Cuatro claves del proceso contra Roberto Prieto

Cuatro claves del proceso contra Roberto Prieto

Se le señala de recibir coimas por $ 650 millones para influir en obras de Ruta del Sol III.

Roberto Prieto

Roberto Prieto, involucrado en una línea de investigación de la Fiscalía por sobornos para adjudicar la Ruta del Sol III.

Foto:

ELTIEMPO.COM

06 de enero 2018 , 10:14 p.m.

Seis meses después de que el empresario Eduardo Zambrano dijera que Roberto Prieto había sido su ficha para lograr que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) permitiera la adición del contrato Ruta del Sol III de la que terminó beneficiándose directamente –como contratista de Yuma Concesionaria con su empresa Consultores Unidos–, la Fiscalía fijó para el 26 de febrero la audiencia de imputación de cargos contra Prieto por ese caso.

Aunque el nombre del exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos del 2014 y exdirector de la misma candidatura en el 2010 viene sonando desde hace un año dentro del escándalo de Odebrecht, el ente investigador no ha presentado, hasta ahora, ningún proceso oficial en su contra por el supuesto ingreso ilegal de dinero de la compañía brasileña en las campañas presidenciales de Santos.

Sin embargo, decidió llamarlo a responder por los delitos de tráfico de influencias de particular, interés indebido en la celebración de contratos, enriquecimiento ilícito de particulares y falsedad en documento privado por su presunta gestión dentro del otrosí, firmado el 21 de julio del 2015, para la construcción del puente que tendría por objetivo convertirse en la segunda calzada de la comunicación entre los departamentos de Magdalena y Bolívar.

La Fiscalía dice que Prieto “habría influido de manera determinante” ante la ANI para lograr la adición del contrato Ruta del Sol III a cargo de Yuma Concesionaria S. A. y que los estudios y diseños de la obra quedaran, además, en manos de Consultores Unidos S. A. Según la Fiscalía, a Prieto le ofrecieron 680 millones de pesos por su gestión, pero le entregaron 30 millones menos.

Abecé del caso

¿Qué pruebas tiene la Fiscalía?

De acuerdo con el ente investigador, Roberto Prieto visitó en seis oportunidades –entre julio del 2014 y junio del 2016– la oficina del entonces presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade. Según los registros, en uno de esos encuentros hablaron sobre la concesión de la Ruta del Sol III. Las fechas coinciden, según los testimonios recogidos por la Fiscalía, con el inicio de los diseños de la obra del puente de Plato en Magdalena, a cargo de Constructores Unidos, la empresa de Eduardo Zambrano. El ente investigador tiene, además, una factura y tres cheques que probarían que Prieto habría recibido 650 millones por esa intermediación. El pago habría sido entregado a través de la empresa Megaland S.A.S.

¿Qué señalamientos hizo Zambrano?

En julio pasado, el constructor Eduardo Zambrano, procesado por el escándalo de Odebrecht, se convirtió en el principal testigo contra Prieto al declarar que por la gestión ante la ANI se le habían entregado cerca de 300 millones de pesos a través de una empresa fantasma.

“Él (Prieto) (...) se reunió con Luis Fernando Andrade y habló del puente de Plato. Después, los italianos de Yuma (la concesionaria que estaba al frente de esa obra de la Ruta del Sol III) lograron que una partida, que estaba para otra parte, la pasaran para el tema del puente. Hasta ahí fue la actuación de él”, Dijo Zambrano a la Fiscalía. El empresario señaló que la contabilidad de Constructores Unidos es una prueba de que Prieto fue el responsable de lograr la participación de su firma en los estudios del puente de Plato.

¿Qué ha dicho en su defensa?

Según Prieto, las comisiones de éxito en las intermediaciones ante autoridades por parte de particulares no constituyen una conducta ilegal. La Fiscalía, no obstante, insiste en que la forma como fueron pagados esos servicios sí fue irregular. Con respecto a la mención de su nombre en el escándalo de Odebrecht, aunque él mismo reconoció en una entrevista con Blu Radio que “la irregularidad es evidente” con relación al pago de Odebrecht de unos afiches en la campaña de Santos en el 2010, Prieto dice que en ese momento solo se consideraba una infracción sobrepasar los topes de campaña, ya que fue hasta 2017 cuando se le tipificó como delito con la expedición de la Ley 1864.

Por otro lado, en la constructora brasileña han negado que Prieto intervino para recibir dichos montos.

Los líos pendientes

A Prieto lo acusan de recibir de Odebrecht 400.000 dólares que se usaron para hacer afiches en las elecciones de 2010, y de emplear un millón de dólares, también de la constructora brasileña, para financiar una encuesta en la contienda electoral del 2014, cuando se desempeñó como gerente de la campaña Santos Presidente. Sobre el tema de los afiches, Prieto ha negado que el presidente Santos supiera del tema. Por otra parte, la información sobre el millón de dólares fue entregada a la Fiscalía por el exsenador Otto Bula, detenido por el escándalo. Prieto respondió frente a esa acusación en la campaña del 2014 que se implementó la política de no recibir donaciones y que “los gastos de la misma fueron sufragados con los ingresos por reposición establecidos en ley”.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.