Otto Bula, una modelo y 3 capos 'legalizaron' predios de la mafia

Otto Bula, una modelo y 3 capos 'legalizaron' predios de la mafia

Narcos le dijeron a la DEA que Otto Bula es de la 'Real Oficina de Envigado'.

Foto Otto Bula

Otto Bula, capturado por caso Odebrecht.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

05 de marzo 2017 , 08:05 a.m.

El ‘Gordito de oro’, así conocen en el bajo mundo de Medellín al exsenador Otto Nicolás Bula, quien pasó de ser un ganadero millonario de Sahagún a un confeso receptor de dineros de Odebrecht y, ahora, a señalado testaferro de la ‘Oficina de Envigado’.

El vínculo de Bula con la mafia, que EL TIEMPO reveló hace dos semanas, fue confirmado este miércoles por la Fiscalía que considera que uno de los eslabones que une al exsenador con esa organización criminal es Macario Guillermo León Arango Uribe, ‘Gurú’.

Se trata de un empresario paisa de buena estampa y familia, que solía comercializar carros de alta gama e inmuebles costosos. Pero ahora es señalado de ser el intermediario de oscuros negocios inmobiliarios.

‘Guru’ figura en una investigación de la DEA sobre la llamada ‘Real Oficina de Envigado’, grupúsculo de millonarios empresarios dedicados a ‘legalizar’ bienes que esa organización se roba. Allí aparecen mencionados Otto Bula, Santiago Gallón y un cuarto ganadero de Antioquia.

Narcos y jefes de la ‘Oficina’ presos en Estados Unidos han hablado de ellos y dado la ubicación exacta de numerosos predios que han ‘legalizado’, incluido un megalote en Argentina que primero pasó por manos de Carlos Mario Aguilar, alias Rogelio, exjefe de esa organización criminal que está libre en Florida a pesar de las deudas pendientes con la justicia de Colombia.

En el listado también hay apartamentos en Bogotá, haciendas en Córdoba y un codiciado terreno denominado Santa María de Las Palmas, de 742.000 metros cuadrados, ubicado en la vereda Perico, de Envigado.

Iván López Vanegas reclama ser el dueño de ese predio, tasado en 50.000 millones de pesos y donde se levanta el proyecto Meritage Luxury. Por eso acaba de interponer una tutela para recuperarlo.

Las historia de ‘Gurú’

Según López, su hijo fue secuestrado, en el 2004 por los jefes de la ‘Oficina’: José Pérez Marín, alias Morro; Wílmar de Jesús Zapata Cardona, alias Mandy; y Wílmer Alexis Metaute, alias Pichi Calvo.

Los matones, dice, lo obligaron a firmar y poner su huella en un documento en blanco que fue usado para traspasarle el lote a un vendedor de mangos, identificado como Luis José Varela Arboleda.

Y ahí es donde entra ‘Gurú’. Según el expediente, el megalote pasó por las manos de la modelo Tatiana Gil Muñoz, hasta hace año y medio esposa de ‘Gurú’ y exnovia del hijo de López.

Testimonios en poder de la DEA señalan que ‘Gurú’ habría empezado reclutando modelos acompañantes para Félix Chitiva, la ‘Mica’, y para Miguel y Víctor Mejía, ‘los Mellizos’, que luego terminaron enredados con la mafia.

‘Gurú’, que para esa época tenía la empresa de transporte Transvolco, al parecer varió su rol y ahora es señalado de quedarse con bienes que la ‘Oficina’ se robaba, para venderlos a terceros a mayores precios.

Pero ‘Guru’ no tiene ningún predio a su nombre. Lo que se quiere establecer es si usó a sus parejas para manejarle bienes a la mafia o si se trata de unos terceros de buena fe.

La pista más sólida que la Fiscalía tiene sobre los señalamientos contra ‘Guru’ conduce a Tatiana Gil. La cotizada modelo, que se ha abstenido de hablar del tema, era la mejor amiga de Marcela Posada, exmujer de ‘Gurú’ que murió de un derrame cerebral.

Y hay una segunda muerte que ha llamado la atención de las autoridades. La de la empresaria María Adelayda Ayora, ocurrida el 3 de diciembre del 2016. La mujer, cercana a ‘Guru’, fue amarrada y su cara fue envuelta en papel celofán.

(Además: Esta es la prueba reina de nexo de Otto Bula con 'Oficina de Envigado')

La cuenta de cobro

Pero hay una evidencia contundente que liga a ‘Gurú’ con la mafia y con Bula.

Una carta que se encontró en la Toyota 4Runner de Wílmar Alexis Metaute, alias Pichi Calvo, asesinado el 12 junio del 2014.

“Guillermo Arango le debe a Otto Bula, para pagar en feb. 15 /2014, 5.400 millones en propiedades. Le dará garantías hipotecarias”, dice el papel.

‘Pichi Calvo’ estuvo en el secuestro de Sebastián López, dueño del lote de Meritage. En ese expediente también figura Héctor Restrepo Santamaría, alias Perraloca, un viejo narco que, como lo reveló EL TIEMPO, fue deportado hace dos semanas, tras pagar 5 años de cárcel en Estados Unidos por lavado. Apenas tocó suelo colombiano, la Dijín y el FBI lo recapturaron.

“Me enteré de que después del primer bandido, el comprador de mi predio había sido Héctor Restrepo (...). Por información del señor Guillermo Arango, alias ‘Gurú’, me conseguí una cita con ese señor en Miami. Entre el 4 y el 7 de diciembre del 2011 me reuní con ‘Perraloca’, y me dijo que me lo habían quitado por un negocio de narcotráfico de mi hijo Sebastián”, dice López en su tutela.

¿Por qué Gurú aparece en ese negocio con Bula? ¿Por qué un narcotraficante asesinado tenía la cuenta de cobro a Bula? ¿Las modelos sabían del negocio?

Esas son tres de las preguntas que el empresario Guillermo Arango le deberá responder a la Fiscalía.

Por ahora, el rastro más fresco que hay sobre su paradero es que estuvo en Bogotá en noviembre. Así lo señala una multa de tránsito que se le puso en la calle 63F con carrera 28, cuando rodaba en su camioneta Hyundai Santa Fe GL, de 120 millones de pesos.

EL TIEMPO lo buscó, pero no fue posible localizarlo. En todo caso, ‘Perraloca’ y Otto Bula serán interrogados a fondo sobre el tema.

El enredo de Iván López

Desde el 2015, Iván López Vanegas reclama el lote Santa María de Las Palmas, avaluado en 50.000 millones de pesos y embargado por la Fiscalía. López lo adquirió en 1994 y dice que en el 2004, capos de la ‘oficina’ aprovecharon que él estaba preso injustamente en Estados Unidos por narcotráfico y obligaron a su hijo a traspasar el lote.

A López lo vincularon con una red mafiosa en la que estaba el príncipe saudí Nayef al Shallan, que llevó 2 toneladas de cocaína a Francia. Tras apelar la condena y argumentar que el delito se había cometido en el exterior, López quedó libre. Y aprovechó que los involucrados en el despojo de su lote –‘Pichi’, ‘Morro’, ‘Mandy’, ‘Perraloca’ y ‘Rogelio’– están muertos o detenidos, para venir a recuperarlo.

Ahora tiene a un reputado grupo de abogados recogiendo evidencia sobre las irregularidades en la venta del predio y las amenazas en su contra. EL TIEMPO encontró el proceso contra Iván López, y en este una corte federal concluyó que “los hechos en su contra eran inobjetables”. Pero la acusación se anuló porque el delito se cometió extraterritorialmente.

Unidad investigativau.investigativa@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA