‘Hay que atacar las causas de la corrupción, no solo los síntomas’

‘Hay que atacar las causas de la corrupción, no solo los síntomas’

El procurador Fernando Carrillo dijo que la prescripción de los casos es cómplice de la corrupción. 

Fernando Carrillo

El procurador Fernando Carrillo lamentó la poca pedagogía que hay en las zonas veredales sobre el fin del conflicto.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

05 de abril 2017 , 01:00 p.m.

El procurador Fernando Carrillo dijo que se necesita trabajar articuladamente para atacar las causas de la corrupción y no simplemente conocer los “síntomas”.

Carrillo reclamó efectividad de la justicia para combatir el fenómeno de corrupción. Dijo  que la única forma de materializar el trabajo de las instituciones de control fiscal, disciplinario y penal es con el acompañamiento de la justicia.

“Necesitamos a la justicia trabajando de la mano con nosotros. De lo que están cansado los colombianos es de la injusticia”, indicó Carrillo en el foro Anticorrupción organizado por EL TIEMPO.

Carrillo hizo énfasis en superar el pesimismo que hay frente a la corrupción por la percepción de impunidad. “La gente se pregunta: '¿Y denunciar para qué si no hay resultados'. La importancia está en mostrar resultados en los momentos más críticos, los ciudadanos no pueden ser solo espectadores”, indicó.


El funcionario citó el trabajo de la rama judicial contra la corrupción: resaltó que el Consejo de Estado, por ejemplo, ha decretado la pérdida de investidura a 60 parlamentarios y cómo la Corte Suprema se enfrentó al paramilitarismo. Para Carrillo esto “demuestra que somos capaces de enfrentarnos a estos problemas y dejar al lado el pesimismo”. “No podemos ganarle a los violentos y dejarnos derrotar por la corrupción”, agregó.

Lo peor que le puede pasar a la corrupción es que deje de ser una política de Estado. No puede ser una estrategia electoral


“Hay que sepultar y romper con la carga y el pasivo cultural de ‘usted no sabe quién soy yo’, el enriquecimiento fácil”, dijo Carrillo.

Puntualizó que la lucha contra la corrupción no puede ser una estrategia electoral sino una política de Estado. “Lo peor que le puede pasar a la corrupción es que deje de ser una política de Estado. No puede ser una estrategia electoral”, señaló.

La prescripción se está convirtiendo en cómplice de la corrupción


El procurador sostuvo: “La corrupción no puede arrasar con las instituciones” ni mucho menos que “ser corrupto dé estatus”. "Ser corrupto es tener estatus. Se cree que por esa vía es que se cumplen los sueños”, indicó.

En las investigaciones contra el pago de sobornos de la firma Odebrecht para acceder a contratos, Carrillo dijo que en materia disciplinaria se está trabajando para demostrar que “fue un delito continuado para que los casos no prescriban; hay que actuar decididamente en esto”. “La prescripción se está convirtiendo en cómplice de la corrupción", concluyó.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA