Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Este es el vigilante que volteó el proceso del caso Colmenares

Por: |

Ver más informaciónVer más información
Testigo en caso Colmenares

José Willmer Ayola asegura que vio la presunta agresión que habría sufrido Luis Andrés Colmenares.

Su testimonio tiene a Carlos Cárdenas enfrentado a condena mayor a 30 años como coautor del crimen.

El lunes 4 de junio, un hombre de 1,86 de estatura, delgado y moreno llegó a la Policía de Engativá asegurando que tenía información valiosa sobre la muerte del estudiante de la Universidad de los Andes Luis Andrés Colmenares, ocurrida en octubre del 2010.

Se identificó como José Willmer Ayola Lerma y de entrada dijo que estuvo en el lugar de los hechos. (Siga este enlace para ver más fotos de José Willmer Ayola Lerma).

Mientras esperaba, el policía de turno verificó que Ayola no tiene antecedentes penales. De hecho, EL TIEMPO estableció que ha estado vinculado a tres firmas de seguridad privada y que tiene entrenamiento en vigilancia de personas e infraestructura.

Ante su insistencia y la advertencia de que estaba amenazado, fue llevado a la policía judicial para declarar bajo la gravedad del juramento.

Ayola, nacido en Codazzi (Cesar) en febrero de 1979, habló 4 horas y 10 minutos sin parar y dio detalles de lo que, para la Fiscalía, es la prueba reina de que Colmenares falleció tras recibir una golpiza y de que el estudiante Carlos Cárdenas está involucrado.

Su versión fue suficiente para que Cárdenas, de 22 años, fuera capturado dos días después (el jueves) y llevado a La Modelo. También, para destrabar el caso, congelado durante meses por roces y tutelas entre el fiscal a cargo, Antonio Luis González, y los abogados de Laura Moreno (exnovia de Cárdenas) y Jessy Quintero, las otras involucradas.

De hecho, para Jaime Granados, defensor de Laura Moreno, Ayola no es más que un testigo "fabricado para salvarle el proceso a González", quien pidió la captura de Cárdenas pero fue apartado del expediente contra su clienta.

'Lo vi todo'

El relato del testigo partió del 30 de octubre del 2010, la fecha de la desaparición de Colmenares. Dijo que esa noche acompañaba a un amigo a vender trago en la zona.

"A eso de las 10 y 30 a 11 de la noche, me encontraba en el parquecito que está al frente de la discoteca Penthouse con un amigo de nombre Cristian -le dicen el 'Tizón'-, cuando vi a Luis Colmenares (tenía un vestido rojo con negro) departiendo con un grupo de amigos (...) Esa fue la primera vez que lo vi". (Siga este enlace para ver la galería de fotos: Los rostros del caso Colmenares).

"No lo volví a ver más sino hasta la madrugada del 31, a eso de las 2 y media de la mañana, aproximadamente, cuando yo pasaba con Cristian por donde estaban ellos, que es a orillas del caño El Virrey".

Ayola dijo que el grupo discutía y que de repente uno de ellos salió corriendo con un celular en la mano. "Era la misma persona que yo vi horas antes en el parque frente a la discoteca, y con el tiempo supe que se llamaba Luis Colmenares".

Añadió que el muchacho casi no podía sostenerse y que parecía borracho, lo que coincide con los exámenes forenses que dictaminaron un grado tres de alcohol en su sangre.

"Él corrió, se tropezó al parecer con el andén, trastabilló y cayó en el pasto bocabajo. (...) En el momento en que él se intentó parar, comenzaron a darle patadas y la femenina llegó, le quitó el celular y le dio una cachetada (...) La persona que estaba en la camioneta se baja con una botella y le da un golpe en la cabeza".

Contrapunteo jurídico

Esta parte del testimonio, revelado el jueves en la audiencia de legalización de captura de Carlos Cárdenas no solo hizo explotar emocionalmente a los padres de Colmenares. También selló la suerte jurídica de Cárdenas, al menos temporalmente.

Ayola dice que uno de los jóvenes llamó por el nombre al agresor: "Carlitos". Y agrega que después lo identificó en un reconocimiento fotográfico, al igual que a Laura Moreno.

Para los abogados de Cárdenas, el testigo miente y tiene inconsistencias.

De hecho, en plena audiencia, pusieron en duda sus palabras con el argumento de que venían de un desempleado bachiller, que inexplicablemente guardó silencio por 19 meses y que llegó dando detalles que ya habían sido publicados ampliamente por los medios.

Pero la Fiscalía le está dando total credibilidad. Antonio Luis González -a cargo del caso contra Cárdenas- atribuye el silencio de Ayola al pago de un soborno, y su aparición a las amenazas que recibió.

Sobre las amenazas, el propio Ayola -quien está en el país bajo protección- dijo que hombres armados lo abordaron tres veces y por eso se escondió y se fue de su último trabajo.

Al respecto, su empleador le dijo a EL TIEMPO que renunció el 25 de marzo y que en su carta dijo que era "por problemas de índole personal". Además, que para la época de los hechos trabajaba con una distribuidora de lácteos.

A pesar de los señalamientos en su contra, a Cárdenas no se le ha visto perturbado. Ni siquiera cuando le imputaron homicidio agravado y soborno. Sus abogados están seguros de que, en el primer contrainterrogatorio, van a desmoronar el testimonio de Ayola, hoy la prueba reina de la muerte de Colmenares.

Cabos sueltos que la Fiscalía debe amarrar

A pesar de que el fiscal Antonio Luis González Navarro y la familia Colmenares aseguran que con el testimonio de José Willmer Ayola Lerma están más cerca a la verdad sobre la muerte del estudiante de los Andes, aún hay varios interrogantes sin resolver.

El primero de ellos es el de las identidades de las otras personas que habrían participado en la golpiza a Luis Andrés Colmenares.

Aunque durante la semana se habló de que ya estaban listas tres órdenes de captura, fuentes de la propia Fiscalía le dijeron a EL TIEMPO que aún no hay nombres sino sospechas.

Una de estas es que un familiar de una de las mujeres presentes en El Virrey participó en la paliza y por eso ella está callando.

Tampoco se sabe la identidad plena ni el paradero de Cristian, el otro supuesto testigo presencial.

Al respecto, una de las preguntas de los abogados de los imputados es por qué Ayola desconoce los apellidos de su amigo, si lo distingue desde hace cinco años, cuando ambos trabajaban en Unicentro.

Los sujetos que Ayola dice que lo han venido amenazando es otra de las incógnitas.

Habla de un grupo armado que pudo localizar su casa y el almacén en el que trabaja su novia. Además, dice que lo abordaron en motos en dos oportunidades, le robaron la billetera y en una ocasión llegaron hasta la propia puerta de su apartamento.

Y aunque está seguro de que las presiones para que se calle y las exigencias de que se vaya de Bogotá están relacionadas con el caso Colmenares, también manifiesta que los que lo presionan son distintos a los que estuvieron esa noche en el parque El Virrey.

La camioneta en la que supuestamente se llevaron el cuerpo inconsciente de Colmenares es otra de las piezas que faltan.

Siempre se habló de un carro presente en la escena de los hechos y de que -por las livideces (morados) en su espalda- el cuerpo de Colmenares parecía haber permanecido en un baúl, pero nunca se ordenó inspeccionar los carros de las personas que hasta ahora están implicadas.

Carlos Cárdenas maneja una camioneta de platón, color verde, que no concuerda con la descripción del testigo Ayola. Laura Moreno, por su parte, se movilizaba en una camioneta Sportage negra, y la acompañaban guardaespaldas.

El hallazgo en el caño

Un genetista analiza fluido en un costado

EL TIEMPO estableció que se le solicitó a un reputado genetista del país analizar un fluido corporal que fue recuperado del costado izquierdo del caño El Virrey, y que parece ser sangre de Colmenares. La técnica utilizada para su hallazgo fue aplicando un químico. "Si es sangre, confirmaría que el cuerpo fue llevado hasta allá y tirado", dice uno de los investigadores.

Luis Andrés colmenares
Muerto hace 19 meses

"Vi a Luis Colmenares -tenía un vestido rojo con negro-, departiendo con un grupo de amigos (...) Lo volví a ver a la madrugada del 31 de octubre. La pieza de color rojo la llevaba amarrada a la cintura".

Laura Moreno
Compañera de Colmenares

"Ella estaba en El Virrey, tenía un traje (disfraz) rojo y fue la que nos insultó, la que nos dijo que no fuéramos sapos y que subiéramos el vidrio". También la identificó como la persona que le quitó el celular a Colmenares.

Carlos Cárdenas
Exnovio de Laura Moreno

"Llegó el joven que estaba en la camioneta oscura, se bajó de la misma con una botella en la mano, se le acerca, le dice algo y le da un botellazo en la cabeza. Uno de los que estaba ahí le dijo: ¡Carlitos!, llamándole la atención".

Jessy Quintero
Amiga de Luis Colmenares

"La más gordita llegó por la noche a la discoteca, al rato, con otros cuatro hombres. Sin embargo, yo no la vi con mis ojos en el parque El Virrey", precisó el testigo haciendo referencia a Jessy Quintero.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.