Saqueo al deporte cuesta más que la preparación a los Olímpicos de Río

Saqueo al deporte cuesta más que la preparación a los Olímpicos de Río

Va en un billón de pesos. Hay obras con fallas estructurales y sobrecostos en 17 departamentos. 

Estadio Guillermo Plazas Alcid

En agosto del 2016 se derrumbó una de las tribunas del estadio Guillermo Plazas Alcid, de Neiva.

Foto:

Archivo - AFP

15 de abril 2017 , 11:38 p.m.

Los Juegos Nacionales del 2015 quedaron en los registros deportivos del país como el evento en el que más medallas se entregaron (2.967); y en los judiciales, como el escenario de un desfalco de más de 66.000 millones de pesos.

El caso, aunque sonado, no es el único en el que el dinero destinado para escenarios o implementos deportivos se convirtió en botín de corruptos.

EL TIEMPO rastreó el presupuesto invertido en grandes obras deportivas y estableció que irregularidades de todo tipo ya han pasado una factura de más de un billón de pesos.

La cifra, de por sí escandalosa, cobra más valor si se tiene en cuenta que equivale a casi 312 veces lo que se invirtió en la preparación de deportistas colombianos de todas las disciplinas a los Olímpicos de Río: 32.000 millones de pesos.

Uno de los focos del desangre está en la inversión con plata de regalías que hacen las gobernaciones en el llamado sector de cultura, recreación y deporte.

El comité especial de seguimiento del Departamento Nacional de Planeación (DNP) ya declaró en alerta 147 de los 1.334 proyectos aprobados. Las obras con problemas acumulan inversiones superiores a 413.000 millones de pesos.

Es una tajada significativa, más aún si se tiene en cuenta que el dinero de regalías destinado al rubro de deportes suma 1,3 billones de pesos y en varios departamentos está por encima del de salud, turismo, ambiente y seguridad. Cesar, Córdoba y Bolívar son los que más registran proyectos de este tipo. Y les siguen Meta, Huila, La Guajira y Santander.

La Contraloría General tiene en la mira a autoridades y contratistas de este último departamento y de Córdoba y Tolima, por obras inconclusas, con fallas estructurales o con sobrecostos.

En Barrancabermeja se investigan adiciones en las obras del estadio Daniel Villa Zapata por 20.000 millones de pesos; y en Montería aún se busca a los responsables de que hayan colapsado las graderías de su estadio, por las que se pagaron 8.000 millones de pesos.

No es gratuito que en los registros de 50 elefantes blancos de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, 25 estén ligados a escenarios deportivos.

El estadio Caterine Ibargüen, de Apartadó, en el que se invirtieron 6.000 millones de pesos, se quedó a medio camino; en Puerto Boyacá, la gran piscina olímpica nunca se estrenó y en Calarcá, el moderno patinódromo está invadido por la maleza.

A eso se une la corrupción en federaciones y secretarías de Deportes, que desvían recursos. Uno de estos casos, que involucra a su gobernador, fue denunciado por EL TIEMPO en Indeportes Cauca. Y está corriendo una denuncia similar en La Guajira.

Expertos en la materia agregan que, además, la dirección de entidades claves para el deporte a nivel local y nacional está quedando en manos de fichas de poderosos y cuestionados políticos regionales.

Hoy están bajo investigación obras en una decena de polideportivos. Además del de Montería, en la lista aparecen los de Cali, Medellín, Ibagué, Turbaco, Chinú, Santa Rosa, Caparrapí, Simijaca y Santa Bárbara de Pinto –en Magdalena–.

Lo que buscan las autoridades y el propio Gobierno con los controles extra a este sector es evitar que, como está pasando con los recursos para ciencia y tecnología, se conviertan en botín de corruptos y jueguen en contra de los logros deportivos del país.

EL TIEMPO revela las obras bajo investigación, los nombres de los indagados en los grandes escándalos y a los campeones del despilfarro.

¡Campeones!: el saqueo de los Juegos Nacionales en Tolima

La situación de los deportistas tolimenses es dramática: patinadores de alto rendimiento que se entrenan en una carretera, waterpolistas obligados a pedir piscinas prestadas, futbolistas sin cancha.

En Ibagué, miles de personas no tienen dónde practicar sus disciplinas. La culpa la tienen los calamitosos XX Juegos Deportivos Nacionales del 2015, en los que no solo hubo un desfalco que, según la Contraloría General, alcanza los 66.000 millones de pesos, sino que se destruyó buena parte de la infraestructura para reemplazarla con proyectos que nunca se entregaron.

Los primeros culpables ya empezaron a caer. Hace unos días fue condenado a 12 años de prisión el exgerente del Imdri, la entidad que coordinó la contratación de los juegos. Su abogado, descrito como el cerebro del desfalco, Orlando Arciniegas, recibió una sentencia de 36 años en marzo.

Y lo que falta: la Fiscalía investiga al entonces alcalde de Ibagué, Luis H. Rodríguez; a varios de sus altos funcionarios, algunos concejales, así como a la empresa española Typsa, que hizo los diseños como único oferente.

Un ingeniero, contratado por la Contraloría para evaluar las obras, le dijo a EL TIEMPO que el megaproyecto acumuló todos los pecados posibles, con el visto bueno de Coldeportes y de las autoridades. Las obras se licitaron a las carreras, los diseños no pasaban de un ‘render’, se decidió destruir todo en vez de renovar y se contrató con empresas sin experiencia.

El resultado, por el momento:
sobrecostos y una infraestructura inutilizable. Para el investigador de la Contraloría, “habría que tumbar buena parte de las obras y reconstruir. Ibagué perdió una oportunidad histórica que no van a volver a tener: 62.000 millones de pesos para el deporte”.

Montería: fallas técnicas de su villa olímpica

Un megaparque deportivo y un estadio de fútbol totalmente renovado. Muchos monterianos soñaban con transformar su ciudad en una capital del deporte. Pero las dos obras han tenido problemas.

En julio del 2015, el alcalde Carlos Correa adjudicó el proyecto de la villa olímpica, un escenario de 12 hectáreas, por 14.980 millones de pesos. Pero el proyecto fue suspendido en febrero del 2016 por fallas técnicas graves en la planificación.

En octubre, Coldeportes aprobó nuevos diseños y una adición de 3.100 millones de pesos, y se espera que el complejo se entregue a mitad de año. Pero varios concejales monterianos han advertido líos con predios y con la pista de patinaje, que no cumple con requerimientos técnicos.

La Fiscalía investiga presuntas irregularidades en el contrato. La Contraloría evalúa, por su parte, la renovación del estadio de fútbol de Jaraguay, por la que la alcaldía pagó 8.248 millones a un consorcio representado por Juan Carlos Amador Carrascal. En noviembre, parte de las graderías que se construían colapsaron; además, la obra se ha suspendido tres veces y la fecha de entrega ya se prorrogó tres meses.

El autogol de Neiva en el estadio Guillermo Plazas Alcid

Dar la vida por su equipo. Esa frase, que muchos hinchas gritan en pleno partido, se ha convertido en un temor para los seguidores del Atlético Huila. En agosto del 2016 se derrumbó una de las tribunas del estadio Guillermo Plazas Alcid, de Neiva. Cuatro obreros murieron y 10 quedaron heridos.

“El problema es de fondo: montaron las bases de la nueva ala sobre las graderías, sin estructura. Los diseños no eran los adecuados”, dice un investigador del DNP. Desde entonces el proyecto está congelado, pero el balón sigue rodando en el Plazas Alcid.

Hace unas semanas, un grupo de hinchas salió a reclamar por su seguridad. En Neiva se han invertido más de 28.000 millones de pesos, que en el DNP temen que se pierdan.

De hecho, habría que inyectarle a la obra 4.316 millones de pesos extra, y no están garantizadas la ejecución de las obras de urbanismo, la iluminación de la cancha y rampas de evacuación.

El proyecto lo adjudicó en el 2014 el alcalde Pedro Suárez al Consorcio Estadio 2014, integrado por Járlinson Hurtado Salas, L. A., Constructores S. A. S. y ML Ingenieros Constructores S. A. S. La remodelación, tasada en 21.000 millones de pesos, contó con un adición de 7.000 millones en la administración del actual alcalde, Rodrigo Lara.

La Contraloría encontró hallazgos fiscales por 12.684 millones, mientras que la Fiscalía se tomó hace unos días las oficinas del consorcio encargado de la obra. Los investigadores denunciaron que se estaban destruyendo pruebas. Se esperan capturas en las próximas semanas.

Turbaco: millonarios elefantes blancos

Bolívar ha sido la cuna de gloriosos campeones como Antonio Cervantes ‘Kid Pambelé’, Rodrigo ‘Rocky’ Valdés, Cecilia la ‘Chechi’ Baena, entre muchos otros. En Turbaco, un municipio cercano a Cartagena, la apuesta por el deporte ha sido fuerte, pero, por ahora, los elefantes blancos parecen estar ganando por goleada.

En el 2013, el alcalde de Turbaco Myron Martínez Ramos contrató la Asociación de Municipios del Sinú para construir la unidad deportiva Bonanza por 1.878 millones de pesos. Pero la obra tiene retrasos injustificados, las pólizas están vencidas y se han hallado insuficiencias técnicas.

Ese mismo año, la administración le entregó a la Asociación de Municipios de la Sabana y del Sinú (Amussim) la construcción de la unidad deportiva La Granja, por 2.905 millones de pesos. La obra está suspendida porque se cambió el predio donde se tenía que levantar, no hay garantías de sostenibilidad y no se concertó con los beneficiarios para ubicarla.

Un año después, el municipio inició la construcción de un complejo deportivo por 2.119 millones de pesos, con dinero de regalías. Aquí también hay una suspensión indefinida por graves demoras con la compra de predios, con las pólizas, ajustes de los diseños. El DNP, incluso, detectó grandes fisuras en las placas de concreto de la cancha de fútbol y deficiencias sobre las cuales la interventoría nunca alertó.

El contratista, la Corporación Interuniversitaria de Servicios CIS, pidió una adición de 818 millones de pesos para poder terminar la obra. Las autoridades investigan si se recurrió a las asociaciones de municipios para hacer contratos directos.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA