Los audios del sobrino de Iván Márquez pidiendo ‘coimas’

Los audios del sobrino de Iván Márquez pidiendo ‘coimas’

Marlon Marín exigía hasta $ 2.000 millones para cuadrar proyectos del posconflicto.

Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez

Marlon Marín Marín presumía en redes de sus frecuentes viajes. En plena negociación de paz entre las Farc y el Gobierno se desplazó varias veces a La Habana.

Foto:

Archivo particular

15 de abril 2018 , 10:50 a.m.

 “Hágale, mijo, que necesitamos ponernos a trabajar. Hay plata para todos ahí”.

Esa fue la respuesta de un constructor cuando Marlon Marín Marín, sobrino del jefe de las Farc Iván Márquez (Luciano Marín), le dijo que había inflado en más de 2.000 millones de pesos un proyecto de vivienda en Barranquilla –ligado al posconflicto– como pago por su adjudicación.

La conversación hace parte de los audios con los que el fiscal Néstor Humberto Martínez le comprobó al presidente Juan Manuel Santos, hace una semana, el direccionamiento ilegal de millonarios contratos con plata de la llamada ‘chequera de la paz’. Además, le sustentó que Marín, cercano a la cúpula de las Farc, era quien traficaba con información privilegiada del Estado.

La Fiscalía tenía interceptado el celular de Marín, un supuesto abogado caqueteño de 38 años, desde enero de 2017, cuando llegaron las primeras denuncias.

El 26 de enero de ese año fue grabado dando detalles de cómo modificó ítems para sacar su mordida de un jugoso contrato de vivienda en Barranquilla: el proyecto, para 80 familias, saltó de 20.356 millones de pesos a 22.206 millones.

"Con los cambios que le hice quedó en 22.206": Marín

“Eso es directamente con nosotros, si me entiende (...) Porque esos cupos nos lo daban a nosotros, usted sabe cómo son las cosas (...) Para que nosotros los manejemos”, le asegura Marlon a una mujer idetificada como Viviana Arias, refiriéndose a un contrato con el Ministerio de Agricultura que infló de 9.000 millones de pesos a 11.000 millones. Para ajustar su ‘comisión’ modificó los gastos de AUI: administración, imprevistos y utilidades.

“Eso es directamente con nosotros": Marín

La explosiva denuncia del fiscal Martínez encajó con la revelación de EL TIEMPO de la carta en la que los embajadores de Suiza, Suecia y Noruega manifiestan su preocupación por los retrasos y la transparencia en el manejo de los 200 millones de dólares que sus gobiernos donaron para proyectos productivos.

La investigación periodística dejó al descubierto que, además de rezagos en la ejecución de los dineros, uno de los contratistas era pareja de Gloria Ospina, directora del Fondo Colombia en Paz (FCP), la gran ‘chequera de la paz’. El Gobierno ordenó auditorías y cambios en el FCP que incluyeron la salida de Ospina.

Pero, por ahora, la investigación que va más avanzada es la de Marín y sus señalados cómplices, que desde el viernes están rindiendo interrogatorio.

Plata para ‘la familia’

Según el expediente, el pariente de Márquez –señalado además de ser el enlace del exjefe negociador de las Farc Jesús Santrich con el cartel de Sinaloa–, se encargaba de contactar a decenas de empresas interesadas en programas de salud para desmovilizados, proyectos agrícolas y piscícolas en zonas de posconflicto e interventoría de obras.

Además de su cercanía con el jefe de las ex-Farc, para demostrar poder exhibía fotos de viajes a Cuba en plena negociación de paz. Frecuentaba las casas de líderes de la exguerrilla y asistía a los mítines políticos.

En uno de los audios, grabado el 10 de enero pasado, Marín habla con Arias sobre cómo cuadrar tres millonarios proyectos de infraestructura en Cúcuta, Bogotá y Antioquia.

"Nosotros solo pedimos, como ‘familia’, el 5 %"

“Nosotros solo pedimos, como ‘familia’, el 5 por ciento (del anticipo), a parte de los 20 millones que van a dar. El otro 5 por ciento usted lo puede manejar. Porque usted sabe que otros cobran el 5, 12, 13 o el 14”, se le escucha decir a Marín.

En esa conversación, Arias le anuncia que una de de las constructoras que operaría en Bogotá estuvo vinculada con Odebrecht en la Ruta del Sol: “Es una empresa súperbuena”.

"Yo le dije una condición, 20 millones de anticipo": Marín

En una investigación de filigrana, hecha por un grupo de fiscales expertos, ya se identificaron los primeros 8 señalados cómplices de Marín. Y tal como lo reveló EL TIEMPO, en la lista hay tres políticos. Uno es José Domingo Ardila, exconcejal conservador de Socorro y exdiputado de Santander que posa en fotos con funcionarios del Gobierno.

También fueron llamadas a interrogatorio las excandidatas al Congreso María Elvira Valencia Gómez, de Alas Equipo Colombia, y Sonia Elvira Veloza Mogollón, de Alianza Verde.

Valencia, asesora del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade) otrora fortín de los ‘Ñoños’, se citó con Marín en el Hotel Tequendama para hablar de un listado de contratos que él le pasó y que habían sido aprobados: “En eso estaba hoy, pidiendo autorización que ya tengo sino que hay que definir dos o tres temas y eso se lo hablo personalmente”, dice Valencia.

La salida de Simancas

Veloza también es clave y llevó a la Fiscalía a rastrear otro nombre: el de Carlos Simancas, su jefe en la Secretaría de Desarrollo Económico, durante la administración de Gustavo Petro.

EL TIEMPO estableció que Simancas es mencionado en algunos audios. De hecho, la Fiscalía solicitó que se diera por terminado su nexo contractual con el Consejo Nacional de Reincorporación de excombatientes.

Este fue contratado a través de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Tal como lo reveló EL TIEMPO, esa agencia contrató a Iván Cifuentes, pareja de Gloria Ospina, la descabezada jefa del FCP.

El contrato de Simancas se firmó el 1° de febrero pasado por seis meses y por un valor global de 60 millones de pesos, para ayudar en la organización de proyectos productivos de las Farc.

No se descarta que la Fiscalía le pida a Simancas acudir a declarar y que el Gobierno retire más contratistas y funcionarios. De hecho, en la segunda fase de esta investigación se busca establecer si Marín era la cabeza de este entramado o si –tal como lo señalan testigos–, hay alguien por encima del sobrino de Márquez.

Los contratos a través de la OIM

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) terminó salpicada por dos contratos bajo la lupa, financiados con los dineros del Fondo Colombia en Paz.

El primero fue el de Iván Cifuentes, pareja de Gloria Ospina, con el cual brindó asesoría técnica para el Sistema Integrado de Información para el Posconflicto (Siipo), nervio del flujo de información y contrataciones de la ‘chequera de la paz’.

El segundo es el de Carlos Simancas, firmado por 60 millones de pesos para coordinar los proyectos productivos de las Farc. La OIM, al igual que otras agencias, tiene más contratos relacionados con la paz.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.