Se abre capítulo de plata de Odebrecht en campañas presidenciales

Se abre capítulo de plata de Odebrecht en campañas presidenciales

Fiscalía interrogará a Santiago Rojas, Roberto Prieto (por Santos) y David Zuluaga (por Óscar Iván).

Odebrecht

La Fiscalía considera que el caso no ha prescrito, al menos en el campo penal.

Foto:

EL TIEMPO

22 de marzo 2017 , 01:20 a.m.

Con tres posibles delitos como sustento de la investigación –falsedad en documento público, fraude procesal y hasta enriquecimiento ilícito–, la Fiscalía decidió llamar a interrogatorio a Santiago Rojas, Roberto Prieto y David Zuluaga.

Los tres fueron, en su orden, gerentes de las campañas presidenciales Santos 2010, Santos 2014 y Óscar Iván Zuluaga 2014, y tendrán que responder por la plata que Odebrecht metió por debajo de la mesa en esas empresas políticas.

Dos semanas después de haber remitido al Consejo Nacional Electoral (CNE) la información recabada en las investigaciones sobre el escándalo para que se investigue la eventual violación de normas electorales como la prohibición de recibir aportes de empresas extranjeras y la violación de los topes electorales, la Fiscalía considera que hay indicios suficientes para una investigación penal.

(Además: El poder y los 30 contratos del hombre que salpicó la campaña Santos)

Santiago Rojas, actual director de la Dian y quien fue gerente de la campaña Santos 2010, deberá responder a la Fiscalía cuál fue su papel frente a los 400.000 dólares que pagó Odebrecht a la filial de una impresora colombiana en Panamá para la elaboración de 2,5 millones de afiches.

La semana pasada, ese hecho y la omisión del reporte al CNE fue reconocido por Roberto Prieto, que fue uno de los directivos de la campaña. Rojas ha negado conocer del asunto, que también salpica a tres miembros del Comité Financiero que se reunieron con un directivo de Odebrecht en el 2010.

(Lea también: Roberto Prieto tiene filial de Marketmedios y valiosa casa en EE. UU.)

La Fiscalía considera que el caso no ha prescrito, al menos en el campo penal, pues la máxima pena por mentir en documentos entregados a una autoridad es de 8 años y los hechos denunciados datan del 2010.

Esa pena, que es la que marca la ‘muerte’ de un proceso no iniciado, tiene además posibles agravantes, como inducir a un funcionario público a error y, además, que de ese error haya derivado el giro de millonarios recursos del Estado por reposición de votos. Ese es el sustento teórico del posible cargo por enriquecimiento ilícito.

Caso Zuluaga

Además de Rojas y Prieto, la Fiscalía evalúa llamar a interrogatorio a otras de las cabezas de la campaña del 2010, que en ese momento estaba apoyada por el uribismo.

Pero los fiscales no solo preguntarán por los 400.000 dólares de Odebrecht, sino por otras platas que habrían entrado por fuera de las cuentas, como los 150.000 dólares que habrían girado desde Interbolsa.

(Le puede interesar: ¿Hay ambiente en el CNE para abrir investigación formal a campañas?)

En el caso de Prieto –quien ha sido cuestionado por supuestas gestiones como privado en favor de Odebrecht y a quien Otto Bula, detenido por el escándalo de los sobornos, señala de haber recibido 1 millón de dólares de la firma brasileña–, también deberá explicarle a la Fiscalía sus actuaciones en la campaña del 2014.

En concreto, se indagará por el contrato de 1 millón de dólares entre Odebrecht y la firma Paddington, filial de Sancho BBDO en el 2014, que supuestamente terminó beneficiando a la campaña de la reelección. Prieto asegura que esto nunca ocurrió.

Los fiscales también interrogarán a David Zuluaga, hijo de Óscar Iván Zuluaga, candidato presidencial del uribismo del 2014, por el lío de los 1,6 millones de dólares que Odebrecht pagó de los honorarios del estratega ‘Duda’ Mendonça.

Además de Rojas y Prieto, la Fiscalía evalúa llamar a interrogatorio a otras de las cabezas de la campaña del 2010, que en ese momento estaba apoyada por el uribismo

Ese pago, que los Zuluaga niegan haber conocido, se realizó después de un viaje que el candidato, su gerente y dos de sus directivos hicieron a São Paulo en el 2014 y que fue organizado por Odebrecht. Allí se reunieron con ‘Duda’ y este terminó trabajando para la campaña del exdirector del Centro Democrático.

En las cuentas entregadas al CNE no aparece ese pago, aunque sí uno cercano a los 1,5 millones de dólares en favor de ‘Duda’.

David Zuluaga tiene en la Fiscalía un proceso pendiente por el caso del hacker Andrés Sepúlveda. En su momento, la Fiscalía remitió copias del proceso al CNE porque encontró que los honorarios de Sepúlveda, por casi 300 millones de pesos por supuestos servicios de asesoría y seguridad informática, nunca fueron reportados en las cuentas de la campaña del candidato del uribismo.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA