratista asume los riesgos, en el 2010 la administración de Reficar lo cambió a gastos reembolsables, con lo que el Estado tuvo que asumir nuevos costos.

El detrimento que la Fiscalía ha documentado supera los 610.000 millones de pesos, mientras la Contraloría General afirma que el proyecto de modernización, que debía costar 3.777 millones de dólares, terminó costando 8.106 millones de dólares.

En la mañana de este miércoles, el juez continuará evaluando la situación de Orlando José Cabrales, exministro de Minas y expresidente de Reficar; Philip Kent Asherman, representante de la compañía CB&I, y otros tres ejecutivos.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.