Mujer agredida por su esposo muere tras 5 años esperando un milagro

Mujer agredida por su esposo muere tras 5 años esperando un milagro

Permanecía en estado vegetativo luego de que su esposo la arrojó desde un tercer piso.

Mujer agredida

Johana fue llevada el fin de semana a un hospital en el norte de Bogotá, donde falleció.

Foto:

123rf

17 de mayo 2017 , 09:34 a.m.

Johana Samacá, de 38 años, estaba prácticamente muerta desde hace cinco años. Vivía, pero en estado vegetativo.

Este drama comenzó el 13 de noviembre de 2011, cuando su esposo, Xavier Iván Pineda, la lanzó por una ventana del tercer piso de un hotel de Yopal y se podría decir que tuvo su desenlace la madrugada del pasado lunes, cuando falleció. Fue otro caso de feminicidio.

En su momento el hombre, que hoy está detenido, acudió a varias estrategias para evadir la cárcel y el argumento central es que fue un caso de violencia familiar y que su esposa se lanzó al vacío. Estuvo cerca de concretar su estrategia.

Esta tragedia ha sido un drama para los padres de Johana. Durante todo este tiempo su mamá, Marta Isabel Garzón, siempre estuvo a su lado. Por eso, estaba pendiente de ella el pasado lunes, cuando murió en una clínica en el norte de Bogotá, a donde la había llevado el domingo en la mañana debido a una falla pulmonar.

“Fueron cinco años y seis meses exactamente en la que fui su cuidadora, en los que no me despegué de ella, en los que traté de darle lo mejor, aunque ella lo único que podía hacer era abrir los ojitos”, contó Marta Isabel, quien mantuvo durante los últimos tres años a su hija en su casa de Zipaquirá (Cundinamarca).

Aunque tenía atención médica domiciliaria, su mamá no la desamparaba y con la ayuda de su nuevo esposo, pues se separó del papá de Johana, trataban de darle lo necesario.

Para ella, el estado en que quedó su hija era de suficiente dolor, como para no tratar de darle lo que se pudiera.

Aunque en el momento de los hechos Johana y Pineda llevaban 17 años casados y tenían dos hijos, él en estos cinco años y seis meses nunca llamó para preguntar por su esposa. Nunca pidió perdón por lo que hizo. Y los dos hijos, uno de ellos ya mayor de edad y el otro a punto de cumplir los 18 años, se fueron a vivir con la abuela paterna en Iza (Boyacá).

“Mi hijita no pudo más por todo el trauma que traía”, dijo Marta Isabel quien admitió que duró todo este tiempo “siempre esperando un milagro que le devolviera la vida”.
Pero ella no está molesta con Dios porque se llevó a Johana, ni ha perdido la fe. “Por el contrario, le he pedido a Dios que perdone al esposo de mi hija por lo que le hizo y que a ninguna otra mujer le pase lo mismo”, señaló.

Mientras tanto Ómar Samacá, padre de Johana, contó que los últimos años de su hija no fueron fáciles: “La alimentación era gastrointestinal, respiraba con oxígeno y tenía una traqueotomía. Fueron cinco años y medio que aguantó la 'chinita' en esas condiciones”, dijo.

Contó que durante todo este tiempo él también siempre estuvo esperando un milagro. “Esperando y rezando”, dijo Samacá, quien tiene un taller de ornamentación en Sogamoso.

El cuerpo de Johana, por tratarse de un caso de violencia, no podrá ser cremado. Está previsto que sea sepultada mañana en Bogotá.

El caso

Johana Isabel Samacá Garzón tenía 34 años cuando en la madrugada del domingo 13 de noviembre del 2011 su esposo, Xavier Iván Pineda, la lanzó desde la habitación 307 del Hotel Glorias Patrias de Yopal.

El hecho se presentó después de que la mujer, su conyugue y la familia de ella regresaron al hotel tras un concierto del mexicano Marco Antonio Solís.

"Cuando llegamos al hotel fuimos hasta la pieza de mi hija para que nos diera la crema dental que nos tenía. Yo noté que el esposo de mi hija tenía mucho afán de que nos fuéramos para encerrarse con ella", manifestó en su momento Ómar Samacá, padre de Johana.

Agregó que luego de unos tres minutos, él escuchó gritos de su hija pidiendo ayuda y que corrió hacia la habitación de la pareja; al llegar vio mucha sangre en el piso. Al encarar a Pineda para saber dónde estaba Johana este le respondió que “(ella) se había botado”.

Pineda en el 2012 firmó un preacuerdo con la Fiscalía en el que aceptó el cargo de homicidio agravado en modalidad de tentativa para acogerse a una sentencia anticipada. En el documento además se solicita que la pena que se imponga a Pineda no sea superior a 102 meses u 8,5 años de prisión por su crimen.

El caso está en apelación y Pineda está detenido en la cárcel de Yopal. En este caso fueron claves los medios de comunicación que presionaron para que la investigación avanzara, pues inicialmente la acusación solo fue de violencia intrafamiliar y el hombre alcanzó a permanecer fuera de la cárcel por un largo tiempo.

Jorge Enrique Meléndez
Subeditor de Política

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA