Sicariato, la modalidad en la mitad de los asesinatos del 2017

Sicariato, la modalidad en la mitad de los asesinatos del 2017

Informe de la Fiscalía señala que el año pasado hubo 11.822 de estos casos.

CTI sicariato

En uno de cada diez casos de asesinato, la justicia no tiene pista alguna sobre los responsables del crimen.

Foto:

Juan Pablo Rueda / Archivo EL TIEMPO

13 de febrero 2018 , 07:11 a.m.

Cada día del año pasado, en promedio se denunciaron en Colombia 3.489 delitos. Eso lo revela un informe de la Fiscalía General de la Nación que busca establecer las conductas criminales más cometidas y poner en marcha acciones puntuales para combatirlas.

Según el documento, el año pasado se abrieron 1’273.692 denuncias, 56.935 más que en el 2016, cuando fueron 1’216.757 casos los que entraron a despachos de fiscales de todo el país. La cifra de delitos, advierten los analistas, en todo caso es mayor, si se tiene en cuenta que la medición corresponde a los casos denunciados y que hay muchos hechos criminales que por temor, exceso de tramitomanía y otros factores no se ponen en conocimiento de las autoridades.

Cuatro delitos fueron los más denunciados en lo corrido del año pasado, hasta el punto de completar más de la mitad de todos los hechos criminales reportados por los ciudadanos. En el 2017 se entablaron 359.190 denuncias por hurto –984 al día–, 182.851 por lesiones personales (182.851), 106.422 por violencia intrafamiliar y 77.607 denuncias por tráfico o porte de estupefacientes.

Las cifras de violencia intrafamiliar son especialmente preocupantes: casi 300 casos llegan cada día ante la justicia, algo que la mayoría de las veces ocurre después de varios episodios previos o cuando las secuelas de los golpes son mucho más graves.
Las estadísticas de la Fiscalía confirman la tendencia a la baja que desde hace varios años mantiene el homicidio en el país. Según el informe, se abrieron 11.822
expedientes por asesinatos. Y se estableció que en 2.892 casos, es decir el 24,46 por ciento de los hechos, las víctimas tenían anotaciones por delitos como tráfico de estupefacientes (816 casos), hurto (599), porte y tráfico de armas (290), lesiones personales (268), homicidio (222) y violencia intrafamiliar (197).

El retrato del homicidio doloso en Colombia muestra que casi la mitad de los casos fueron perpetrados por sicarios: 5.844. Las riñas causan al menos la cuarta parte de los homicidios dolosos (2.887 casos), mientras que en casos de hurtos y atracos fueron asesinadas 848 personas, muchas de ellas en medio de fleteo y hurto de teléfonos celulares.

Las estadísticas de la Fiscalía hablan de 247 feminicidios en el país en el 2017 y de 93 asesinatos por casos de violencia entre familiares.

En uno de cada diez casos de asesinato, la justicia no tiene pista alguna sobre los responsables del crimen (1.181 casos el año pasado). Y aunque los niveles de impunidad han bajado en los últimos dos años, hoy solo uno de cada cuatro asesinatos termina en condena para el culpable. Hasta el 2015, la estadística era uno de cada diez casos. Las armas de fuego fueron utilizadas en 8.515 homicidios, mientras que las cortopunzantes, en 2.591 casos. Se reportaron 203 homicidios en los que la modalidad fue asfixia.

En la radiografía de homicidios por regiones durante el 2017, el informe advierte que en 27 municipios del país se concentran el 50,19 por ciento de los casos. La mayoría de estos hechos tuvieron lugar en Cali, con 1.230 casos; Bogotá, con 1.141; Medellín con 568, Barranquilla con 348, Cartagena con 247, Cúcuta con 244.

La Fiscalía mantiene sus alertas sobre el incremento de asesinatos en varias regiones de las que salieron las Farc, en contravía con la disminución de los indicadores nacionales. La disputa por las rentas ilegales (coca y minería ilegal) explican esas nuevas violencias en zonas de desmovilización.

Robos, disparados

Los hurtos se incrementaron un 17,59 por ciento entre 2016 y 2017. En estas estadísticas sigue existiendo un enorme vacío, pues las denuncias por robo de celulares ante la Fiscalía son la décima parte o menos de las que reportan los usuarios ante sus empresas de telefonía. Según las cifras, el año pasado se recibieron 54.559 denuncias por robo de celular, mientras que en el 2016 fueron 36.939.

Las lesiones personales y la violencia intrafamiliar, entre las más denunciadas, registraron una reducción el año pasado frente al 2016. Bajaron 5.142 y 7.288 casos denunciados, respectivamente. También cayeron los casos de inasistencia alimentaria, que pasaron de 63.115 en 2016 a 58.916 el año pasado; las amenazas, de 46.677 a 44.779; la inasistencia alimentaria, de 63.115 casos a 58.916, y la falsedad en documento, de 22.552 a 20.488.

Algunos de los delitos vinculados a la presencia de grupos ilegales, como el desplazamiento y la extorsión, se incrementaron. Los casos de desplazamiento pasaron de 5.551 en 2016 a 6.401 el año pasado, y la extorsión, de 8.998 a 9.054.
El mayor número de casos de extorsión, según el informe, se dio mediante llamada (3.924), pero los delincuentes también presionaron pagos por intimidación personal (830 casos), por las redes sociales (70) y mediante panfletos (246).

Las autoridades han advertido que un alto porcentaje de esas extorsiones son perpetradas por delincuentes comunes que usan nombres de organizaciones criminales que ni siquiera existen, como las ‘Aguilas Negras’.

Las denuncias por secuestro extorsivo bajaron de 120 a 107 casos, afectando especialmente los departamento de Cauca, Valle del Cauca, Norte de Santander y Nariño. Llama la atención el aumento de las denuncias por posibles irregularidades en el manejo de los recursos públicos y posibles actos de corrupción, que pasaron de 29.972 a 33 110 casos: un aumento de 3.138 denuncias.

Entre los delitos más frecuentes, como el hurto, es alta la reincidencia de los responsables. Por eso, en la agenda legislativa aparecen varias iniciativas que les quitan gabelas penitenciarias a los delincuentes profesionales. Esto, para revertir la tendencia de los últimos años, cuando la libertad para los delincuentes, sin importar su grado de peligrosidad, fue una situación recurrente en el país.

El año pasado hubo más de 243.000 capturas

Según cifras de la Policía Nacional, en el 2017 se registraron 243.487 capturas en el país, 2.118 casos menos que el año anterior.

Durante este año, hasta el 8 de febrero iban ya 24.031 detenciones por distintos delitos.

El principal delito judicializado en Colombia es el hurto. La mayoría de detenciones fueron por casos de robos y atracos a personas, al comercio, residencias y hurto de motocicletas y automotores.

Aunque un número importante de hurtos a personas se cometen por la modalidad del cosquilleo, especialmente en el transporte público, a diario crecen las denuncias por atracos cometidos por hombres en motocicleta. Esta es la razón por la que ciudades como Bogotá, en algunas localidades, implementaron la prohibición del parrillero hombre en moto.

En el 2017, según la Policía, fueron sorprendidos cometiendo delitos unos 16.000 menores de edad, la mayoría de los cuales terminaron en libertad gracias a las normas penales favorables para los infractores que no han cumplido los 18 años.
Para evitar esa instrumentalización a manos de las organizaciones criminales, el director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, planteó hace algunos días la necesidad de revisar el Código de Infancia y Adolescencia.

Según cifras del Ministerio de Defensa, el año pasado se efectuaron 3.087 capturas de miembros del crimen organizado, mientras que en el 2016 fueron 3.396. Por hechos relacionados con minería ilegal, el año anterior hubo 2.279 detenidos, y en el 2016 fueron 2.560.

Las autoridades sostienen que el mayor número de denuncias se refleja también en un aumento de las capturas. Al respecto, destacan los efectos del portal en línea Adenunciar, de la Policía y la Fiscalía.

Por esa vía llegaron a conocimiento de la justicia 60.142 denuncias. En la mayoría de casos se trata de robos y atracos. Las ciudades que más están utilizando esta herramienta, que evita las largas horas de espera en las Unidades de Reacción Inmediata (URI), son Bogotá (29.555 denuncias), Medellín (5.783), Cali (3.321) y Barranquilla (2.358 casos).

No todos los delitos se pueden reportar por esta vía: solo los hurtos a personas y residencias, la extorsión y los delitos informáticos. Conductas más graves como asesinatos, secuestros y violencia requieren la asistencia ante funcionarios.

JUSTICIA
@JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.