La violencia interpersonal es la razón de 6 de cada 10 homicidios

La violencia interpersonal es la razón de 6 de cada 10 homicidios

La intolerancia sigue disparando los asesinatos y casos de lesiones. Cifra, la más baja en décadas.

Medicina Legal confirmó 270.967 casos de lesiones personales en el 2016

En total, por diversas causas, en el 2016, Medicina Legal practicó exámenes por lesiones personales en 123.298 casos.

Foto:

Óscar Berrocal / EL TIEMPO

12 de julio 2017 , 05:04 p.m.

Casi 81.500 personas que el año pasado llegaron al Instituto de Medicina Legal como víctimas de lesiones personales recibieron esas heridas en medio de riñas.

La mayoría de afectados por este tipo de violencia son hombres (49.770), pero el número de mujeres va en aumento: el año pasado fueron 31.723 agredidas en peleas.

Y en el 2017, según Medicina Legal, los asesinatos por violencia interpersonal pasaron de 44,49 por ciento a 67,85, en el caso de los hombres, y de 24,71 por ciento a 40,37 en el de las mujeres. Como por cada dos mujeres asesinadas mueren ocho hombres, el promedio general de muertes por riñas supera el 60 por ciento.

Esos indicadores muestran el enorme peso de la intolerancia en la seguridad y la convivencia. Aunque los indicadores, especialmente de homicidios, siguen bajando, los casos de heridos y asesinados por motivos superfluos siguen siendo un flagelo en el país.

“Las cifras de violencia por intolerancia reflejan la gran descomposición social en la que hemos caído los colombianos: es esa violencia interpersonal, especialmente las riñas, la que origina muchas muertes violentas”, dijo el martes el doctor Carlos Eduardo Valdés, director del Instituto de Medicina Legal, al presentar el estudio Forensis 2016.

En el 2016, 128 mujeres fueron asesinadas por compañeros sentimentales o exparejas, y otras 32 por algún familiar

Ese estudio, que es la radiografía más completa sobre los casos de muertes y lesiones en el país, indica también que buen número de asesinatos se producen en sitios de esparcimiento, como eventos culturales, de entretenimiento o deportivos.

Forensis plantea que es necesario profundizar el análisis del nexo entre la violencia y “el consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas en conciertos, fiestas en clubes o comunitarias y enfrentamientos entre barras futboleras”, entre otros eventos.

Las historias absurdas de muertes que habrían podido evitarse abundan. En abril de este año, en una calle del barrio Meléndez de Cali, dos hombres se enfrentaron a cuchillo porque no habían logrado ponerse de acuerdo sobre quién pagaría una empanada de $ 500 tirada al piso por accidente. Hermes Valencia, de 36 años, sufrió varias heridas que provocaron su deceso antes de ser llevado a un hospital. El responsable del crimen fue un joven de 23 años, además vecino de la víctima.

Y, en Bogotá el pasado 20 de junio, en el barrio Naranjos (localidad de Bosa), John Alejandro Delgado, quien llevaba puesta una camiseta de Millonarios, fue atacado mortalmente por un grupo de hinchas de Nacional.

El año pasado, según Forensis, hubo en Colombia 11.532 asesinatos. En la mayoría de los 6.311 casos en los que se logró información sobre las circunstancias de los hechos, la violencia interpersonal aparece como causa del crimen.

Las estadísticas arrojan otro dato alarmante: la segunda causa de asesinato, en el caso de las mujeres, es la violencia intrafamiliar. En el 2016, 128 mujeres fueron asesinadas por compañeros sentimentales o exparejas, y otras 32 por algún familiar.
Para hombres y mujeres, según Forensis, la violencia económica –es decir, los atracos– explica uno de cada diez asesinatos en los que hay pistas sobre los responsables.

En todo caso, en la mayor parte de los homicidios no se logra identificar al agresor, al punto de que entre el 2008 y el 2015 se archivaron, por falta de información, los procesos por casi 80.000 asesinatos.

Violencia en casa

En total, por diversas causas, en el 2016, Medicina Legal practicó exámenes por lesiones personales en 123.298 casos, siendo los hombres los más afectados. Cada día del año pasado fueron atendidos por riñas 324 lesionados.

Otro indicador alarmante es el de la violencia intrafamiliar (sin incluir la violencia entre pareja). El año pasado se registraron, de acuerdo con estadísticas oficiales, 26.473 eventos que fueron puestos en conocimiento de las autoridades y dieron lugar a exámenes en Medicina Legal. Casi cuatro de cada diez víctimas tenían menos de 18 años: la mayoría, niños y niñas de entre 10 y 14 años, siendo los padres los principales agresores.

En al menos seis de cada diez casos de violencia en casa, las víctimas tenían más de 80 años. El año pasado se conocieron 1.653 casos de lesiones contra adultos mayores: en 669 casos, el agresor fue un hijo y en 175, un nieto de la víctima.

En cuanto a violencia de pareja, Forensis revela que se atendieron 50.707 casos el año pasado, casi 3.500 más que en 2015. En 86 de cada 100 casos, la víctima fue una mujer; de ellas, las más afectadas (44 %), las de edades entre 20 y 30 años. Según las estadísticas, el 45 % de las mujeres agredidas tenían una relación con el agresor en el momento del ataque, mientras que 3 de cada 10 casos fueron cometidos por exparejas.

El machismo (47,29 por ciento), los celos (35,85) y el consumo de alcohol y drogas (15,51) fueron señalados por las mujeres como los factores desencadenantes de la agresión.

La mayoría de los casos se denunciaron en Bogotá (12.888) y Antioquia (5.101 casos). Por tasa (número de casos por cada 100.000 habitantes), el municipio más afectado por este tipo de violencia es Barranca de Upía, en el Meta, con 654,66. Más de tres veces la tasa nacional, que está en 213,48 por cada cien mil habitantes.

‘Medicina Legal necesita más recursos’

El director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Eduardo Valdés, le hizo un llamado al Gobierno para que no deje de mirar hacia la entidad que, según él, será clave en el posconflicto, sobre todo para que se conozca la verdad.

“Quiero dirigirme al señor ministro de Hacienda y al señor director de Planeación para que atiendan las necesidades del instituto, que es la fuente de conocimiento de la violencia que ha sufrido el país. Si Colombia espera superar muchas de las situaciones de violencia, lo primero que tiene que hacer es fortalecer al Instituto Nacional de Medicina Legal”, dijo Valdés.

El director de Medicina Legal aseguró que en los últimos años, “los recursos se han disminuido” a pesar del peso que el trabajo científico del Instituto tiene en los procesos judiciales y de conocimiento de la realidad social del país.

Sobre la misma situación, la Contraloría se había pronunciado en sus comentarios al presupuesto general de la Nación 2016: “Respecto al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses no se evidencian variaciones presupuestales significativas; no obstante, es una entidad clave en el proceso de investigaciones judiciales”.

Según las proyecciones de la entidad, su planta científica debería aumentar en al menos 300 funcionarios para cumplir con la misión de búsqueda de desaparecidos y de identificación de los restos encontrados en fosas.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA