Capturan a cubano por plan para atentar en Bogotá en nombre del Islam

Capturan a cubano por plan para atentar en Bogotá en nombre del Islam

La Fiscalía señaló que el ataque sería cometido contra norteamericanos que estuvieran en Colombia.

Cubano capturado

La captura se llevó a cabo en Pereira.

Foto:

Angy Alvarado

14 de marzo 2018 , 06:18 p.m.

Raúl Gutiérrez Sánchez, ciudadano cubano que entró de manera ilegal hace poco a Colombia, fue capturado por la Fiscalía bajo cargos de planear un atentado contra funcionarios de la embajada estadounidense en la Zona Rosa de Bogotá.

De acuerdo con el ente acusador, el ataque estaba pensado para el pasado martes 13 de marzo, por lo cual se adelantó el operativo de captura.

Según el registro de las autoridades, Gutiérrez había sido deportado en el 2015 y expulsado del país en el 2017, oportunidades en las que también había ingresado de forma ilegal.

Según la investigación, el detenido se comunicaba vía Telegram con grupos extremistas islámicos. "Su objetivo era dar muerte a ciudadanos norteamericanos para dar fuerza a grupos extremistas religiosos", dijo la fiscal al pedir que el cubano sea enviado a prisión mientras se surte el proceso en su contra.

Con aviso de agencias extranjeras de seguridad, Gutiérrez Sánchez empezó a ser seguido por autoridades nacionales. 

La alerta, según se conoció en la audiencia, resultó de las conexiones de Gutiérrez a través de internet con organizaciones extremistas y contenidos de terrorismo. 

La Fiscalía interceptó sus teléfonos y grabó conversaciones en las que se habla de la elaboración de explosivos.

En las conversaciones del 2 de marzo del 2018 habló con alguien en el exterior que le dijo que Alá "lo iba a recibir en el paraíso". Según la Fiscalía, tenían planeado utilizar una maleta con explosivos en un restaurante frecuentado por norteamericanos.

"Nos encontramos frente a una organización terrorista de orden internacional de la que formaba parte también un ciudadano español", dijo la Fiscalía (...)

A Gutiérrez Sánchez, de 46 años, le imputaron cargos por los delitos de terrorismo y concierto para delinquir. Cargos que no aceptó.

Las autoridades barajan ahora dos hipótesis: que se trata de una persona con problemas mentales o un lobo solitario que tenía ciertos nexos con organizaciones extremistas.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.