Atracos, el lado oscuro del éxodo de los venezolanos

Atracos, el lado oscuro del éxodo de los venezolanos

Según el Inpec, hay 288 venezolanos presos señalados por delitos como porte ilegal de armas y hurto.

Hacinamiento en cárceles

Del total de los internos, 139 han sido condenados. Mientras que 123 están a la espera de resolver su situación jurídica.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

30 de marzo 2017 , 01:56 a.m.

La denuncia de Carmen Díaz, donde señalaba que un ladrón -con acento venezolano- la despojó de sus pertenencias, es solo una de las tantas que se escuchan en Cúcuta. Estos hechos han generado una carga negativa frente a la llegada de los venezolanos a diferentes regiones del país.

Sin embargo, el general Gustavo Moreno, comandante de la Policía Región 5, en Norte de Santander, Arauca, Santander, Magdalena Medio y las metropolitanas de Cúcuta y Bucaramanga, dice que “esta es una problemática con fondo humano y social sensible”, refiriéndose a la situación de los cerca de 40.000 venezolanos que a la semana cruzan la frontera por el puente internacional Simón Bolívar.

“Cuando uno los escucha, la visión cambia. Vienen con hambre, vienen a buscar qué llevar a sus hijos, es muy doloroso”, dice el alto oficial.

Según el Inpec, hay 288 venezolanos presos señalados por diferentes delitos: 75 están tras las rejas por porte de armas de fuego; 73, estupefacientes; 60, hurto y 32 por homicidio. Del total de los internos, 139 han sido condenados. Mientras que 123 están a la espera de resolver su situación jurídica. Cifras señalan que 276 son hombres y 12 son mujeres.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, le dijo a EL TIEMPO que “si bien durante el tiempo de cierre total de la frontera la tasa de delitos por parte de ciudadanos venezolanos era baja, una vez se dio la apertura fronteriza, se incrementaron. En el 2016 fueron capturados en actividades delictivas 316 ciudadanos venezolanos, con un incremento del 40 por ciento respecto del 2015 (226)”. Los departamentos con más capturas son Norte de Santander (56), Cundinamarca (21), Atlántico (13), La Guajira (9) y Bolívar (7).

Frente a la presencia de venezolanas dedicadas a la prostitución en el país, el funcionario sostuvo que estarían en la región de frontera y área metropolitana de Cúcuta más de 2.000 mujeres dedicadas al trabajo sexual.

“Mi premisa sobre la seguridad fronteriza es prudencia con las informaciones, contundencia con el delito y preparación para un posible riesgo humanitario”, dijo Villegas Echeverry.

Por su ubicación, Cúcuta es la ciudad que más venezolanos ha recibido en los últimos años junto con Arauca. Wilfredo Cañizares, director de la fundación Progresar, sostiene que el foco de la delincuencia está en “Puerto Santander (Norte de Santander), que se podría considerar como la base de operaciones de la delincuencia que azota a Cúcuta”.

Fuentes de la Policía señalaron que ante las necesidades económicas que enfrentan muchos de los que llegan de Venezuela, están siendo instrumentalizados por redes criminales en Colombia.

Investigadores señalaron que han detectado a venezolanos que luego de ingresar a Colombia para trabajar irregularmente han terminado en la zona minera del departamento de Boyacá, o se han trasladado a regiones como Tumaco (Nariño) y Catatumbo (Norte de Santander) para recoger la hoja de coca o vincularse al negocio del narcotráfico.

En las carreteras de Norte de Santander al día se están detectando grupos de hasta 20 personas que intentan llegar al centro del país. Y ya hay redes que ofrecen el servicio de transporte en carros particulares y que les cobran alrededor de cien mil pesos por persona para movilizarlos.

El comandante de la Policía de Cúcuta, Yecid Arango, dice que esta percepción de seguridad se agrava aún más con la injerencia de Los Rastrojos, el Clan del Golfo y bandas delincuenciales que utilizan a los extranjeros. La Procuraduría Regional señaló que en enero del 2016 se dieron 12 capturas de ciudadanos del vecino país, mientras que en el mismo periodo del 2017 se dieron 56.

Según la Personería de Cúcuta, el hacinamiento en las estaciones de Policía por cuenta de los venezolanos detenidos es crítica. La cárcel de Cúcuta registra un hacinamiento del 151 por ciento.

El defensor del Pueblo de Norte de Santander, Jorge Villamizar, aseguró que la falta de una infraestructura binacional ha impedido instaurar un control de las 50.000 personas que ingresan diariamente al territorio colombiano por la frontera.

REDACCIÓN JUSTICIA Y NACIÓN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA