Inédito: Corte Suprema pide renuncia de uno de sus magistrados

Inédito: Corte Suprema pide renuncia de uno de sus magistrados

Por escándalo de corrupción que lo salpica, Sala Plena pidió a Gustavo Malo dar un paso al costado.

Sala penal de Corte Suprema pide que Gustavo Malo Fernández renuncieSala penal de Corte Suprema pide que Gustavo Malo Fernández renuncie
magistrado Gustavo Malo
13 de septiembre 2017 , 08:37 a.m.

Este martes, durante dos horas, el magistrado Gustavo Malo Fernández, de la Sala Penal de la Corte Suprema, escuchó de boca de sus colegas un mensaje que el pleno de ese tribunal nunca le había dado a uno de sus miembros: le pidieron que renunciara para que el escándalo que lo vincula a la supuesta venta de expedientes no siga afectando la imagen de la más alta instancia de la justicia ordinaria.

Como lo reveló el martes EL TIEMPO.COM, hubo dos factores que precipitaron la inédita solicitud. El primero, la vinculación formal de Yara Malo Benítez, hija del magistrado, a un proceso de cobro de parte del sueldo de personas que habrían sido nombradas por palanca en la Fiscalía. Por ese caso, revelado por EL TIEMPO, la joven será imputada bajo cargos de extorsión agravada.

Un segundo hecho fue la versión del exmagistrado auxiliar José Reyes, quien trabajó con Malo, ahora está en Guatemala y aseguró que fue despedido por su jefe porque era “una piedra en el zapato” en el caso de Besaile. El polémico congresista confesó haber pagado 2.000 millones de pesos (de una petición inicial de 6.000) al exfiscal Gustavo Moreno para que se frenara esa detención.

La versión del magistrado auxiliar refuerza la de Besaile. Por eso, los otros magistrados, además de pedirle a Malo Fernández que diera un paso al costado, enviaron copias compulsadas para que la Comisión de Acusación de la Cámara inicie un proceso penal en su contra.

Malo pidió tiempo hasta el martes a las 5 de la tarde para tomar una decisión, pero en el transcurso del día notificó a la Corte de una afectación en la salud de su esposa. Por eso, el plazo para definir si se queda o se va (le quedan más de dos años en la Sala Penal) se postergó para la mañana de este miércoles.

La Corte considera que la continuidad del magistrado en su cargo podría afectar el curso de las investigaciones en su contra.

La sala de tres magistrados que ahora investiga a Besaile por el soborno considera que hay elementos que podrían implicar la responsabilidad del actual magistrado, en cuyo despacho había estado el caso desde el 2014, año en el que ocurrió el primer acercamiento de Gustavo Moreno con su defensa.

Malo tenía además el caso del exsenador Julio Manzur, quien también fue abordado por Moreno, se negó a utilizar sus servicios y terminó con una orden de captura que lo tuvo preso por dos años y medio.

La sala de tres magistrados que ahora investiga a Besaile por el soborno considera que hay elementos que podrían implicar la responsabilidad del actual magistrado

En el que constituye el peor escándalo de la justicia en décadas –el único antecedente es el del exmagistrado Jorge Pretelt Chaljub en la Corte Constitucional, quien espera juicio en la misma Corte Suprema–, también empezarán a investigarse nombramientos de recomendados de altos magistrados en diversas instancias de la Rama.

En el caso que compromete a la hija de Gustavo Malo, la denuncia clave es de una fiscal que había sido su compañera de colegio y llegó a la institución en uno de los nombramientos realizados por el exvicefiscal Jorge Perdomo cuando estuvo a cargo de la entidad, hace un año.


El martes, la Fiscalía señaló que “de la información legalmente obtenida” en ese caso se desprende que “Yara Malo habría participado en los nombramientos y exigencias de dinero a otros servidores de la Fiscalía, y que también se habrían efectuado nombramientos en otras entidades”, entre ellas Fonade.

Por su edad (menos de 30 años) y posición laboral, la joven no tenía cómo mover por sí sola esos nombramientos, por lo que la investigación apunta a su padre, el magistrado Malo Fernández. De hecho, la Fiscalía evalúa compulsar copias ante la Comisión de Acusación por este caso en particular.

Aunque la presión y los señalamientos en su contra van en aumento, aún está por verse si Malo da el paso al costado. Incluso, si renunciara, su caso estaría en manos de la Comisión de Acusación, pero seguir como magistrado le garantiza al menos dos años más de blindaje judicial, dada la tradicional inoperancia de ese órgano de control.

El magistrado Malo Fernández es reconocida ficha del expresidente de la Corte Suprema Francisco Ricaurte. Este último, junto con el también expresidente Leonidas Bustos, están ya investigados por el caso del exfiscal Moreno. De hecho, son considerados el poder detrás de su meteórico ascenso profesional de los últimos años.

La Corte confirmó que investigará las actuaciones en los procesos del senador Álvaro Ashton y Hernán Andrade, así como el del exgobernador Luis Alfredo Ramos. En ellos también habría intervenido ilegalmente la red.

Hija de Malo irá ante un juez por extorsión

El próximo 30 de octubre, la Fiscalía imputará cargos a Yara Milena Malo Benítez, hija del magistrado Gustavo Enrique Malo, por extorsión agravada.

Tal como lo reveló EL TIEMPO desde hace tres semanas, el ente acusador indaga la presunta solicitud de dineros a una fiscal adscrita a la seccional Bogotá.

Los hechos se registraron, según la Fiscalía, el año pasado “bajo la amenaza de que, de no acceder a esos pagos, utilizaría sus influencias para que fuese desvinculada de la entidad o trasladada a sitios distantes y con problemas de orden público”.

Malo Benítez habría impulsado el nombramiento de la fiscal y a cambio le exigía el 20 por ciento del sueldo. EL TIEMPO conoció que se trata de la fiscal 167 de la Fe Pública, Angélica María Padilla Guardo, quien había solicitado al jefe de seguridad del edificio Manuel Gaona que impidiera el ingreso de la hija del magistrado. Padilla Guardo aseguró que la mujer venía a “pedirle unos dineros”.

La Fiscalía asegura que tiene pruebas de que Yara Milena Malo habría participado en los “nombramientos y exigencias de dinero de otros servidores de la Fiscalía” y en otras entidades.

EL TIEMPO también denunció que Malo Benítez fue sorprendida con un carné de una investigadora del CTI que trabajó en la Corte y que es esposa de uno de los escoltas del magistrado Malo. Se trata de Katia Helene Espitia Negrete, quien llegó a la Fiscalía en enero del 2015 y fue nombrada técnica de policía judicial. En la audiencia, la Fiscalía revelará evidencia de los ingresos ilegales de Yara Malo a la entidad.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA