Muchos de los robos con sustancias terminan en homicidio

Muchos de los robos con sustancias terminan en homicidio

La Fiscalía está tras los autores de la muerte de Fabián Herrera, última víctima de esta práctica.

Muerte de Fabián Herrera

El médico Fabián Herrera fue hallado muerto 4 días después de que se reportó su desaparición, en el norte de Bogotá.

Foto:

Cortesía: grupo de amigos

11 de junio 2017 , 12:00 a.m.

El médico Fabián Herrera Merchán, quien laboraba con la Clínica Méderi en Bogotá, fue víctima de una banda que delinque en la zona T, al norte, en donde estuvo departiendo con sus colegas el pasado 29 de mayo.

Herrera fue hallado muerto cuatro días después de que se reportara su desaparición. El CTI de la Fiscalía intenta ubicar la casa en donde la banda lo mantuvo encerrado hasta el día en que abandonaron su cuerpo en un predio en el sur de la ciudad.

Con el análisis de las imágenes captadas por varias cámaras de seguridad en la calle 85 con carrera 15, en donde fue visto por última vez con vida, los investigadores buscan identificar a los autores del crimen. Otra de las pistas es la señal del GPS del celular del galeno que el Gaula detectó en el sector de Usme.

La hipótesis de las autoridades es que Herrera murió como consecuencia de una sobredosis de escopolamina u otra sustancia tóxica.

Conductor de Cecilia Orozco

En la madrugada del domingo 16 de octubre del 2016 fue visto por última vez con vida Miguel Ángel Perdomo, el conductor de la directora del noticiero ‘Noticias Uno’, Cecilia Orozco. Perdomo asistió a una fiesta el sábado 15 de octubre y a las 3 de la mañana del domingo tomó un bus que lo dejó en la avenida Primero de Mayo con 69, en el occidente de Bogotá.

Guiado por uno de los miembros de la banda criminal que lo quería asaltar, Perdomo entró a un bar y se sentó en una mesa apartada. Cuando pidió una cerveza, una mujer se encargó de ponerle en la bebida un fármaco. Al beber la cerveza, Perdomo tuvo una reacción negativa y se desplomó sobre la mesa.

La mezcla del fármaco y el alcohol provocó una intoxicación en su cuerpo, que lo mató de inmediato, según el dictamen de Medicina Legal. Para evitar sospechas dentro del bar, los miembros de la banda ataron a Perdomo a la silla con un cinturón, haciendo creer que era una persona pasada de tragos. Cuando se desocupó el sitio, el cuerpo de la víctima fue trasladado al baño y desmembrado por uno de los delincuentes.

El miércoles 19 de octubre, operarios de Aseo Capital –una de las empresas prestadoras del servicio de aseo público– encontraron partes de un cuerpo humano que, según la Fiscalía, correspondían a Perdomo. Tres días después, en la localidad de Kennedy, encontraron otra bolsa con las otras partes del cuerpo.

Banda ‘los Borracheros’

En abril de este año, la Policía desmanteló una banda criminal que utilizaba como medio la escopolamina para robar celulares, joyas y otros objetos de valor en terminales de autobuses intermunicipales. A los miembros de esta banda se les atribuyen más de 14 denuncias penales y los delitos de concierto para delinquir y hurto calificado y agravado, según un comunicado de la Policía.

El ‘modus operandi’ de ‘los Borracheros’ consistía, en primer lugar, en seleccionar a las víctimas en las terminales de transporte: personas que viajaban solas y que tuvieran celulares y joyas. Después, uno de los criminales establecía una conversación casual con la víctima y, luego de haber logrado la confianza suficiente, le ofrecía comida, particularmente jugo y galletas. Cuando la persona ya se encontraba en estado de indefensión, los demás integrantes de la banda robaban las pertenencias del pasajero y se bajaban del bus en poblaciones pequeñas.

La abordaron en la calle

Una pensionada de 70 años, quien salió de su casa en el barrio Marsella de Kennedy a unas diligencias, terminó siendo víctima de una pareja de ladrones, que –contó– le hicieron ingerir una extraña sustancia que limitó su voluntad.

Indicó que la pareja se le acercó y le solicitó ayuda, buscaban una dirección. Asegura que a partir de ese momento “no hizo otra cosa que seguirlos”. Abordaron un bus del TransMilenio y se dirigieron al centro. “Entramos a una oficina, en la séptima, y allí me hicieron firmar un préstamo de un millón de pesos. Retiraron el dinero, salimos a la calle y de allí no volví a saber de ellos”, dijo. Denunció su caso a las autoridades. “No se ha hecho nada. Creo que la oficina en donde entregaron el dinero también son cómplices”.

Subió a un taxi y lo robaron

Un hombre que fue víctima de este delito compartió su historia con EL TIEMPO. El 28 de febrero, relató, a las 11:45 de la noche, a la salida de un bar en la carrera 14A con 83, en el norte de Bogotá, abordó un taxi hacia el barrio Calvo Sur después de dejar a los amigos con los que había departido, “porque debía madrugar”. Una de sus amigas fotografió las placas del vehículo.

“Perdí la conciencia una vez abordé el taxi”, dice antes de recordar que se despertó a las 4 de la mañana en el parque de la iglesia Las Cruces. No tenía sus pertenencias, entre estas un celular Moto G4, 30.000 pesos en efectivo y sus gafas. En el hospital La Samaritana, los médicos le diagnosticaron “escopolamina asintomática”.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA