Zonas de Eln y de bandas, donde más creció la coca en 2016

Zonas de Eln y de bandas, donde más creció la coca en 2016

Catatumbo, Antioquia y Bolívar reportan aumento del 142 %, frente a un 52 % de promedio nacional.

Erradicación  manual  de  cultivos  de  coca

Más de 2.000 hombres de la Fuerza Pública adelantan la erradicación forzada de matas de coca en Tumaco.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

16 de julio 2017 , 12:00 a.m.

En el norte de Antioquia, donde el ‘clan Úsuga’ mantiene el control sobre el narcotráfico y la minería ilegal; el Catatumbo, donde ‘los Pelusos’ y el Eln se disputan el control de zonas de las que salieron las Farc, y en el sur de Bolívar, donde esa guerrilla (Eln) viene recuperando su antigua influencia, los cultivos de coca crecieron más que en el resto del país.

Esa es una de las revelaciones más preocupantes del informe anual del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de Naciones Unidas. Según este, los cultivos en Colombia pasaron de 96.000 hectáreas en el 2015 a 146.000 el año pasado, en un crecimiento del 52 por ciento.

Como viene pasando hace más de una década, la mayor concentración de coca está en la zona del Pacífico, especialmente en Nariño, que pasó de 29.725 hectáreas a 42.627, es decir, un 43 por ciento más. Tumaco sigue siendo el municipio más afectado del país, con 23.148 hectáreas, un 16 por ciento más que en el 2015.

El campanazo se da porque en la que el Simci denomina ‘región central’, que es la que podría considerarse de menor influencia de las Farc, el aumento de los cultivos alcanzó el 142 por ciento en promedio: esto es, 90 por ciento más que la media nacional. La ONU dice que “el incremento de la coca” se está dando en “donde no había un control hegemónico” de las Farc.

Así, Antioquia pasó de 2.402 hectáreas a 8.855 en el último año, lo que equivale a un incremento del 269 por ciento. Los municipios más afectados son Tarazá, Valdivia y Cáceres, donde se concentra el 63 por ciento de la coca del departamento. Allí, ‘los Úsuga’ tienen presencia a través de pequeños grupos dedicados a la extorsión y a regular la minería y las siembras ilegales.

En Bolívar, los narcocultivos aumentaron en un 292 por ciento, al pasar de 1.044 a 4.094 hectáreas. Esa es una región en la que el frente de guerra ‘Héroes y Mártires de Santa Rosa’ ha venido copando zonas del frente 37 de las Farc tras su concentración para la desmovilización y el desarme.

Pero es en el Catatumbo donde la coca está disparada. Allá las siembras pasaron de 11.560 a 24.587 hectáreas. Tibú, fuertemente afectado por la violencia de ‘los Pelusos’ (lo que queda de la banda de ‘Megateo’, el enemigo público número 1 que murió en un bombardeo en el 2015), es el segundo municipio con más coca en Colombia: allá hay hoy 12.787 hectáreas sembradas, un 64 por ciento más que el año pasado.

Estos datos, de acuerdo con fuentes que manejan el tema de seguridad, muestran que los actores armados que quedan en el escenario nacional le están apostando a la misma estrategia de apalancarse en las siembras de coca que las Farc usaron por décadas para potenciar su máquina de guerra. Impedir ese plan será clave para garantizar el éxito del posconflicto.

A pesar de que el informe de Simci ratifica que hay más coca, también muestra que hay menos regiones afectadas. Así, en solo tres departamentos, Nariño, Putumayo y Norte de Santander, hay 92.620 hectáreas, el 63 por ciento del total.

La capacidad de producción de cocaína se tasó en 866 toneladas métricas, 220 más que en el 2015 y la cifra más alta desde que se realizan las mediciones. El informe calcula en un 81 por ciento la pureza de esa producción. De cada hectárea, por cosecha, los narcos están sacando 6,9 kilos de cocaína, y hay 4 cosechas por año.

Si bien es cierto que Colombia es el mayor productor de cocaína, Naciones Unidas resalta que también es el país con mayores incautaciones del alcaloide. En el 2016, los narcos perdieron 376 toneladas de cocaína y este año ya van 200 toneladas. El grupo ilegal más golpeado por la Fuerza Pública con esos decomisos es el ‘clan Úsuga’.

Biodiversidad, en riesgo

El informe de Naciones Unidas muestra que las áreas protegidas –parques nacionales, resguardos indígenas y territorios de comunidades negras– están fuertemente afectadas por las siembras de coca. En esas áreas está el 16 por ciento de toda la coca del país.

El 5 por ciento del total de la hoja está en parques nacionales. Pero entre 2015 y 2016 esas siembras crecieron un 27 por ciento, con la consiguiente afectación de la biodiversidad. Los parques más afectados son el de la sierra de La Macarena, con 2.386 hectáreas; el Nukak, con 1.765 hectáreas, y el de Paramillo, con 1.302.

En los resguardos indígenas, especialmente del Cauca, las narcosiembras crecieron un 32 por ciento. En ese departamento, en general, la coca creció un 45 por ciento, al pasar de 8.660 a 12.595 hectáreas.

En territorios de comunidades negras, el crecimiento de los cultivos fue del 45 por ciento, de 16.030 hectáreas en el 2015 a 23.164 en el 2016. Alto Mira y Frontera, en Nariño, son los puntos donde se registran mayores cultivos ilegales.

En cuanto a precios, el estudio revela que en el 2016 se redujeron los precios de la hoja, la base y la pasta de coca, pero la cocaína se mantuvo al alza.

La base de coca pasó de de $ 2’681.700 en el 2015 a $ 2’485.900 en el 2016. Pero el kilo de coca subió un 5 por ciento, cotizándose en $ 4’984.600. En las calles de Nueva York, ese mismo kilo alcanza los 35.000 dólares, y los narcos han potenciado sus ganancias por la devaluación creciente.

La marihuana, otro frente por atacar en el posconflicto

“Como Policía Nacional reconocemos el momento histórico difícil que se vive frente a los cultivos ilícitos y para ello estamos trabajando”, aseguró el general José Ángel Mendoza, director de Antinarcóticos, sobre los resultados del 2016.

Reiteró que la meta de erradicación forzada es de 50.000 hectáreas para este año. Ya son 21.000 las hectáreas intervenidas por la Fuerza Pública, con una estrategia que evita la resiembra.

La Policía tiene un sistema de Información y Monitoreo Antinarcóticos que busca tener datos en tiempo real sobre lo que está pasando en los territorios, no solo frente a los cultivos, sino sobre la eficacia de las estrategias contra la coca. Esta medición no reemplaza la que realiza Naciones Unidas cada año.

El general destacó que por primera vez en la historia, por el proceso de paz, las Farc están por fuera del narcotráfico, “y es mucho más fácil, por supuesto, atacar dos frentes que tres”, en referencia a las bandas criminales y al Eln. Por su lado, el vicepresidente de la República, general (r) Óscar Naranjo, señaló que acabar con las narcosiembras es solo una parte de la tarea. “Llegó la hora de hacer balanza (...). Atacar de manera prioritaria el tema del consumo interno de drogas, que está destruyendo familias y está destruyendo vidas”, dijo Naranjo.

Ese punto también fue destacado por el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, quien recordó que un 12,17 por ciento de la población colombiana, según los estudios, ha consumido sustancias ilícitas. Gil dijo que el consumo de marihuana en la población universitaria va en aumento: “La prevalencia del uso más alto de drogas está en la ciudad de Medellín y su área metropolitana y en el Eje Cafetero, donde vemos cómo los niños están empezando a consumir sustancias ilícitas a muy corta edad”.

95 hectáreas sembradas con matas de marihuana fueron detectadas a través de sobrevuelos en el 2016.

La Policía señala que 69 hectáreas se ubicaron en Cauca y 11 en Magdalena. La erradicación de estos cultivos, especialmente en Cauca, que otrora estuvieron bajo el control del sexto frente de las Farc, es una prioridad por los índices de violencia que genera la disputa de las dos disidencias de las Farc por su control.

Las razones por las que se incrementaron los narcosembrados

Como explicación del aumento por cuarto año consecutivo de los cultivos de coca y la producción de cocaína en el país, Simci estableció varios posibles factores.
El primero es económico. Los cultivadores están recibiendo por cada kilo de la hoja 2.900 pesos, mientras que en el 2013 les pagaban 2.000. La explicación está amarrada al precio del dólar: los narcos están ganando casi el doble por kilo del alcaloide puesto en el exterior.

Según el informe, también está jugando la percepción, ante el fin de la fumigación aérea, “de que no hay riesgo en esta actividad”. Desde octubre del 2015 se dejó de utilizar la aspersión aérea con glifosato, por mandato de la Corte Constitucional y como efecto colateral del proceso con las Farc.

También incide el hecho de que muchas comunidades han descubierto que los llamados ‘bloqueos sociales’, que son en realidad asonadas en contra de la erradicación manual llevada a cabo por la Fuerza Pública, funcionan, pues esos operativos suelen suspenderse para evitar una confrontación con la población.

La coca creció el año pasado en zonas con fuerte influencia de las Farc, como Putumayo, Caquetá, el Meta, Cauca y, por supuesto, Nariño. El informe señala que en esto juega el hecho de que esa guerrilla promovió en comunidades de sus zonas de influencia la idea de que teniendo coca podrían obtener beneficios del Gobierno, a la hora de implementar los planes de sustitución voluntaria.

La ONU advierte que el uso en el discurso oficial de términos como “cultivos de uso ilícito” en lugar de “cultivos ilícitos” fueron interpretadas por algunas comunidades como una bandera verde para cultivar coca, ya que lo ilegal era el uso y no el cultivo.

JUSTICIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA