Los rostros más duros del suicidio en Colombia

Los rostros más duros del suicidio en Colombia

En el país se quitan la vida 5 personas al día. Jóvenes y adultos mayores, población con más casos.

fg

El 48,74 por ciento de los suicidios ocurrió en edades entre los 15 y 34 años; de esos, la mayoría estaba en el rango de edad de 20 a 24 años, con 302 casos.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

11 de septiembre 2016 , 02:49 a.m.

Durante el 2015, el suicidio fue la cuarta causa de muerte violenta en el país: 2.068 personas decidieron quitarse la vida, un 10 por ciento más que el año anterior.

La cifra podría ser incluso más alta, ya que aún hay 2.565 muertes violentas indeterminadas y algunas podrían considerarse suicidio luego de la investigación criminalística y jurídica, según el informe Forensis 2015 del Instituto Nacional de Medicina Legal.

Los jóvenes tuvieron el mayor número de casos. El 48,74 por ciento de los suicidios ocurrió en edades entre los 15 y 34 años; de esos, la mayoría estaba en el rango de edad de 20 a 24 años, con 302 casos.

También llama la atención que el número de suicidios de adolescentes entre los 10 y los 14 años creció significativamente al pasar de 57 en el 2014, a 70 en 2015.

Al respecto, el doctor en salud pública y especialista en epidemiología, Jorge González Ortiz, dice que los suicidios en esta edad suelen estar relacionados con problemas de autoestima, ya que en esas edades está en construcción. El ‘bullying’, la falta de aceptación de la condición sexual y no tener una orientación psicológica adecuada para enfrentar las crisis son algunas de las causas principales, agregó González.

Otra cifra que resalta en el informe Forensis es la tasa de suicidios por cada 100.000 habitantes en hombres mayores de 80 años, que se ubicó en 18,31. Según el informe, esto significa un 258,8 por ciento más que el promedio de la tasa nacional.

En ese grupo poblacional, los principales motivadores para tomar esta decisión tienen que ver con las enfermedades, físicas o mentales, y el abandono al que culturalmente se somete a los hombres mayores.

En nuestra cultura, la abuela es muy importante, es la que cuida a los nietos, pero el abuelo no tiene esa función: pasa de ser el que manda en la casa a ser alguien que ya no tiene tanta importancia”, explicó el especialista.

Sobre el tema, Carlos Valdés, director del Instituto Nacional de Medicina Legal, expresó la preocupación que existe por la alta vulnerabilidad de niños y ancianos ante este fenómeno: “Esto diagnostica la salud mental de nuestros ancianos y niños como muy mala”.

Conectar y proteger

La Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (Iasp) eligió la consigna ‘Conectar, comunicar, cuidar’ para la conmemoración, el 10 de septiembre, del Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Con ella invita a los Estados a que realicen actividades encaminadas a prevenir e intervenir en esta problemática.

La Iasp recomienda el fomento de la interrelación entre aquellos que han perdido a alguien por suicidio o que han tenido un intento suicida y brindarles todo el apoyo necesario.

Por otro lado, es vital que el suicidio no sea estigmatizado y sea tratado como cualquier otro problema de salud pública.

En tercer lugar, la entidad resalta la importancia de que los Gobiernos hagan de la prevención una prioridad y que las personas cuiden su salud mental y estén atentas a los problemas de sus allegados.

En Colombia, el Ministerio de Salud reconoce el suicidio como un problema de salud pública y en sus acciones encaminadas al fomento de la salud mental, lo incluyó en su Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021 como uno de los asuntos de prioritaria vigilancia. Igualmente, ha aumentado progresivamente los contenidos sobre salud mental a los que tienen derecho los afiliados al Sistema General de Seguridad Social en Salud en Colombia.

Para la prevención, el fenómeno debe ser atendido multilateralmente. “La estrategia de intervención frente a una problemática de alta complejidad tiene que ser también compleja”, dice González.

El epidemiólogo expresa que también es necesario investigar continuamente el tema e implementar un entrenamiento en resolución de problemas para que los niños aprendan a lidiar con los conflictos en todas las áreas de su vida.

Ante esto, Carlos Valdés concluye que “la estrategia de prevención es de todos; debe tomarse el suicidio como lo que es, un problema de salud pública que debe ser abordado desde el sector salud, educación, vivienda, recreación y justicia, entre otros”.

Colombia sigue lejos del promedio mundial

Cada día en el mundo casi 3.000 personas ponen fin a su vida y en el 2012 hubo aproximadamente 800.000 suicidios a nivel mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Globalmente, la tasa promedio de suicidios es de 11,8 y la de América, de 8,9; aunque Colombia sigue lejos de alcanzarla, con una tasa de 5,22, expertos aseguran que es preocupante su constante crecimiento. Desde el año 2002 no se registraba una cifra de más de 2.000 suicidios al año en el país.

MARÍA ISABEL ORTIZ F.
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA